15 Ejemplos de
Enlace Metálico

Los enlaces metálicos son un tipo de unión química que se produce entre átomos de un mismo metal. Mediante estos enlaces se logran estructuras muy compactas, ya que los núcleos de los átomos se juntan tanto que comienzan a compartir sus electrones de valencia. Por ejemplo: enlaces entre los átomos de aluminio.

Estos electrones de valencia permanecen alrededor del conjunto de núcleos como en una especie de nube y la atracción entre sus cargas negativas y las cargas positivas de los núcleos es lo que mantiene al conjunto firmemente unido.

De esta manera, el enlace metálico es un vínculo atómico fuerte y primario, que solo puede ocurrir entre átomos de la misma especie y nunca como una forma de la aleación (mezcla de metales). Tampoco debe confundirse a este tipo de enlaces con los iónicos o los covalentes, si bien con estos últimos puede compartir ciertos aspectos ya que los átomos involucrados comparten hasta cierto punto sus electrones.

Propiedades de los enlaces metálicos

En el enlace metálico los electrones se mueven formando una “nube” alrededor de los átomos, que están muy unidos entre sí. Así, las propiedades de los enlaces metálicos justifican muchas de las propiedades características de los metales, como la solidez y la dureza de sus materias, su maleabilidad y ductilidad, su buena conducción de calor o de la electricidad e incluso su lustre, pues devuelven casi toda la energía lumínica que los impacta.

Las partículas atómicas unidas mediante esos enlaces suelen organizarse tridimensionalmente en estructuras hexagonales, cúbicas o de muchas otras formas. El mercurio, por ejemplo, es líquido a temperatura ambiente, y la unión atómica se produce mediante mecanismos diferentes y permite la formación de gotas perfectamente redondas de este metal.

Ejemplos de enlaces metálicos

Los enlaces metálicos son sumamente frecuentes en el mundo atómico de los metales, por lo que cualquier elemento metálico puro es un ejemplo posible:

  1. Enlaces entre los átomos de plata (Ag).
  2. Enlaces entre los átomos de oro (Au).
  3. Enlaces entre los átomos de cadmio (Cd).
  4. Enlaces entre los átomos de hierro (Fe).
  5. Enlaces entre los átomos de níquel (Ni).
  6. Enlaces entre los átomos de zinc (Zn).
  7. Enlaces entre los átomos de cobre (Cu).
  8. Enlaces entre los átomos de platino (Pt).
  9. Enlaces entre los átomos de aluminio (Al).
  10. Enlaces entre los átomos de galio (Ga).
  11. Enlaces entre los átomos de titanio (Ti).
  12. Enlaces entre los átomos de paladio (Pd).
  13. Enlaces entre los átomos de plomo (Pb).
  14. Enlaces entre los átomos de iridio (Ir).
  15. Enlaces entre los átomos de cobalto (Co).

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Enlace Metálico". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/15-ejemplos-de-enlace-metalico/