10 Ejemplos de
Argumentación

Argumentación

La argumentación es una exposición de información cuya finalidad es demostrar, mediante razonamientos lógicos, la validez de un punto de vista, una opinión o una perspectiva.

Para argumentar, se pueden utilizar comparaciones, citas, hipótesis, explicaciones y cualquier procedimiento de debate y negociación que sea necesario para defender las posturas propias y atacar las contrarias.

Los argumentos, sin embargo, no son lo mismo que las opiniones. Estas últimas nacen de una apreciación personal más o menos informada sobre la materia en debate, mientras que los argumentos se sustentan siempre en un modelo lógico de razonamiento, es decir, proveen sustento y poseen capacidad persuasiva.

Componentes de la argumentación

Una argumentación suele comprender los siguientes elementos:

  • Tesis. Una conclusión principal a favor de la cual (o en contra de la que) se argumenta.
  • Premisas. Un conjunto de informaciones y observaciones previas desde las cuales es posible inferir la tesis.
  • Argumentos. Razonamientos que demuestren cómo la tesis se obtiene de las premisas.
  • Contraargumentos. Razonamientos que o bien ataquen las premisas y los razonamientos contrarios, o protejan los propios de los ataques del contrario. Pueden identificar falacias, fallos argumentativos o proveer de ejemplos y contraejemplos.
  • Conclusiones. Dar por demostrada alguna de las tesis en conflicto, o incluso negociar la elaboración de una nueva tesis en conjunto que sea producto del debate y que satisfaga las premisas de las partes enfrentadas.

Puede servirte: Argumentos de autoridad

Tipos de discursos persuasivos

La teoría de la argumentación identifica tres tipos de discurso persuasivo:

  • Demostración. Llega a la tesis desde las premisas, a través de razonamientos de tipo deductivo, es decir, hablando de hechos y datos objetivos. No establece marcas de sujeto (referencias a la persona que enuncia ni a sus pareceres).
  • Argumentación. Busca convencer al contrario de que acepte la tesis a través de un sistema de causas y consecuencias, aprovechando el contexto común, las condiciones dadas y echando mano a recursos retóricos (preguntas retóricas, falsas concesiones, etc.).
  • Descripción. Es una opción intermedia entre la demostración y la argumentación, ya que consiste en ofrecer información objetiva y puntual de la materia, para encontrar un punto en común entre quienes debaten. A pesar de que busca transmitir objetividad, esa objetividad puede ser cuestionada ya que toda descripción hace énfasis en ciertos aspectos convenientes.

Ejemplos de argumentación

  1. Los anuncios contra el cigarrillo. Actualmente las cajas de cigarrillos contienen mensajes alertando sobre los posibles daños a la salud que su consumo produce, y se acompañan de fotografías explícitas o sugerentes que brindan un impacto visual y emocional a las advertencias médicas. Este conjunto tiene como fin persuadir al consumidor de abandonar el hábito del cigarrillo.
  2. Una campaña electoral. Durante la campaña electoral para cargos públicos como la presidencia del país, por ejemplo, los contrincantes emprenden discursos y debates públicos en los que intentan convencer a la mayoría de la población de sus ideas respecto a la economía, lo social, lo político y ganar así su favor. Para ello deben argumentar su punto de vista y defenderlo de las preguntas de los periodistas y de sus contrincantes.
  3. Un debate escolar. Cuando en la escuela se organiza un debate y se oponen dos grupos de chicos en torno a un tema a discutir, ambos bandos deberán echar mano a la argumentación y a los razonamientos para defender su postura respecto al tema y atacar la del otro, ganando así la mayor cantidad de puntos en el debate.
  4. Una resolución judicial. Los jueces y juzgados tienen el rol de evaluar los argumentos de las partes de un litigio o una disputa y llegar a un acuerdo entre las partes, fallando a favor o en contra del demandado. Para ello, ambas partes contratan abogados cuyo rol será argumentar a favor o en contra y así intentar demostrar la validez de su perspectiva del litigio por encima de la de su contrario.
  5. Un anuncio publicitario. La mayoría de los anuncios publicitarios sustentan su promoción de un producto en promesas y procedimientos de tipo emocional, pero también echan mano a la argumentación en la medida en que nos explican, más o menos convincentemente, por qué deberíamos preferir su producto y no el de la competencia. Razones como precio, calidad y otros argumentos pueden formar parte de ese proceso.
  6. Una discusión matrimonial. Si bien este tipo de conflictos raramente se dirime por la vía del razonamiento lógico y argumentativo, en teoría un marido y su mujer discuten para intentar defender sus sentimientos y razonamientos de la vida en común y poder llegar a un acuerdo con el otro. Este tipo de negociaciones pueden caldearse mucho, claro, pero indudablemente cada uno argumentará como pueda a favor de su postura.
  7. Un regateo. El regateo es la oferta y contraoferta de precios por un producto o bien ofrecido, entre el vendedor y un solicitante puntual. En este caso ambos se entrelazan en un debate respecto al bien en disputa, argumentando por qué deberían pagar más o menos del precio convenido y tratando de persuadir a la otra parte de aceptar sus condiciones del trato.
  8. Una defensa de tesis. En las defensas de tesis en la academia, los estudiantes buscan defender su proyecto de investigación de los ataques argumentales del jurado, que a su vez pretende cuestionar sus métodos o presentar dudas para que el aspirante a profesional argumente y demuestre así sus conocimientos del área.
  9. Un teorema matemático. El teorema de Pitágoras, por ejemplo, propone que en un triángulo rectángulo la suma del cuadrado de los catetos es igual al cuadrado de la hipotenusa. Esta hipótesis se demuestra a través de la resolución aritmética (resolución de un problema) del postulado, en el que no importan los valores escogidos la ley de proporciones siempre se cumplirá.
  10. Una petición de financiación. Un solicitante, dueño de un proyecto comercial, pide al banco la financiación en préstamo de la inversión inicial de su negocio. Para que el banco lo apruebe, deberá argumentar y demostrar que su negocio es una buena idea, que es rentable, que posee los estudios necesarios en el área y que los porcentajes de éxito son altos. Caso contrario no le prestarán el dinero.



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Argumentación". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-argumentacion/