Ejemplos de
Textos poéticos

Los textos poéticos son aquellas composiciones literarias que expresan la subjetividad del autor y que, generalmente, están escritas en verso, pero pueden estar en prosa. Por ejemplo: “Noche serena”, de Fray Luis de León.

La mayoría de los textos poéticos son poesías líricas, es decir, poemas que manifiestan los sentimientos y las emociones del yo poético, que tienen un uso metafórico, imaginativo y estético del lenguaje y en los que priman la musicalidad y el ritmo de las palabras.

Sin embargo, también hay textos poéticos que son narrativos, porque ponen énfasis en contar una historia (por ejemplo: la poesía épica y los romances) o que son realistas, porque se centran en reflejar de manera objetiva la sociedad.

Características de los textos poéticos

  • Temas. Los temas de los textos poéticos son muy variados, por ejemplo, el amor, la finitud de la vida, la belleza y la soledad. Casi siempre reflejan la subjetividad del autor, es decir, sus sentimientos, sus pensamientos, sus emociones y su manera de concebir el mundo. Sin embargo, los temas de los poemas narrativos pueden ser historias de héroes, de comunidades, de mitos, entre otros.
  • Forma. La forma de los textos poéticos se caracteriza por su brevedad e intensidad, pero también hay algunos que son más extensos, como los romances. Generalmente, los textos poéticos están escritos en verso, pero pueden estar en prosa.
  • Lenguaje. El lenguaje de los textos poéticos es connotativo, es decir, que prima el sentido figurado sobre el literal, ya que la finalidad es que el lector se conmueva o que perciba un objeto o un tema de manera diferente.
  • Figuras retóricas. En los textos poéticos se utilizan abundantes figuras retóricas en relación con:
  • El significado. Se trata de aquellas figuras retóricas que se utilizan para alterar el significado corriente de las palabras. Por ejemplo: símil, metáfora y sinécdoque.
  • La sintaxis. Se trata de aquellas figuras retóricas que se utilizan para modificar el orden natural o prototípico de las palabras. Por ejemplo: hipérbaton, encabalgamiento y asíndeton.
  • El sonido. Se trata de aquellas figuras retóricas que se utilizan para producir una musicalidad y un ritmo específicos. Por ejemplo: aliteración, paranomasia y calambur.

Tipos de textos poéticos

Existen distintos tipos de textos poéticos. Algunos de ellos son:

  • Romance. Es un poema extenso que suele narrar historias y que tiene versos de ocho sílabas con rima asonante en los versos pares.
  • Soneto. Es un poema que puede tratar sobre diversos temas y que tiene dos cuartetos (estrofas de cuatro versos de once sílabas con rima consonante) y dos tercetos (estrofas de tres versos de once sílabas con rima consonante).
  • Oda. Es un poema que trata sobre temas heroicos, religiosos, amorosos o filosóficos y cuya estructura es muy variable.
  • Égloga. Es un poema de tema bucólico que suele narrar historias de amor o pastoriles y que generalmente tiene estrofas de once o siete sílabas con rima consonante.
  • Libre. Es un poema cuyos temas y estructuras son elegidos por el autor. Por eso, no suele tener una cantidad y un tipo de versos o estrofas determinados.

Estructura de los textos poéticos

Según la métrica, los textos poéticos están compuestos por:

  • Versos. Son cada línea de una poesía y se separan de otros mediante una pausa fonética. Por ejemplo:

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas (verso 1)
en mi pupila tu pupila azul. (verso 2)
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas? (verso 3)
Poesía…eres tú. (verso 4)

(Gustavo Adolfo Bécquer)

  • Estrofas. Son conjuntos de versos, se separan de otras mediante espacios en blanco y suelen tener una extensión y una rima fijas. Por ejemplo:

Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida, que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.
(estrofa 1)

Es un descuido, que nos da cuidado,
un cobarde, con nombre de valiente,
un andar solitario entre la gente,
un amar solamente ser amado.
(estrofa 2)

(Francisco de Quevedo)

  • Ritmo y rima. El ritmo de un texto poético se establece por las reiteraciones de las palabras, los acentos y la longitud de los versos, las pausas, las cesuras y la rima (la repetición de algunos o de todos los sonidos desde la última vocal acentuada de dos o más versos). La rima puede ser:
  • Rima asonante. Es la repetición de las vocales desde la última vocal acentuada de los versos. Por ejemplo: los recuerdos de otras albas / las que fueron esperanzas.
  • Rima consonante. Es la repetición de consonantes y vocales desde la última vocal acentuada de los versos. Por ejemplo: un cobarde, con nombre de valiente, / un andar solitario entre la gente.

Ejemplos de textos poéticos

  1. Fragmento de “Noble desengaño”, de Luis de Góngora (romance)

Noble desengaño,
Gracias doy al cielo
Que rompiste el lazo
Que me tenía preso.
Por tan gran milagro
Colgaré en tu templo
Las graves cadenas
De mis graves yerros.
Las fuertes coyundas
Del yugo de acero,
Que con tu favor
Sacudí del cuello,
Las húmidas velas
Y los rotos remos
Que escapé del mar
Y ofrecí en el puerto,
Ya de tus paredes
Serán ornamento,
Gloria de tu nombre,
Y de Amor descuento. (…) 

  1. Soneto II”, de Lope de Vega (soneto)

Cuando imagino de mis breves días
los muchos que el tirano amor me debe
y en mi cabello anticipar la nieve
más que los años las tristezas mías,

veo que son sus falsas alegrías
veneno que en el cristal la razón bebe
por quien el apetito se le atreve
vestido de mis dulces fantasías.

¿Qué hierbas del olvido ha dado el gusto
a la razón que sin hacer su oficio
quiere contra razón satisfacelle?

Mas consolarse quiere mi disgusto,
que es el deseo del remedio indicio
y el remedio de amor querer vencelle.

  1. Fragmento de “A Francisco de Salinas”, de Fray Luis de León (oda)

El aire se serena
y viste de hermosura y luz no usada,
Salinas, cuando suena
la música extremada
por vuestra sabia mano gobernada
    A cuyo son divino
el alma, que en olvido está sumida,
torna a cobrar el tino
y memoria perdida
de su origen primera esclarecida.
    Y como se conoce,
en suerte y pensamiento se mejora;
el oro desconoce
que el vulgo vil adora,
la belleza caduca engañadora.
    Traspasa el aire todo
hasta llegar a la más alta esfera
y oye allí otro modo
de no perecedera
música, que es la fuente y la primera.
    Ve cómo el gran Maestro,
a aquesta inmensa cítara aplicado,
con movimiento diestro
produce el son sagrado,
con que este eterno templo es sustentado. (…)

  • Más ejemplos en: Odas
  1. Fragmento de “Égloga I”, de Garcilaso de la Vega (égloga)

El dulce lamentar de dos pastores,
Salicio juntamente y Nemoroso,
he de cantar, sus quejas imitando;
cuyas ovejas al cantar sabroso
estaban muy atentas, los amores,
de pacer olvidadas, escuchando.
Tú, que ganaste obrando
un nombre en todo el mundo
y un grado sin segundo,
agora estés atento solo y dado
al ínclito gobierno del estado
albano, agora vuelto a la otra parte,
resplandeciente, armado,
representando en tierra el fiero Marte;

agora, de cuidados enojosos
y de negocios libre, por ventura
andes a caza, el monte fatigando
en ardiente ginete, que apresura
el curso tras los ciervos temerosos,
que en vano su morir van dilatando:
espera, que en tornando
a ser restitüido
al ocio ya perdido,
luego verás ejercitar mi pluma
por la infinita, innumerable suma
de tus virtudes y famosas obras,
antes que me consuma,
faltando a ti, que a todo el mundo sobras. (…)

  1. “Si tú me olvidas”, de Pablo Neruda (libre)

Quiero que sepas una cosa.
Tú sabes cómo es esto:
si miro la luna de cristal, la rama roja
del lento otoño en mi ventana,
si toco junto al fuego la impalpable ceniza
o el arrugado cuerpo de la leña,
todo me lleva a ti, como si todo lo que existe,
aromas, luz, metales, fueran pequeños barcos que navegan
hacia las islas tuyas que me aguardan.
Ahora bien, si poco a poco dejas de quererme
dejaré de quererte poco a poco.
Si de pronto me olvidas no me busques,
que ya te habré olvidado.
Si consideras largo y loco
el viento de banderas que pasa por mi vida
y te decides a dejarme a la orilla
del corazón en que tengo raíces,
piensa que en ese día,
a esa hora levantaré los brazos
y saldrán mis raíces a buscar otra tierra.
Pero si cada día,
cada hora sientes que a mí estás destinada
con dulzura implacable.
Si cada día sube
una flor a tus labios a buscarme,
ay amor mío, ay mía,
en mí todo ese fuego se repite,
en mí nada se apaga ni se olvida,
mi amor se nutre de tu amor, amada,
y mientras vivas estará en tus brazos
sin salir de los míos.

  1. Fragmento de “Canción del pirata”, de José de Espronceda (himno)

Con diez cañones por banda,
Viento en popa, a toda vela,
No corta el mar, sino vuela
Un velero bergantín:
   Bajel pirata que llaman
Por su bravura el Temido,
En todo el mar conocido
Del uno al otro confín.

   La luna en el mar rïela,
En la lona gime el viento,
Y alza en blando movimiento
Olas de plata y azul;
   Y ve el capitán pirata,
Cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, a otro Europa,
Y allá a su frente Estambul.

«Navega, velero mío,
      Sin temor,
Que ni enemigo navío,
Ni tormenta, ni bonanza
Tu rumbo a torcer alcanza,
Ni a sujetar tu valor.

      »Veinte presas
      Hemos hecho
      A despecho
      Del inglés,
      Y han rendido
      Sus pendones
      Cien naciones
      A mis pies.

»Que es mi barco mi tesoro,
Que es mi Dios la libertad,
Mi ley, la fuerza y el viento,
Mi única patria la mar. (…)

  1. Fragmento de “Poderoso caballero es don dinero”, de Francisco de Quevedo (letrilla)

Madre, yo al oro me humillo,
él es mi amante y mi amado,
pues de puro enamorado
de continuo anda amarillo.
Que pues doblón o sencillo
hace todo cuanto quiero,
poderoso caballero
es don Dinero.

Nace en las Indias honrado,
donde el mundo le acompaña;
viene a morir en España
y es en Génova enterrado.
Y pues quien le trae al lado
es hermoso, aunque sea fiero,
poderoso caballero
es don Dinero.

Es Galán y es como un oro,
tiene quebrado el color;
persona de gran valor
tan cristiano como moro;
pues que da y quita el decoro
y quebranta cualquier fuero,
poderoso caballero
es don Dinero. (…)

  1. Fragmento de “Elegía I”, de Garcilaso de la Vega (elegía)

AL DUQUE D’ALBA EN LA MUERTE
DE DON BERNALDINO DE TOLEDO

     Aunque este grave caso haya tocado
con tanto sentimiento el alma mía
que de consuelo estoy necesitado,
con que de su dolor mi fantasía
se descargase un poco y s’acabase
de mi continuo llanto la porfía,
quise, pero, probar si me bastase
el ingenio a escribirte algún consuelo,
estando cual estoy, que aprovechase
para que tu reciente desconsuelo
la furia mitigase, si las musas
pueden un corazón alzar del suelo
y poner fin a las querellas que usas,
con que de Pindo ya las moradoras
se muestran lastimadas y confusas;
que según he sabido, ni a las horas
que’l sol se muestra ni en el mar s’asconde,
de tu lloroso estado no mejoras,
antes, en él permaneciendo donde-
quiera que estás, tus ojos siempre bañas,
y el llanto a tu dolor así responde
que temo ver deshechas tus entrañas
en lágrimas, como al lluvioso viento
se derrite la nieve en las montañas. (…)

  1. Fragmento de “A una lágrima”, de Esteban Echeverría (madrigal)

Si la magia del arte
cristalizar pudiera,
esa gota ligera
de origen celestial;
en la más noble parte
del pecho la pondría:
ningún tesoro habría
en todo el orbe igual.

Por ella amor se inflama,
por ella amor suspira,
ella a la par inspira
ternura y compasión:
su luz es como llama
del cielo desprendida,
que infunde al mármol vida,
penetra el corazón.

¡Quién mira indiferente
la lágrima preciosa
que vierte generosa
la sensibilidad!
Su brillo, transparente
del alma el fondo deja,
y hasta el matiz refleja
de la felicidad. (…)

  1. “Deseando ver a vos”, de Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana (canción)

Deseando ver a vos,
gentil señora,
non he reposo, par Dios,
punto nin hora.

   Deseando aquel buen día
que vos vea,
el contrario d’alegría
me guerrea.
Del todo muero por vos
e non mejora
mi mal, júrovos a Dios,
mas empeora.

    Bien digo a mi corazón
que non se queje,
mas sirva toda sazón
e non se deje
de amar e servir a vos,
a quien adora:
pues recuérdevos, por Dios,
piedad agora.

Test interactivo para practicar

Sigue con:

Referencias

  • Darebný, J. y Vázquez Touriňo, D. (2016). E-manual de Métrica española. Disponible en: Muni
  • Ministerio de Educación y Formación (España). (2010). Introducción a los géneros literarios: teoría y ejercicios. Secretaría General Técnica.
  • Rest, J. (1991). Conceptos de literatura moderna. CEAL.

¿Cómo citar?

"Textos poéticos". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/textos-poeticos/. Última edición: 30 de septiembre de 2022. Consultado: 30 de septiembre de 2022

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Licenciatura en Ciencias de la Educación (Universidad de Buenos Aires). Profesorado en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Última edición: 30 septiembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)