15 Ejemplos de
Ensayos Académicos

El ensayo académico es un tipo de texto en el que se reflexiona sobre un tema y se lo analiza e interpreta. Para esto, su autor recurre a argumentos que se sustentan en base a la bibliografía seleccionada para llevar adelante este escrito. Su escritura se inserta en una estructura determinada, con una introducción, un desarrollo y una conclusión.

Se trata de un texto expositivoargumentativo de estructura flexible para el autor experto, que puede desarrollar temas amplios y variados de todas las áreas de las Ciencias Sociales y Exactas. La intención es motivar a la reflexión y el pensamiento crítico en su autor y en los lectores, y tiende a ser breve, en comparación con otros escritos académicos como la tesina o la tesis, aunque su extensión también puede variar.

Los ensayos académicos están compuestos por diferentes elementos:

  • Tema central. Se establece a partir del análisis de una problemática, cuyo enfoque y exploración varía de acuerdo al área de estudio.
  • Argumentos. Se construyen en función de ejes temáticos específicos y por medio de la confrontación o complementación de fuentes bibliográficas.
  • Lugar del autor. Se construye según el punto de vista del propio autor sobre el tema que aborda, que se evidencia en la forma en que organiza la información, el vocabulario que utiliza, entre otros. De ese modo, expone su postura respecto del tema elegido y a la mirada de los autores que incluye en su trabajo.
  • Diferentes grados de explicitación de la postura personal. Se manifiestan a través de la perspectiva del autor, de manera más evidente cuanto más conocimiento tiene sobre el tema. Los alumnos que elaboran un ensayo en el contexto de una materia no requieren explicitar de un modo tan manifiesto la postura personal frente a los temas desarrollados.

Estructura y organización de los ensayos académicos

  • Introducción
    • Se anticipa el tema que se desarrollará, para generar expectativas en el lector y orientar la lectura.
    • Se explicita qué recorte se hará del tema de interés.
    • Se expone el problema, es decir, los interrogantes que el ensayo pretende responder, y que deben proponer cuestiones o enfoques no abordados con anterioridad.
    • Se deja en claro la o las hipótesis, que serán las respuestas provisorias a las preguntas delineadas, que se buscará demostrar a lo largo del trabajo.
    • Se escribe en tercera persona, para lograr un efecto de objetividad.
    • Para asumir una cierta postura en algún fragmento puede emplearse también el “nosotros de autor”.
    • Se señalan las fuentes que fueron consultadas o las teorías que van a analizarse.
    • Se deja en claro cuáles son los objetivos que persigue el trabajo (utilizando verbos en infinitivo como: analizar, explicar, responder, contrastar, comprobar, etc.).
    • También puede justificarse la relevancia del tema a abordar y explicar qué lugar puede ocupar el trabajo en el contexto actual de ese campo disciplinar.
    • Se adelantan las palabras clave o conceptos que resultarán centrales en el análisis propuesto. También se pueden adelantar las coincidencias y discrepancias entre las líneas teóricas con las que se trabajará en el desarrollo.
    • Se indica la línea teórica de los autores estudiados, o sea, se hace evidente la tradición teórica en la que cada uno se inscribe y el contexto de producción de estas teorías, porque muchas veces están asociadas a acontecimientos políticos o históricos que definen sus alcances y limitaciones.
    • Se adelanta la organización del desarrollo, indicando los ejes temáticos para que el lector sepa desde el comienzo cómo estará estructurado el texto. Para esto suelen utilizarse expresiones como: En primer lugar, se describirá… Luego, se analizará… Por un lado se contrastará…
  • Desarrollo
    • Es el cuerpo del trabajo. No es necesario introducirlo con el subtítulo de “Desarrollo”.
    • Se organiza en partes de acuerdo a los ejes temáticos propuestos inicialmente, cada una de las cuales puede introducirse con un subtítulo que haga referencia a ello.
    • En cada parte se expone primero el aspecto a analizar y luego se describe el tratamiento que cada uno de los autores elegidos hace de esa cuestión.
    • No debe dejarse de lado que el interés radica en el contraste o complementación entre los autores que forman parte de la bibliografía seleccionada; no alcanza con sintetizar la perspectiva de cada uno sino que deben establecerse relaciones entre ellos. Por eso, luego de exponer la perspectiva de los autores deben explicitarse sus acuerdos o discrepancias. Para esto, es recomendable incluir conectores u organizadores de la información (En contraste con lo anterior, sin embargo, por otra parte, también, al igual que, del mismo modo).
    • También se describen y relacionan conceptos de una misma teoría o autor, para dejar en claro las precisiones conceptuales y los presupuestos de cada teoría y sus alcances. Para esto, se introducen recursos explicativos como la definición, la ejemplificación, la introducción de citas textuales directas o indirectas.
  • Conclusión
    • Se ofrece una síntesis del análisis realizado, con un repaso breve de las posturas descritas en el desarrollo.
    • Se retoma el problema planteado en la introducción y se analizan las respuestas que se habían propuesto al comienzo.
    • Se evalúan los aportes teóricos que se analizaron y su impacto en el estado actual de la disciplina.
    • Pueden incluirse propuestas de trabajos futuros o nuevos interrogantes que abran otras líneas de investigación o análisis.
  • Referencias bibliográficas
    • Deben presentarse en forma de lista, en orden alfabético, al final del trabajo y bajo el título “Bibliografía”.
    • Permiten buscar las fuentes que se abordaron y en caso de requerirse, consultar el texto original.
    • La forma de referir la bibliografía puede variar de acuerdo a las convenciones del sistema de citación elegido. Las más frecuentes son las normas APA, el sistema Harvard y el manual hispanoamericano.

Ejemplos de ensayos académicos

  1. Una historia breve de la educación y la misión de la enseñanza

La educación siempre ha ocupado un rol fundamental en la transmisión y preservación del conocimiento de generación en generación. La posibilidad de enseñar, esto es, de educar o formar, va mucho más allá de simplemente ofrecer a los jóvenes técnicas y saberes objetivos que memorizar y ejercitar para permitirles adquirir un oficio. Educar es también transmitir valores fundamentales, enseñar una visión de mundo y afianzar conductas, modos de pensar. Es perpetuar un sistema y a la vez sembrar las semillas del cambio venidero.

  1. Sobre la importancia de erradicar el Bullying o acoso escolar de nuestras sociedades

La palabra “bullying” —tomada en préstamo del inglés— ya no le es ajena a nadie: ni a quienes lo sufrieron antes, con otros nombres, o inclusive sin ellos, ni a quienes hoy en día dedican sus esfuerzos a erradicarlo. Se trata de un fenómeno vergonzosamente común en nuestras sociedades modernas, a pesar de que sus efectos en la psique individual y colectiva sean terribles, como ocurre con casi toda forma de violencia.

  1. Apuntes para una historia de los derechos humanos

Hoy es común hablar de los derechos humanos y dar por sentada la promesa de que, sin importar dónde y cuándo, los violadores de derechos fundamentales serán eventualmente perseguidos y castigados. Sin embargo, no siempre existió un concepto como el de los derechos humanos, o no al menos en los mismos términos en que existe hoy, y por eso a menudo se considera que los derechos humanos son el resultado de una dolorosa comprensión de la historia de sufrimientos y tragedias que es propia de la civilización humana.

Más ejemplos de ensayos académicos

  1. “Jean-Jacques Rousseau y Karl Marx: estudio comparativo de dos críticas a la economía de mercado». Andrés Álvarez y Jimena Hurtado.
  2. “La política de la ciencia política: ensayo de introspección disciplinar desde América Latina hoy”. Paulo Ravecca.
  3. “La importancia de las ciencias sociales”. Paola Mendieta
  4. “El nombre de la ciencia. Ensayo sobre un debate de verano”. Florencia Cendali, Magalí Coppo, Carla Wainsztok.
  5. “¿Cómo se construye la noción de ciencia social latinoamericana desde Scopus?” Claudio Díaz Herrera.
  6. “La comunicación como objeto de estudio: entre las relaciones humanas y los medios”. Miriam Herrera Aguilar.
  7. “Enseñar comunicación en el marco del desarrollo social”. Iván Lello. 
  8. “La psicología como ciencia. Ensayo de reflexión teórica con énfasis en Costa Rica”. Cristina Paniagua Esquivel.
  9. “La realidad psicológica: Ensayo sobre el acontecer en la conciencia”. Dante Bobadilla.
  10. “Ensayo sobre educación, pedagogía y su interrelación”. Martin Leonardo Corredor Toro.
  11. “La pedagogía en la educación”. Gustavo Adolfo Romero Berea.
  12. “Siete ensayos sobre la Filosofía y Política de la Liberación de Enrique Dussel”. Federico Ledesma Zaldívar y Juan Diego Ortiz Acosta (coordinadores).
  13. “Filosofía, pensamiento e ideas políticas. Ensayo de clarificación terminológica”. Fernando Prieto.
  14. “El trabajador social como educador social”. Kassandra Yanque Colanque, Lidia Conde Atamari, Carlos Coaquira Hualpa.
  15. “Decidir, Juzgar, Persuadir. Un ensayo sobre la formación del abogado”. Eric Eduardo Palma.

Diferencias entre los ensayos de expertos y los ensayos para estudiantes de grado

Los ensayos de expertos:

  • Son textos que se publican en revistas especializadas, en actas de congresos del campo disciplinar al que pertenece el autor, si se trató de una ponencia, por ejemplo.
  • Su objetivo es presentar a la comunidad científica un texto original que aborde de un modo distinto un tema, en articulación con las fuentes teóricas elegidas.
  • Los receptores son pares de la comunidad científica, por lo tanto comparten con el autor los saberes de esa disciplina y no es necesario que explique los conceptos básicos en el cuerpo del texto.
  • Como en todo género académico, los conocimientos relevantes para el análisis de los problemas que se desarrollan sí deben definirse claramente y también debe explicitarse el marco teórico desde el que se aborda el tema.

Los ensayos para estudiantes de grado:

  • Tienen una función evaluativa y son parte de la formación de los alumnos.
  • Tienen el propósito de comprobar el grado de comprensión del material teórico y la capacidad de los estudiantes de hacer relaciones y contrastes entre los conceptos.
  • Exigen una serie de operaciones de comprensión: selección de información relevante, identificación de ideas principales, reconocimiento de la perspectiva de cada autor, señalamiento de puntos de contacto y discrepancias entre las fuentes.
  • Requieren habilidades de escritura: uso preciso del léxico, adecuación del registro, organización correcta de la información.
  • Dada su función como evaluación, los participantes no están en igualdad de condiciones: el autor es un estudiante y el lector el docente que evaluará de qué modo llevó adelante el trabajo crítico que implica la redacción del texto.
  • El autor debe exponer todas las fuentes consultadas, aún cuando el profesor las conoce, porque debe demostrar su propio conocimiento del tema abordado y fundamentar con claridad las relaciones que establece.

Puede servirte:

¿Cómo citar?

"Ensayos Académicos". Autor: Vanesa Rabotnikof. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/ensayos-academicos/. Última edición: 16 de marzo de 2022. Consultado: 14 de mayo de 2022

Sobre el autor

Autor: Vanesa Rabotnikof

Licenciatura en Letras (Universidad de Buenos Aires). Especialización en Edición (Universidad Nacional de La Plata).

Última edición: 16 marzo, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)