50 Ejemplos de
Metáforas

La metáfora es una figura retórica que se utiliza para referirse a algo sin nombrarlo explícitamente, para lo cual se recurre a un uso figurado del lenguaje. Por ejemplo: Lo tienen bajo la lupa.

Las metáforas ponen en relación dos campos o entidades a partir de una semejanza que se establece entre ellos, de modo que incluyen una comparación tácita. Por ejemplo: cuando decimos que alguien tiene nervios de acero, estamos usando las cualidades asociadas a un elemento o concepto (la dureza y la resistencia del acero) para describir otra cosa (la firmeza en el ánimo frente a una situación de estrés).

La metáfora es un procedimiento muy utilizado en el lenguaje literario (en particular en la poesía), puesto que los escritores suelen establecer relaciones inéditas entre las palabras con el objetivo de generar un efecto estético e imprimirles un significado distinto del que tendrían en su sentido literal. Por ejemplo: El dromedario del desierto, / barco vivo, le lleva a un puerto (Rubén Darío).

Asimismo, las metáforas suelen usarse en el habla cotidiana, ya sea para embellecer una descripción, provocar un efecto humorístico, de sorpresa, de ironía, entre muchas otras opciones. Además, permiten abordar conceptos abstractos y complejos mediante otros más concretos y sencillos. Por ejemplo: El tiempo es oro.

Recuerda: Las figuras retóricas o literarias utilizan las palabras en un sentido diferente del corriente (es decir, su definición de diccionario) para darles mayor expresividad, belleza o vivacidad. Su objetivo es destacar una idea, persuadir, embellecer un texto o generar algún tipo de emoción en el receptor. Además de las metáforas, hay muchas otras figuras retóricas de uso frecuente, entre ellas, la comparación, la personificación, la metonimia, la hipérbole, la sinécdoque y el oxímoron.

¿Cómo se compone la metáfora?

Los tres elementos básicos que componen una metáfora son:

  • Término real o tenor. Es aquel al que se está haciendo referencia en verdad.
  • Término imaginario o vehículo. Es aquel a través del cual se hace referencia al término real.
  • Fundamento. Es la semejanza entre el término real y el imaginario, que sustenta la metáfora.

Así, en la metáfora su piel es de porcelana, el término real es piel, el término imaginario es porcelana y el fundamento es la blancura y la delicadeza de ambos.

En función de esto, se suele hablar de dos tipos de metáforas:

  • Metáfora pura. El término imaginario reemplaza al término real. Por ejemplo: Las perlas de su boca brillan en la noche.
  • Metáfora impura. Tanto el término imaginario como el real aparecen de manera explícita. Por ejemplo: Sus dientes de perlas brillan en la noche.

Ejemplos de metáforas (explicadas)

A continuación, se ofrece una lista de metáforas, cada una con su término real o su sentido literal entre paréntesis.

  1. Está que echa chispas. (Está enojado o enojada).
  2. Lo tienen bajo la lupa. (Lo están vigilando detenidamente).
  3. Los luceros de su rostro brillaban más que nunca. (Sus ojos brillaban mucho).
  4. Los caballos del mar golpeaban el casco del barco. (El oleaje golpeaba el casco del barco).
  5. La llama que latía en su pecho se apagó. (Su pasión ya no está).
  6. Cayó en un pozo depresivo. (Comenzó a sufrir una depresión).
  7. Me robó una sonrisa. (Me hizo sonreír sorpresivamente).
  8. El proyecto está en pañales. (El proyecto es muy incipiente).
  9. Ese examen fue un regalo. (Ese examen fue muy fácil de aprobar).
  10. Ella es la luz que ilumina mis días. (Ella es una persona fundamental en mi vida).
  11. En esa fiesta me llovieron regalos. (En esa fiesta me hicieron muchos regalos).
  12. Ese lugar es un paraíso. (Ese lugar es muy hermoso).
  13. Tu voz es música para mis oídos. (Me gusta escuchar el sonido de tu voz).
  14. Queda un largo camino para tu boda. (Falta mucho tiempo para que llegue tu boda).
  15. Martín está en las nubes. (Martín no está prestando atención a lo que pasa a su alrededor).
  16. Está caminando por las paredes. (Está muy nervioso).
  17. Sus lágrimas de cocodrilo no convencen a nadie. (Su llanto no es real y no convence a nadie).
  18. Mi primo es un sol. (Mi primo es una muy buena persona).
  19. Está en la cresta de la ola. (Está atravesando un muy buen momento).
  20. Su corazón es enorme. (Es una excelente persona).
  21. Tengo las manos limpias. (No estoy implicado en el problema).
  22. Está en la primavera de su vida. (Es joven).
  23. ¡No puedes ser tan ciego! (Algo está sucediendo en frente tuyo y no lo ves).
  24. Sintió que tocaba el cielo con las manos. (Se puso muy contento).
  25. Desde que lo conoció, tiene mariposas en el estómago. (Está enamorada o enamorado).
  26. La profesora perdió un tornillo. (La profesora actuó de una manera extraña).
  27. Su corazón saltó de felicidad al verlo. (Se puso muy contento o contenta al verlo).
  28. Me tengo que poner las pilas para aprobar el examen. (Tengo que esforzarme para aprobar el examen).
  29. Me partió el alma. (Me dio mucha tristeza).
  30. Marcos tiene el ánimo por el suelo. (Marcos está muy decaído).
  31. Los sabios nos iluminan con sus consejos. (Los sabios nos enseñan).
  32. Me rompió el corazón. (Me decepcionó o me provocó una desilusión amorosa).
  33. Estoy entre la espada y la pared. (No tengo opciones).
  34. Está en la cumbre de su carrera. (Está en el momento más exitoso de su carrera).
  35. Lo que estaba ocurriendo era un sueño. (Lo que estaba ocurriendo era inverosímil o algo muy esperado).
  36. Sus cabellos de oro resplandecían. (Su cabello rubio brillaba).
  37. De sus ojos brotaban ríos de tristeza. (Estaba llorando con mucha angustia).
  38. Ya se ven los primeros brotes verdes en la economía. (Ya se ve el primer crecimiento en la economía).
  39. Su corazón era una piedra. (Era muy duro o insensible).

Ejemplos de metáforas en literatura

  1. Jorge Luis Borges, fragmento de “La espera”

En mi pecho, el reloj de sangre mide
El temeroso tiempo de la espera.

  • Tipo de metáfora: pura.
  • Término real o tenor: el corazón.
  • Término imaginario o vehículo: el reloj de sangre.
  • Fundamento: la similitud entre el tictac y el latido del corazón.
  1. Sor Juana Inés de la Cruz, fragmento de “Finjamos que soy feliz”

El discurso es un acero
que sirve por ambos cabos:
de dar muerte, por la punta,
por el pomo, de resguardo.
Si vos, sabiendo el peligro,
querés por la punta usarlo,
¿qué culpa tiene el acero,
del mal uso de la mano?

  • Tipo de metáfora: impura.
  • Término real o tenor: el discurso, en referencia a la palabra.
  • Término imaginario o vehículo: un acero, en referencia a una espada.
  • Fundamento: la semejanza en la posibilidad de hacer buenos y malos usos tanto de la palabra como de la espada.
  1. Antonio Machado, fragmento de “Glosa”

Nuestras vidas son los ríos,
que van a dar al mar,
que es el morir. ¡Gran cantar!

  • Tipo de metáfora: impura.
  • Término real o tenor: la vida y la muerte.
  • Término imaginario o vehículo: los ríos y el mar.
  • Fundamento: la semejanza en la idea de un recorrido hacia un destino final.
  1. Alfonsina Storni, fragmento de “Lo inacabable”

Las lágrimas vertidas se harán perlas
de un collar
nuevo; romperá la sombra
un sol precioso que dará a las venas
la savia fresca, loca y bullidora.

Metáfora 1

  • Tipo de metáfora: impura.
  • Término real o tenor: las lágrimas.
  • Término imaginario o vehículo: perlas de un collar.
  • Fundamento: la similitud en la forma de las lágrimas y las perlas.

Metáfora 2

  • Tipo de metáfora: pura.
  • Término real o tenor: sangre.
  • Término imaginario o vehículo: savia.
  • Fundamento: la similitud entre las venas de una persona y las raíces y los tallos de una planta.
  1. Federico García Lorca, fragmento de “Canción primaveral”

Voy camino de la tarde
Entre flores de la huerta,
Dejando sobre el camino
El agua de mi tristeza.

  • Tipo de metáfora: pura.
  • Término real o tenor: las lágrimas.
  • Término imaginario o vehículo: el agua de mi tristeza.
  • Fundamento: la similitud en la transparencia y la liquidez del agua y las lágrimas.
  1. Miguel de Unamuno, fragmento de “Ver con los ojos”

Ella apenas comprendía lo que estaba leyendo, pero lo sentía, y sintió también un nudo en la garganta.

  • Tipo de metáfora: pura.
  • Término real o tenor: la angustia.
  • Término imaginario o vehículo: un nudo en la garganta.
  • Fundamento: la similitud entre la forma de una soga con un nudo y la sensación de tener la garganta cerrada (hecha un nudo) por la angustia.
  1. Rubén Darío, fragmento de “Sonatina”

La princesa está triste… ¿qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.

  • Tipo de metáfora: impura.
  • Término real o tenor: la boca.
  • Término imaginario o vehículo: fresa.
  • Fundamento: la similitud en el color de su boca y una fresa.
  1. Rosario Castellanos, fragmento de “Falsa elegía”

Se destejen los días,
Las noches se consumen antes de darnos cuenta.

  • Tipo de metáfora: pura.
  • Término real o tenor: el paso del tiempo.
  • Término imaginario o vehículo: se destejen los días.
  • Fundamento: la semejanza entre la velocidad con la que transcurre el tiempo y lo que tarda un ovillo de lana en deshacerse.
  1. Roberto Arlt, fragmento de Los siete locos

Erdosain se acercó a la ventana… Los rosales vertían un perfume potentísimo, agudo, todo el espacio se poblaba de una fragancia roja. (…) El verdor multiforme penetraba por sus ojos.

  • Tipo de metáfora: pura.
  • Término real o tenor: la vegetación del jardín.
  • Término imaginario o vehículo: el verdor multiforme.
  • Fundamento: el color de las plantas y la diversidad de formas que tienen.
  1. Jorge Luis Borges, fragmento de “El atroz redentor Lazarus Morel”, en Historia universal de la infamia

En 1517 el P. Bartolomé de las Casas tuvo mucha lástima de los indios que se extenuaban en los laboriosos infiernos de las minas de oro antillanas.

  • Tipo de metáfora: impura.
  • Término real o tenor: las minas de oro antillanas.
  • Término imaginario o vehículo: los laboriosos infiernos.
  • Fundamento: la semejanza en los tormentos que se relatan sobre el infierno y los padecimientos de los trabajadores en las minas de oro.
  1. Manuel Mujica Lainez, fragmento de “El ángel y el payador”, en Misteriosa Buenos Aires

Había sido rico. Había tenido estancia y tropillas, pero por entonces no le quedaban más pilchas que lo que llevaba encima, (…) y más flete que un alazán tostado como él y un potrillo de barriga redonda: el Mataco.

  • Tipo de metáfora: impura.
  • Términos reales o tenores: un alazán y un potrillo.
  • Término imaginario o vehículo: flete.
  • Fundamento: la similitud entre los fletes y los animales de carga, ambos capaces de transportar peso.

Puede servirte:

Un dibujo que expresa una metáfora:

metáfora en un dibujo sobre el planeta

Otros tipos de metáfora

Desde el punto de vista de su construcción, se suele hablar de los siguientes tipos de metáforas:

Para tener en cuenta: En el campo de la retórica, cuando un texto presenta varias metáforas consecutivas en una misma estructura se denomina metáfora continuada o alegoría. Por ejemplo: en el poema “Ajedrez”, Jorge Luis Borges compara a través de una serie de metáforas encadenadas las reglas de este juego con las experiencias de la vida, con sus conflictos, derrotas y aprendizajes.

Metáfora y comparación

La metáfora y la comparación, también llamada símil, pueden prestarse a confusión, dado que ambas son figuras en las que se establece una relación de analogía entre dos entidades.

Para diferenciarlas, vale recordar que la metáfora une los dos elementos que se comparan estableciendo una relación de identidad. Por ejemplo: Tus ojos son dos luceros. / Tus ojos, dos luceros. / Tus ojos de lucero.

En cambio, la comparación establece una relación de semejanza, y por lo general lo hace a través de la utilización de un nexo comparativo. Por ejemplo: Tus ojos son como dos luceros. / Tus ojos se parecen a dos luceros.

Entonces, mientras en la metáfora A es B (impura) o B reemplaza a A (pura), en el símil se dice que A es como B, de modo que los elementos mantienen su identidad a pesar de ser comparados.

Las metáforas en el lenguaje coloquial

En la vida cotidiana, usamos muchas metáforas sin notarlo. Además de ser un recurso para embellecer un texto, las metáforas también nos ayudan a comprender determinados conceptos abstractos y complejos a través de términos más concretos y sencillos. Estas se denominan metáforas conceptuales. Por ejemplo, cuando hablamos de amor, solemos hacerlo en los términos de una guerra: se conquista a alguien, se gana su amor, o también se puede perder.

Además, la metáfora es el procedimiento más común por el que se producen cambios en los significados de las palabras. Por ejemplo: el término sierra designaba en su origen una cadena de montañas, y luego el sentido se fue desplazando por una relación de semejanza; así, en la actualidad, también nombra la herramienta para cortar que tiene dientes con esa misma forma.

Explicación en video

Hicimos un video para explicártelo fácilmente:

Otras figuras retóricas

Figuras retóricas

Sigue con:

Texto interactivo para practicar

¿Cómo citar?

"Metáforas". Autor: Natalia Ribas. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/metafora/. Última edición: 17 de noviembre de 2022. Consultado: 17 de noviembre de 2022

Sobre el autor

Autor: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Última edición: 17 noviembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)