30 Ejemplos de
Prosopografía

Prosopografía

La prosopografía es una figura retórica que consiste en describir físicamente a un personaje, que puede ser una persona, una animal, un dios, un monstruo, entre otros. Por ejemplo: Él era muy alto y rubio.

Con la prosopografía se da información sobre cómo son el cuerpo, la cara, el cabello, la ropa, los gestos, entre otros, de un personaje y suele aparecer con otras figuras retóricas, que se utilizan para describir la personalidad (carácter), las características internas, las costumbres y los rasgos psicológicos (etopeya).

Como todas las figuras literarias, se utiliza con fines estéticos para percibir los objetos y los procesos de una manera distinta. Esta figura en particular sirve para que el lector pueda imaginar cómo es físicamente un personaje.

Características de la prosopografía

  • Es un tipo de descripción que generalmente es dicha por un narrador, pero que también puede aparecer en palabras de un personaje.
  • Suele aparecer en textos en prosa, antes o después de la narración o de un diálogo, pero también es muy utilizada en la poesía.
  • Junto con la etopeya forman el retrato de un personaje.

Ejemplos de prosopografía

  1. Todos se sorprendieron cuando lo vieron llegar porque era gigante, medía más de quince metros, tenía el cabello largo y dorado como el sol, los ojos almendrados, la cara redonda y las cejas muy tupidas.
  2. Cuando entré a la oficina del abogado me tranquilicé porque era un hombre muy tranquilo, con una cara amable y con unos gestos suaves que hacían sentir cómodo a cualquiera.
  3. El animal parecía una bestia, parecía más un ser mitológico que un ser real, tenía patas enormes con garras muy afiladas, colmillos prominentes y la cabeza era grande como la de un tigre.
  4. El leñador tenía cara de cansado, la barba larga y rojiza, la ropa deshilachada, grandes ojeras y las manos agrietadas y ásperas de tantos años de trabajo.
  5. Cuando los dioses vieron el pez, se asombraron porque era pequeño y azul con líneas turquesas que brillaban debajo del agua, pero rápidamente lo perdieron de vista, porque se alejó nadando velozmente.
  6. El gato que apareció en su casa era pequeño, blanco y negro, tenía bigotes muy largos y parecía estar bien alimentado.
  7. El marinero tenía ojos cansados pero que demostraban gran sabiduría, siempre tenía una cara pensativa, pero muy misteriosa por la forma en que la tapaba la barba.
  8. Andrea fue muy arreglada al evento, tenía los labios pintados de color rojo carmesí, el pelo recogido, las pestañas alargadas y un tapado largo hasta los tobillos.
  9. Cuando vio al animal se asustó mucho, este estaba en posición de ataque con las garras afiladas a la vista y los ojos entrecerrados.
  10. Después de salir de la mina, Octavio tenía la cara manchada con carbón, el pelo despeinado y lleno de ceniza y el overol desaliñado.
  11. El mejor amigo del protagonista de la historia es un zorro rojo, con las patas marrones de tal forma que parecen botas y con una cara muy amigable y tierna.
  12. El semidiós era un gran guerrero, pero además tenía los cabellos dorados y con rizos, los ojos azules como los de su madre y las cejas abundantes como su padre.
  13. El hombre que atendía en la tienda tenía una mirada intimidante, su voz era ronca y sus gestos eran bruscos.
  14. El monje no tenía pelo y tenía una cara muy relajada, con una mirada suave y con las mejillas rosadas por el sol.
  15. El buey tenía cara de manso, a pesar de tener grandes cuernos y de mufar todo el tiempo.
  16. En el campo todos los hombres tenían cara de cansados y su piel agrietada demostraba que pasaban largas horas trabajando bajo el sol.
  17. Estela a los cuarenta ya era igual a su madre, tenía ojos almendrados, labios finos y la nariz pequeña y puntiaguda.
  18. Uno de los detectives era intimidante porque era muy alto y de espalda ancha, siempre que entraba en la habitación me asustaba.
  19. Cuando Jimena lo vio supo que era él, por su nariz grande, sus ojos marrones y pequeños y por su pelo desteñido.
  20. El perro de los vecinos es muy simpático, tiene ojos pequeños y tristes y el pelo negro.
  21. Cuando se vio en el espejo se dio cuenta que tenía las ojeras muy pronunciadas y las mejillas inflamadas y creyó que era mejor descansar un poco.
  22. El líder de la banda siempre usaba gafas oscuras, tenía los labios pálidos y un flequillo muy despeinado.
  23. El jefe de estación tenía bigotes, siempre usaba un overol en su trabajo y una gorra bordó.
  24. Fabián siempre movía las manos y se peinaba su pelo lacio y rojizo cuando estaba nervioso.
  25. Cuando vio a su padre en la estación, lo reconoció enseguida por sus ojos verdes y por su forma de caminar, rápida pero acompasada.
  26. El oso que deambula por estos bosques es un poco diferente a un oso común, es más grande de lo crees, pero también es más manso y amigable.
  27. La actriz siempre sale con una sonrisa deslumbrante en las fotos y con los ojos perfectamente maquillados.
  28. Marcela tenía una cara bastante común: labios finos, ojos marrones, nariz mediana y el pelo lacio.
  29. Ingrid estaba pálida y había perdido el color de sus mejillas, pero al poco tiempo se sintió mejor y volvió a tener las mejillas rosadas y la mirada descansada.
  30. El mejor amigo del jefe era rubio, un poco petiso, algo torpe y una de las personas más graciosas que he conocido en toda mi vida.

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Prosopografía". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/prosopografia/