10 Ejemplos de
Argumentación

La argumentación es una exposición de información cuya finalidad es demostrar, mediante razonamientos lógicos, la validez de un punto de vista, una opinión o una perspectiva, y al mismo tiempo persuadir a los interlocutores o llamarlos a la acción.

Los argumentos no son lo mismo que las opiniones. Las opiniones nacen de una apreciación personal sobre la materia en debate, mientras que los argumentos se sustentan siempre en un modelo lógico de razonamiento, es decir, tienen un sustento y poseen capacidad persuasiva.

Recursos argumentativos

Algunos recursos que pueden utilizarse en una argumentación son:

  • Citas textuales. Se citan palabras de otra persona para reforzar el argumento propio, ya sea por similitud o contraste. Por ejemplo: En este trabajo, entendemos el concepto de “paradigma” en los mismos términos que Leonard (2011), como un “conjunto dominante de supuestos, valores e ideas que constituyen el modo en que una sociedad ve la realidad” (p. 32).
  • Argumentos de autoridad. Se menciona a un especialista o una autoridad en el tema en cuestión para validar la postura del emisor. Por ejemplo: Tal como sostiene el presidente de la Asociación de Pediatría, el Dr. José Gutiérrez, ser empático, cariñoso y dedicado con los pacientes es una parte fundamental del trabajo diario.
  • Paráfrasis y reformulaciones. Se toma un pensamiento, concepto, dato, etc., tanto del propio texto como de un discurso ajeno, y se lo expresa con palabras propias. Por ejemplo: Cuando alguien usa la frase “A caballo regalado no se le miran los dientes” quiere decir que no debemos criticar aquello que recibimos gratuitamente.
  • Descripciones. Se detallan y explican las características de un lugar, persona, animal, cosa o situación. Por ejemplo: La casa es amplia y luminosa, consta de cinco ambientes en total; posee un jardín al fondo con piscina y todas las comodidades necesarias para una familia numerosa.
  • Ejemplos. Se ilustra una afirmación general a través de la exposición de uno o más casos particulares, con el fin de aclarar algún fenómeno o proceso. Por ejemplo: No todos los vecinos del edificio son poco amigables; por ejemplo: Juan, el hombre que vive en el quinto piso, siempre sonríe cuando saluda.
  • Abstracciones y generalizaciones. Se distinguen características comunes a un grupo de elementos y se los agrupa dentro de un concepto o idea general. Por ejemplo: Casi todas las personas sufren el calor cuando la temperatura supera los 40°, no conozco a nadie que disfrute de ese clima.
  • Enumeraciones. Se suman o acumulan elementos para sostener un punto de vista o reforzar una idea. Por ejemplo: Ese restaurante ya tendría que estar clausurado hace rato: no tiene los papeles al día, la salida de emergencia está obstruida, la ventilación no es suficiente y la higiene deja mucho que desear.
  • Esquemas visuales. Se presenta la estructura global de un tema y los distintos elementos vinculados con este a través de organizadores gráficos, de modo que la información se transmite de una manera visual. Por ejemplo: los mapas conceptuales, los cuadros sinópticos, los mapas mentales.

Además de estos elementos, en una argumentación también pueden encontrarse recursos expositivos, que brindan al lector información pertinente, y recursos narrativos o retóricos, que son herramientas formales que potencian la recepción del texto.

Componentes de la argumentación

Una argumentación suele comprender los siguientes elementos:

  • Tesis inicial. Se trata de la idea principal a favor de la cual (o en contra de la que) se argumenta.
  • Premisas. Se trata de un conjunto de informaciones y observaciones previas desde las cuales es posible inferir la conclusión de la argumentación.
  • Argumentos. Se trata de razonamientos lógicos y demostrables que vinculan las premisas con la tesis. Un argumento válido es aquel en el cual la conclusión se desprende de las premisas.
  • Contraargumentos. Se trata de razonamientos que podrían objetar algún aspecto de la tesis o del argumento y que pueden mencionarse para anticiparse a posibles réplicas. A través de los contraargumentos, pueden identificarse falacias y fallos argumentativos.
  • Conclusiones. Se trata de la síntesis a la cual conducen los argumentos, que resume el punto de vista adoptado en el texto.

Ejemplos de argumentación

  1. Los videojuegos: un nuevo espejo en que mirar nuestra cultura

Cada cierto tiempo, un joven o un grupo de jóvenes del mundo industrializado comete una atrocidad que les cuesta la vida a sus compañeros y sus maestros del colegio, o a los desafortunados transeúntes de un centro comercial. Y cada vez que ello ocurre aparecen en los medios de comunicación los sospechosos habituales: el rock pesado, las historietas y, en especial, los videojuegos. Se los acusa de contaminar las mentes de los niños con violencia, de expresar “antivalores” y de ser una influencia nefasta en la sociedad contemporánea.

Se trata de una acusación ingenua, conservadora, más dispuesta a buscar un chivo expiatorio cualquiera que a reflexionar sobre el mundo en el que sus hijos nacieron. Un caso equivalente al de quien al verse al espejo descubre en su frente una inmensa espinilla y se convence de que es hora de desechar el espejo. A fin de cuentas, los videojuegos son un producto cultural, no muy distinto de la literatura y el cine, cuya labor es devolvernos una imagen más o menos literal de nosotros mismos, del mundo que creamos, de las decisiones que tomamos o de los escapes fantásticos con los que soñamos para huir de él.

  1. Los derechos humanos universales: una pieza clave para el futuro

Mucho tiempo ha transcurrido desde que, en el marco de la Revolución Francesa de 1789, la Asamblea Nacional Constituyente francesa aprobó la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, documento que servirá de base para la idea contemporánea de los derechos fundamentales, inalienables e irrenunciables que se le otorgan a todo ser humano al nacer. Y sin embargo, en pleno siglo XXI, son muchos los regímenes y las situaciones en las que el irrespeto y la violación de estos derechos básicos ocurren de manera evidente y permanecen impunes.

En Occidente solemos jactarnos de haber “inventado” los derechos humanos modernos, ignorando su larga fila de antecedentes en la Antigüedad. También solemos invocarlos para criticar a los gobiernos más despiadados de África y el Medio Oriente.

Asumimos nuestra superioridad moral y los miramos como a bárbaros, los acusamos de ser atrasados e incluso justificamos así la decisión de intervenir militarmente en sus países. ¿Y es cierto acaso que en nuestros países garantizamos plenamente el derecho a la vida? ¿No existe la discriminación por raza, por religión, por orientación sexual? ¿No quedan impunes los crímenes de los gobernantes poderosos?

Otros ejemplos de argumentación

  1. Propagandas contra el cigarrillo. Actualmente, los paquetes de cigarrillos contienen mensajes alertando sobre los posibles daños a la salud que produce su consumo, y se acompañan de fotografías explícitas o sugerentes que complementan con un impacto visual y emocional las advertencias médicas. Esta argumentación tiene como finalidad persuadir al consumidor de abandonar el hábito del tabaquismo.
  2. Una campaña electoral. Durante las campañas electorales para cargos públicos, como la presidencia de un país, por ejemplo, los contrincantes suelen emprender discursos y debates públicos en los que intentan convencer a la mayoría de la población de sus ideas respecto de la economía, el plano social, lo político, y ganar así su favor (y con ello su voto). Para esto, deben argumentar su punto de vista y defenderlo, a partir de las preguntas de los periodistas y de sus oponentes.
  3. Un debate escolar. Cuando en la escuela se organiza un debate y se oponen dos o más grupos de estudiantes en torno a un tema de discusión, los debatientes usan la argumentación y diversos razonamientos para defender su postura e impugnar la del otro, con el objetivo de ganar la mayor cantidad de puntos en el debate.
  4. Una disputa judicial. Los jueces y juzgados tienen el rol de evaluar los argumentos de las partes involucradas en un litigio o una disputa y llegar a un acuerdo entre ellas. Para esto, ambas partes cuentan con abogados, cuyo rol es argumentar a favor de su cliente y así intentar demostrar la validez de su perspectiva por encima de la de su oponente.
  5. Un anuncio publicitario. La mayoría de los anuncios publicitarios sustentan la promoción de un producto en promesas y procedimientos de tipo emocional, pero también suelen utilizar la argumentación, en la medida en que les explican a los consumidores, de una manera más o menos convincente, por qué deberían preferir su producto y no el de la competencia. Razones como el precio, la calidad y otros argumentos pueden formar parte de este tipo de discursos.
  6. Una discusión matrimonial. Si bien este tipo de conflictos raramente se dirime por la vía del razonamiento lógico y argumentativo, hay muchos temas en los que un matrimonio debe ponerse de acuerdo, por ejemplo, en las cuestiones que respectan a la crianza de los hijos. En esos casos, se busca convencer al otro y/o llegar a un punto de vista en común a través de la utilización de argumentos.
  7. Un regateo. El regateo es la oferta y contraoferta de precios por un producto o bien ofrecido, entre el vendedor y un solicitante puntual. En este caso, ambos se entrelazan en un debate para argumentar por qué deberían pagar más o menos del precio convenido por un producto, con el objetivo de persuadir a la otra parte de aceptar sus condiciones del trato.
  8. Una defensa de tesis. En las defensas de tesis en el ámbito académico, los tesistas buscan defender su proyecto de investigación de los ataques argumentales del jurado, que puede llegar a cuestionar sus métodos o presentar dudas para que el aspirante a profesional demuestre sus conocimientos en el área. Para ello, se utilizan argumentos que defienden la investigación presentada en la tesis.
  9. Un debate parlamentario. Para llegar a la promulgación de una ley, suele haber previamente debates entre senadores y diputados de diversos partidos políticos. Allí, cada bloque debe argumentar a favor o en contra de la ley en cuestión (o de diversos aspectos de la misma), a fin de llegar a la aprobación o el rechazo del proyecto que se discute.
  10. Una petición de financiación. Un solicitante, dueño de un proyecto comercial, pide a alguna entidad bancaria o financiera un préstamo para la inversión inicial de su negocio. Para obtenerlo, deberá argumentar y demostrar que su negocio es una buena idea, que es rentable, que posee los estudios necesarios en el área y que los porcentajes de éxito son altos. También debe probar que tiene capacidad suficiente para pagar la deuda en el modo de financiación que se elija. En caso de que no sea así, es probable que no le presten el dinero.

Sigue con:

¿Cómo citar?

"Argumentación". Autor: María Estela R.. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-argumentacion/. Última edición: 7 de febrero de 2022. Consultado: 06 de julio de 2022

Sobre el autor

Última edición: 7 febrero, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)