50 Ejemplos de
Rima consonante

La rima es la repetición de los sonidos finales de las palabras a partir de la última vocal acentuada en dos o más versos o en un enunciado. La rima consonante, también llamada perfecta, se produce cuando coinciden tanto las vocales como las consonantes. Por ejemplo: casa – pasa, sido – olvido, canción – fracción.

La rima consonante se diferencia de la rima asonante, que es aquella en la que se repiten las vocales, pero al menos una consonante difiere. Por ejemplo: amigo – repito, pregunta – resulta, usted – mujer.

Como se trata de un elemento rítmico, la rima aparece con frecuencia en textos escritos en verso. Es un fenómeno acústico que tiene que ver con la estética y no con la gramática. Por eso, se suele utilizar para otorgar cierta musicalidad al mensaje y es habitual encontrarla en el género lírico. Por ejemplo: Amor de mis entrañas, viva muerte, / en vano espero tu palabra escrita / y pienso, con la flor que se marchita, / que si vivo sin mí quiero perderte (Federico García Lorca).

Asimismo, pueden encontrarse rimas en otros géneros literarios populares, como los refranes, los dichos, las adivinanzas y los trabalenguas. Por ejemplo: Quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón.

Ejemplos de rimas consonantes

  1. espejo – consejo
  2. vivir – dormir
  3. primera – madera
  4. color – sabor
  5. informe – enorme
  6. cama – llama
  7. buscarán – encontrarán
  8. dinero – bombero
  9. camión – avión
  10. lamento – intento
  11. emoción – canción
  12. motivo – sustantivo
  13. terraza – abraza
  14. retoño – otoño
  15. abuela – escuela
  16. arista – resista
  17. movilizan – deslizan
  18. mágico – trágico
  19. dinero – ligero
  20. libro – vibro
  21. paseo – museo
  22. encuadra – ladra
  23. estudiante – comerciante
  24. entierro – encierro
  25. nube – sube
  26. esdrújula – brújula
  27. mirar – esperar
  28. vestía – reía
  29. turista – insista
  30. despierte – advierte
  31. atasco – chubasco
  32. invierno – eterno
  33. estupenda – recomienda
  34. pensando – soñando
  35. mora – llora
  36. semilla – maravilla
  37. favorito – maldito
  38. mano – piano
  39. expresión – sensación
  40. resuelto – envuelto

Más ejemplos de rimas consonantes

Rimas consonantes en poesía

  1. Andando, andando.
    Que quiero oír cada grano
    de la arena que voy pisando.

    Andando.
    Dejad atrás los caballos,
    que yo quiero llegar tardando
    (andando, andando)
    dar mi alma a cada grano
    de la tierra que voy rozando.

    Andando, andando.
    ¡Qué dulce entrada en mi campo,
    noche inmensa que vas bajando!

    Juan Ramón Jiménez, fragmento de “Andando”
  2. A un panal de rica miel
    dos mil moscas acudieron
    que por golosas murieron
    presas de patas en él.

    Félix María Samaniego, fragmento de “Las moscas”
  3. Canta pájaro amante en la enramada
    selva a su amor, que por el verde suelo
    no ha visto al cazador que con desvelo
    le está escuchando, la ballesta armada.

    Lope de Vega, fragmento de “Canta pájaro amante”
  4. Cultivo una rosa blanca
    en junio como en enero,
    para el amigo sincero
    que me da su mano franca.

    Y para el cruel que me arranca
    el corazón con que vivo,
    cardo ni ortiga cultivo;
    cultivo la rosa blanca.

    José Martí, “Cultivo una rosa blanca”
  5. Mas la fortuna, de mi mal no harta,
    me aflige, y de un trabajo en otro lleva;
    ya de la patria, ya del bien me aparta;
    ya mi paciencia en mil maneras prueba;
    y lo que siento más es que la carta
    donde mi pluma en tu alabanza mueva,
    poniendo en su lugar cuidados vanos,
    me quita y me arrebata de las manos.

    Garcilaso de la Vega, fragmento de “Égloga III”
  6. Hay besos que pronuncian por sí solos
    la sentencia de amor condenatoria,
    hay besos que se dan con la mirada
    hay besos que se dan con la memoria.

    Hay besos silenciosos, besos nobles
    hay besos enigmáticos, sinceros
    hay besos que se dan solo las almas
    hay besos por prohibidos, verdaderos.

    Hay besos que calcinan y que hieren,
    hay besos que arrebatan los sentidos,
    hay besos misteriosos que han dejado
    mil sueños errantes y perdidos.

    Gabriela Mistral, fragmento de “Besos”
  7. Soy un alma desnuda en estos versos,
    alma desnuda que angustiada y sola
    va dejando sus pétalos dispersos.

    Alma que puede ser una amapola,
    que puede ser un lirio, una violeta,
    un peñasco, una selva y una ola.

    Alma que como el viento vaga inquieta
    y ruge cuando está sobre los mares,
    y duerme dulcemente en una grieta.

    Alma que adora sobre sus altares,
    dioses que no se bajan a cegarla;
    alma que no conoce valladares.

    Alfonsina Storni, fragmento de “Alma desnuda”
  8. Este que ves, engaño colorido,
    que del arte ostentando los primores,
    con falsos silogismos de colores
    es cauteloso engaño del sentido;

    este, en quien la lisonja ha pretendido
    excusar de los años los horrores,
    y venciendo del tiempo los rigores
    triunfar de la vejez y del olvido:

    es un vano artificio del cuidado,
    es una flor al viento delicada,
    es un resguardo inútil para el hado,

    es una necia diligencia errada,
    es un afán caduco y, bien mirado,
    es cadáver, es polvo, es sombra, es nada.

    Sor Juana Inés de la Cruz, “Este que ves, engaño colorido…”
  9. La voluntad de Dios por grillos tienes,
    y escrita en la arena, ley te humilla;
    y por besarla llegas a la orilla,
    mar obediente, a fuerza de vaivenes.

    En tu soberbia misma te detienes,
    que humilde eres a bastante resistilla;
    a ti misma tu cárcel maravilla,
    rica, por nuestro mal, de nuestros bienes.

    ¿Quién dio al pino y la haya atrevimiento
    de ocupar a los peces su morada,
    y al lino de estorbar el paso al viento?

    Sin duda el verte presa, encarcelada,
    la codicia del oro macilento,
    ira de Dios al hombre encaminada.

    Francisco de Quevedo, “A la mar”
  10. Tengo miedo. La tarde es gris y la tristeza
    del cielo se abre como una boca de muerto.
    Tiene mi corazón un llanto de princesa
    olvidada en el fondo de un palacio desierto.

    Tengo miedo – Y me siento tan cansado y pequeño
    que reflojo la tarde sin meditar en ella.
    (En mi cabeza enferma no ha de caber un sueño
    así como en el cielo no ha cabido una estrella).

    Sin embargo en mis ojos una pregunta existe
    y hay un grito en mi boca que mi boca no grita.
    ¡No hay oído en la tierra que oiga mi queja triste
    abandonada en medio de la tierra infinita!

    Pablo Neruda, fragmento de “Tengo miedo”

Rimas consonantes en dichos populares y refranes

  1. Donde fueres, haz lo que vieres.
  2. Entre broma y broma, la verdad se asoma.
  3. Al que quiera celeste que le cueste.
  4. La casa con buen cimiento no le teme a ningún viento.
  5. El que espera desespera.
  6. Querer es poder.
  7. Quien tiene tienda que la atienda.
  8. El hombre propone y Dios dispone.
  9. Perro ladrador, poco mordedor.
  10. El que tiene boca se equivoca.

Rimas consonantes para niños y niñas

  1. En un caballito gris, Antonio se fue a París.
  2. Una gallina entró muy campante a la cocina.
  3. Traje de mi casa unos cubiertos y esta taza.
  4. El perro Vicente se perdió entre la gente.
  5. La rana Renata usa un sombrero de lata.
  6. El elefante es un animal gris y gigante.
  7. “¡Buen día!”, dijo la sandía.
  8. La abuela de Gabriel cocinó un rico pastel.
  9. Al gato Boniato se le perdió un zapato.
  10. Esta flor rosa es para su esposa.

Sigue con:

Test interactivo para practicar

¿Cómo citar?

"Rima consonante". Autor: Natalia Ribas. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/15-ejemplos-de-rima-consonante/. Última edición: 31 de agosto de 2022. Consultado: 04 de noviembre de 2022

Sobre el autor

Autor: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Última edición: 31 agosto, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)