30 Ejemplos de
Símil

Símil

El símil, también llamado comparación, es una figura retórica que sirve como medio para establecer una relación entre un elemento real y otro imaginario o figurado. Por ejemplo: Era fría como un témpano. 

El símil es un elemento que resulta bastante fácil de identificar, pues a diferencia de lo que sucede en otras figuras retóricas, como la metáfora, en los símiles ambos elementos están nombrados y también lo está el nexo que une a esos dos elementos.

En general ese nexo comparativo es la palabra como, cual, igual que, semejante a, tan’. Cuando se hace uso del como, se da lugar a un recurso expresivo per se llamado comparación.

En las obras poéticas, muchas veces se recurre a esta figura para decir de forma estéticamente elevada algo que en sí mismo puede ser muy sencillo y, en muchos otros casos, la cultura popular se apropia de este concepto y a través de un símil o comparación hace más elocuente una idea. Por ejemplo: Mi corazón se abre como un tesoro.

En muchos casos, además, adquieren un tono humorístico que los hace más recordados. Por ejemplo: Suda como testigo falso o Inútil como cenicero de moto.

¿Cómo se hace una comparación?

El elemento central del símil es la transmisión de una cualidad de algo a otra cosa, que también la tiene, pero que no resulta tan evidente.

Tener la capacidad de realizar una comparación de este tipo, es fundamental para los escritores y poetas, y seguramente no resulta nada sencillo encontrar exactamente el elemento imaginario que se adapte específicamente a la cuestión real a la que se quiere hacer referencia.

El símil también puede ser utilizado en un discurso argumentativo y en la oratoria. Allí, sin embargo, la cuestión se vuelve algo más estricta y el hablante debe tomar en consideración que debe existir entre los elementos nombrados un vínculo en verdad robusto, pues se puede caer en la falacia de una falsa analogía.

Ejemplo erróneo de símil: Afirmar, por ejemplo, que Una escuela es como una pequeña empresa, donde las calificaciones son los sueldos de los alumnos, es cierto en el sentido de que ambas son retribuciones al esfuerzo, pero es falso en casi todos las demás aspectos de la comparación.

Ejemplos de símil

  1. Suda como testigo falso.
  2. Tan inútil como cenicero de moto.
  3. Contento como perro con dos colas.
  4. Fría como un témpano.
  5. Una temperatura igual que en el infierno
  6. Tan liviano como una pluma.
  7. No tengo un centavo, cual billetera de espantapájaros.
  8. Tus ojos brillan como dos luceros.
  9. Su piel era tan blanca como la nieve.
  10. El mar es tan inmenso como la grandeza de nuestro corazón.
  11. Sus manos, suaves y bellas como el terciopelo.
  12. Risos amarillos cual oro.
  13. Ellos seguían sin moverse, quietos como estatuas. 
  14. Los mundos sutiles, como pompas de jabón.
  15. Come como lima nueva.
  16. Peligroso como mar tormentoso.
  17. El callejón era negro como boca de lobo.
  18. Sus ojos brillan como dos luceros.
  19. La vida es como un balón rebotando.
  20. Cantando como la cigarra.
  21. A veces me siento como pobre colina y otras como poderosa montaña.
  22. Se mostraba tan eufórico cual canción de rock.
  23. Piensa como tu enemigo, y vive como él.
  24. Manso como un corderito.
  25. Sus rubios cabellos cual oro.
  26. Es tan aburrido como chupar un clavo.
  27. Sabe nadar tan bien como un pez.
  28. Los maestros educan tan bien como los padres.
  29. Estaba firme como rulo de estatua.
  30. Su vestido era rojo cual fuego ardiente.

Otras figuras retóricas:


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Símil". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/simil/