40 Ejemplos de
Figuras Retóricas o Literarias

Las figuras retóricas o literarias son maneras no convencionales de utilizar las palabras para otorgarles belleza, expresividad o mayor vivacidad, con el objetivo de persuadir, sugerir o generar alguna emoción en el lector. Por ejemplo: comparación, metáfora, hipérbole, ironía.

Estos recursos son utilizados con mayor frecuencia en los discursos literarios, que se caracterizan por alterar el uso normal de las palabras con el propósito de causar un efecto estético.

Figuras retóricas o literarias

  • Aliteración. Es la repetición de sonidos en palabras cercanas o contiguas.
  • Alusión. Es la referencia a una realidad o un hecho sin mencionarlo explícitamente.
  • Anáfora. Es la repetición de una o varias palabras en el inicio de dos o más oraciones seguidas (o versos, en el caso de la poesía).
  • Analogía. Es la utilización de figuras que establecen un vínculo entre distintos conceptos a partir de la similitud que mantienen entre sí.
  • Anástrofe. Es la inversión del orden natural de las palabras dentro de una oración. Se trata de un tipo de hipérbaton.
  • Antonomasia. Es la sustitución de un nombre propio por una expresión conocida o popular.
  • Antítesis. Plantea una contraposición significativa entre palabras o frases.
  • Apócope. Es la eliminación de uno o más sonidos al final de la palabra.
  • Apóstrofe. Es la interrupción de un discurso, diálogo o narrativa, para invocar a personajes imaginarios o reales. apelando a ellos de forma individualizada.
  • Asíndeton. Es la eliminación de nexos o conjunciones entre los elementos de una oración.
  • Calambur. Consiste en alterar la unión de las palabras para luego modificar el significado de la oración.
  • Catáfora. Es la anticipación de un elemento o idea que se expresará más adelante, y que aún no fue mencionado en la oración.
  • Comparación. Establece una relación explícita de similitud entre dos elementos a partir de alguna característica en común.
  • Concatenación. Consiste en la repetición de palabras encadenadas y se da cuando la última palabra de una oración es la misma con la que comienza la siguiente.
  • Elipsis. Consiste en suprimir una o más palabras sin alterar el sentido de la oración.
  • Énfasis. Es la acción de resaltar o acentuar algo con el objetivo de destacar una característica sobre las demás.
  • Enumeración. Es la acumulación de una serie de elementos o cualidades que mantienen una relación entre sí, ya sea por yuxtaposición o a través de conjunciones o nexos.
  • Epíteto. Es la utilización de adjetivos que no son necesarios y que no agregan información alguna, sino que enfatizan un aspecto de aquello que se dice.
  • Etopeya. Es la descripción de los rasgos morales y psicológicos de un personaje.
  • Gradación. Consiste en ordenar ideas o conceptos de menor a mayor importancia.
  • Hipérbaton. Implica la alteración del orden lógico de los elementos en una oración.
  • Hipérbole. Es una exageración con el objetivo de intensificar, degradar o magnificar.
  • Ironía. Es la expresión de una idea diciendo lo opuesto de lo que verdaderamente se quiere transmitir.
  • Metáfora. Es la identificación de un objeto real con otro imaginario, con el cual mantiene una relación de semejanza.
  • Metonimia. Es la designación de un objeto o idea con el nombre de otro, con el que se encuentra vinculado por una relación de contigüidad, ya sea por causalidad, procedencia, sucesión, etc.
  • Onomatopeya. Es la utilización de palabras que tienen una pronunciación que imita o sugiere el sonido de lo que representan.
  • Oxímoron. Vincula en un mismo sintagma dos términos que son contradictorios entre sí para generar un nuevo sentido.
  • Paralelismo. Es la repetición de una misma estructura gramatical para lograr un efecto rítmico o poético.
  • Paranomasia. Es la utilización en posiciones cercanas de dos palabras con sonidos parecidos, pero significado diferente.
  • Perífrasis. Es la utilización de más palabras de las necesarias para aludir a una idea o concepto. Es una manera indirecta de aludir a algo por medio de sus cualidades.
  • Personificación. Implica la atribución de cualidades humanas a seres inanimados o animales. También se conoce como prosopopeya.
  • Pleonasmo. Es la suma de términos que no son necesarios a modo de repetición, con el objetivo de enfatizar la expresión de aquello que se quiere transmitir.
  • Polipote. Es la repetición de una palabra, pero con distintos morfemas flexivos (género, número, tiempo y modo verbal, etc.).
  • Polisíndeton. Es la multiplicación de los nexos o conjunciones de manera innecesaria para reforzar la expresividad de una idea.
  • Prosopografía. Es la descripción física o externa de un personaje, ya sea humano o no.
  • Reduplicación. Es la repetición continuada de una misma palabra o grupo de palabras.
  • Reticencia. Consiste en expresar una idea a medias, generando suspenso o misterio en el lector.
  • Retrato. Es la descripción de rasgos internos y/o externos de un personaje, como sus características físicas, psicológicas y de personalidad.
  • Retruécano. Es la repetición de una misma palabra o frase, pero en un orden inverso.
  • Sarcasmo. Consiste en la utilización de la ironía para ofender o insultar.
  • Símbolo. Es cuando un objeto representa o alude a algo imaginario, abstracto o espiritual, que generalmente no está mencionado explícitamente en el texto.
  • Sinécdoque. Es la designación de una idea u objeto con el nombre de otro, con el que mantiene una relación de inclusión.
  • Sinestesia. Es la atribución de sensaciones físicas (olfato, gusto, tacto, vista y oído) a sentimientos, o a conceptos a los cuales no les correspondería dicha atribución.
  • Tmesis. Es la fragmentación de un término a través de la introducción de una palabra o frase en el medio. También puede darse cuando se produce una pausa métrica entre dos versos.

 Ejemplos de figuras retóricas o literarias

  1. La noticia le provocó sentimientos encontrados: feli-tristeza-cidad. (Tmesis)
  2. Vi esta película millones de veces. (Hipérbole)
  3. Le dije adiós mientras acariciaba sus mejillas aterciopeladas. (Metáfora)
  4. Cuando llegamos de la fiesta, estaba tan cansado que se durmió como un bebé apenas se sentó en el sillón. (Comparación)
  5. Se despertó con el kikirikí del gallo a la madrugada. (Onomatopeya)
  6. Julio Cortázar era amante del boxeo y el jazz, además de un narrador inclasificable. (Etopeya)
  7. Era fiel, noble, amable, caballero, pero, sobre todo, un excelente padre. (Enumeración)
  8. Aunque tenía apenas 16, era una joven madura, responsable, que había asumido con total responsabilidad, y sin ningún tipo de titubeo, el cuidado de sus pequeños hermanos. Pero no por eso era menos alegre y divertida que antes de que la guerra dejara atrás la vida tal y como ella la conocía hasta ese entonces. (Retrato)
  9. La trama gira en torno al robo de un Picasso. (Metonimia)
  10. Miente, miente, que algo quedará. (Reduplicación)
  11. Tiene tres bocas que alimentar y se quedó sin trabajo. (Sinécdoque)
  12. ¿Cómo quieres que te quiera si el que quiero que me quiera no me quiere? (Polipote)
  13. Edu es un buen hombre. (Apócope)
  14. La roja sangre le cayó por su frente hasta manchar la blanca nieve en donde yacía. (Epíteto)
  15. A Dios le pido paciencia. (Anástrofe)
  16. Cuando la encontré, parecía que había visto un fantasma. (Alusión)
  17. Más rápido, que el tiempo es oro. (Metáfora)
  18. Son tres los músicos a los que admiro ciegamente: John Lennon, Jimi Hendrix y Freddie Mercury. (Catáfora)
  19. Tu rostro, tierno y sincero; tus manos, suaves y cálidas. (Paralelismo)
  20. Me hubiese encantado ir al recital de la Reina del Pop. (Perífrasis)
  21. El viento silbó toda la noche sin cesar. (Personificación o Prosopopeya)
  22. La dulce pero por momentos triste melodía sonó durante toda la escena. (Sinestesia)
  23. Mientras más fortuna amasaba, más pobre se sentía. (Antítesis)
  24. El silencio aturdía mis oídos y la oscuridad me encandilaba. (Oxímoron)
  25. ¡Oh, mar eterno, llévame, llévame lejos para que no pueda regresar a esta tierra de traidores! (Apóstrofe)
  26. ¡Pero qué ordenada está tu habitación! (Usado para referirse a un gran desorden). (Ironía)
  27. Caerse, levantarse, volver a intentarlo. (Asíndeton)
  28. Todos y cada uno de ustedes deben involucrarse si queremos revertir esta situación. (Pleonasmo)
  29. Quién lo pensara, quién lo dijera y quién lo hiciera. (Anáfora)
  30. A Diana ya las lágrimas le empapaban sus mejillas. (Hipérbaton)
  31. La noche hace temer y pensar y extrañar y llorar. (Polisíndeton)
  32. En su rostro hay una mirada, en su mirada una súplica, una súplica que no comprendo. (Concatenación)
  33. “Necesitamos vivir simplemente para que otros puedan simplemente vivir”, Mahatma Gandhi. (Retruécano)
  34. Tres tristes tigres comen trigo en un trigal. (Aliteración)
  35. El erizo se eriza de la risa. (Paranomasia)
  36. Una vez más, su equipo se llevó los laureles. (Símbolo)
  37. Llorar es a la tristeza lo que reír es a la alegría. (Analogía)
  38. Más vale pájaro en mano que cien volando. (Elipsis)
  39. Vio toda la escena con sus propios ojos. (Énfasis)
  40. Si estas paredes hablaran… (Reticencia)

Sigue con:

¿Cómo citar?

"Figuras Retóricas o Literarias". Autor: Inés H.. De: Argentina. Para: Enciclopedia de Ejemplos. Disponible en: https://www.ejemplos.co/figuras-retoricas-o-literarias/. Última edición: 28 de enero de 2022. Consultado: 17 de mayo de 2022

Sobre el autor

Autor: Inés H.

Última edición: 28 enero, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)