20 Ejemplos de
Moléculas Orgánicas e Inorgánicas

La química distingue entre dos tipos de moléculas que componen la materia, de acuerdo al tipo de átomos en que están basadas sus estructuras: moléculas orgánicas y moléculas inorgánicas.

La diferencia fundamental entre ambos tipos de moléculas (y entre las sustancias que de ellas se componen) se fundamenta, más que nada, en la presencia de átomos de carbono (C) formando enlaces covalentes con otros átomos de carbono y con átomos de hidrógeno (H), así como con otros elementos frecuentes como el oxígeno (O), nitrógeno (N), Azufre (S), Fósforo (P) y algunos metales. A las moléculas que tienen esta estructura fundamentada en el carbono se las conoce como moléculas orgánicas y son esenciales para la vida.

Por otro lado, las moléculas cuya estructura no está basada en el carbono (no quiere decir que no puedan contener carbono), se denominan inorgánicas.

Las moléculas orgánicas

Una de las principales características de la mayoría de las sustancias orgánicas es su combustibilidad, es decir, su capacidad de quemarse y perder o variar su estructura original, como es el caso de los hidrocarburos que integran los combustibles fósiles. Por otra parte, algunas son solubles en solventes orgánicos como la gasolina, mientras que otras son solubles en agua. Suelen tener puntos de fusión y ebullición más bajos que los compuestos inorgánicos.

Existen dos tipos de sustancias orgánicas, atendiendo a su origen:

  • Moléculas orgánicas naturales. Aquellas que son sintetizadas por los seres vivientes y que constituyen los bloques fundamentales para el funcionamiento y crecimiento de sus cuerpos. Se las conoce como biomoléculas. Por ejemplo: glucosa, colesterol, colágeno. También existen moléculas orgánicas naturales que forman parte del petróleo, originadas desde hace miles de años.
  • Moléculas orgánicas artificiales. Deben su origen a la mano del hombre, ya que no existen en la naturaleza como tales, así que son sintetizadas en laboratorios e industrias. Es el caso de los plásticos, por ejemplo.

Cabe acotar que a grandes rasgos existen varios tipos de moléculas orgánicas integrando el cuerpo de los seres vivos: proteínas, lípidos, carbohidratos, nucleótidos y moléculas pequeñas.

Ejemplos de moléculas orgánicas

  1. Glucosa (C6H12O6). Uno de los principales azúcares (carbohidratos) que sirven de base a la construcción de los diversos polímeros orgánicos (de reserva energética o de función estructural). Del procesamiento bioquímico obtienen los animales su energía vital (respiración).
  2. Celulosa (C6H10O5). Es un biopolímero indispensable para la vida vegetal y la biomolécula más abundante del planeta. Sin ella sería imposible construir la pared celular de las células vegetales, por lo que se trata de una molécula de funciones estructurales irremplazables.
  3. Fructosa (C6H12O6). Es un monosacárido presente en las frutas, vegetales y la miel, posee la misma fórmula pero distinta estructura que la glucosa (es su isómero). Junto con esta última, forma la sacarosa o azúcar común de mesa.
  4. Ácido fórmico (CH2O2). Es el ácido orgánico más simple que existe, empleado por las hormigas y las abejas como sustancia irritante para sus mecanismos de defensa. También es segregado por las ortigas y otras plantas urticantes, y forma parte de los compuestos que integran la miel.
  5. Metano (CH4). Es el hidrocarburo alcano más sencillo de todos, cuya forma gaseosa es incolora, inodora e insoluble en agua. Es el componente mayoritario del gas natural y un producto frecuente de los procesos de digestión animal.
  6. Colágeno. Es una proteína necesaria para la formación de fibras, común a todos los animales y que compone los huesos, tendones y la piel, lo cual suma el 25% de las proteínas totales del cuerpo de los mamíferos.
  7. Benceno (C6H6). Es un hidrocarburo aromático compuesto por seis átomos de carbono ubicados en los vértices de un hexágono perfecto, que están unidos por enlace covalente típico y también por una nube electrónica de tipo pi (). Es un líquido incoloro de aroma dulce sumamente inflamable.
  8. ADN (ácido desoxirribonucleico). Es un polímero de nucleótidos y la molécula básica del material genético de los seres vivientes, cuyas instrucciones permiten la replicación de todo el material necesario para su creación, funcionamiento y eventual reproducción. Sin el ADN sería imposible la transmisión de la información hereditaria.
  9. ARN (ácido ribonucleico). Es la otra molécula indispensable en la síntesis de las proteínas y sustancias que integran a los seres vivientes. Formada por una cadena de ribonucleótidos, se apoya en el ADN para la ejecución y reproducción del código genético, clave en la división celular y en la constitución de toda forma de vida compleja.
  10. Colesterol. Es un lípido presente en los tejidos corporales y plasma sanguíneo de los vertebrados, esencial en la constitución de la membrana plasmática de las células, a pesar de que sus niveles muy elevados en sangre pueden conducir a problemas en la circulación sanguínea.moléculas orgánicas

Las moléculas inorgánicas

Las moléculas inorgánicas no tienen como base el carbono sino otros variados elementos. Se forman como resultado de distintos procesos físicos y químicos como: la fusión, la electrólisis, la acción de la energía solar. Por ejemplo: ozono, óxido de calcio, helio.

La línea divisoria entre las moléculas orgánicas e inorgánicas ha sido a menudo cuestionada y tenida como arbitraria, ya que muchas sustancias inorgánicas contienen carbono e hidrógeno. Sin embargo, la regla establecida apunta a que todas las moléculas orgánicas se fundamentan en el carbono, pero no todas las moléculas con carbono son orgánicas.

Ejemplos de moléculas inorgánicas

monoxido de carbono - inorganico

  1. Monóxido de carbono (CO). A pesar de consistir en apenas un átomo de carbono y otro de oxígeno, se trata de una molécula inorgánica y un contaminante ambiental sumamente tóxico, es decir, de presencia incompatible con la mayoría de los seres vivos conocidos.
  2. El agua (H2O). Si bien es esencial para la vida y quizá de las moléculas más conocidas y abundantes, el agua es inorgánica. Es capaz de contener seres vivos en su interior, como los peces en los mares, lagos y ríos. Por otra parte, los seres vivos la contienen en su interior, pero no es propiamente una biomolécula.
  3. Amoníaco (NH3). Es un gas incoloro de olor repulsivo, cuya presencia en los organismos vivos es tóxica y letal, a pesar de que es un subproducto de muchos procesos biológicos. Por eso es excretado de sus cuerpos, en la orina, por ejemplo.
  4. Cloruro de sodio (NaCl). Es la molécula de la sal común, soluble en agua y presente en los organismos vivos, que la ingieren a través de su dieta y desechan el exceso mediante diversos procesos metabólicos.
  5. Óxido de calcio (CaO). Conocido como “cal” o “cal viva”, proviene de rocas calizas y ha sido largamente empleado en la historia en labores de construcción o en la fabricación del fuego griego.
  6. Ozono (O3). Es una sustancia muy presente en la parte elevada de la atmósfera (la capa de ozono), cuyas condiciones especiales le permiten existir, pues normalmente sus vínculos decaen y recuperan la forma diatómica (O2). Se emplea para purificar agua, pero en grandes cantidades puede resultar irritante y ligeramente tóxico.
  7. Óxido férrico (Fe2O3). El óxido del hierro común es un metal muy empleado en diversas industrias humanas. Es de color rojizo y no es un buen conductor de la electricidad. Es estable al calor y se disuelve fácilmente en los ácidos, dando lugar a otros compuestos.
  8. Helio (He). Es un gas noble (junto al argón, neón, xenón y kriptón) de bajísima o nula reactividad química, que existe en su forma monoatómica.
  9. Dióxido de carbono (CO2). Es la molécula resultante de la respiración de los seres vivos aerobios, que la expulsan. Y es necesaria para la fotosíntesis de los vegetales, que la toman del aire. Es una sustancia vital para la vida, pero no forma parte de las moléculas orgánicas, a pesar de contar con un átomo de carbono.
  10. Hidróxido de sodio (NaOH). Conocido como “soda cáustica”, se encuentra en forma de cristales blancos sin olor. Es una base fuerte, es decir, una sustancia altamente desecante, que reacciona exotérmicamente (generando calor) cuando se la disuelve en agua. En contacto con sustancias orgánicas genera daño por corrosión.
    molécula inorgánica

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Moléculas Orgánicas e Inorgánicas". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-moleculas-organicas-e-inorganicas/