20 Ejemplos de
Óxidos No Metálicos

Los óxidos no metálicos son compuestos de tipo binario, que se forman a partir de la combinación entre un no metal y el oxígeno, este último en particular en su número de oxidación -2. Por ejemplo: Anhídrido telúrico, Anhídrido carbónico, Anhídrido sulfúrico.

Es habitual que se los reconozca también bajo el nombre de óxidos ácidos o bien de anhídridos, y que sean formulados utilizando el símbolo del elemento no metálico junto a la valencia del oxígeno (2) más el oxígeno junto a la valencia del elemento no metálico. En la simplificación matemática es habitual que la formulación pierda esa forma. Por otra parte, el enlace entre el oxígeno y el no metal es covalente.

Si bien los óxidos no metálicos pueden aparecer en los tres estados de agregación, es más frecuente encontrarlos en la forma gaseosa porque sus moléculas tienden a ser bastante pequeñas y poco polares. En este mismo sentido puede decirse que es frecuente que los óxidos de este tipo tengan un punto de ebullición y fusión más bien bajos.

Sobre las propiedades físicas de estos óxidos no metálicos puede decirse que tienen diversos colores y que carecen de brillo metálico. Los sólidos suelen ser más quebradizos, algunos son más duros y otros más blandos. No son buenos conductores del calor y de la electricidad. Por otra parte, tienden a formar sales de oxoaniones cuando reaccionan con óxidos básicos.

Los óxidos no metálicos suelen ser una causa fundamental de los problemas ambientales, pues su presencia en la naturaleza es una fuente de la difusión del efecto invernadero y de la lluvia ácida.

Como casi todo lo referente a las combinaciones de átomos para formar compuestos químicos, existen tres formas de nombrarlos:

  • Nomenclatura tradicional. Según la cantidad de estados de oxidación del elemento no metálico, pasa a definirse el prefijo y sufijo que completará el nombre del no metal que proceda a la palabra anhídrido.
    • Cuando el no metal tiene solo un estado de oxidación se nombra: anhídrido/nombre del no metal. Por ejemplo: óxido de silicio (SiO2).
    • Cuando el no metal tiene dos estados de oxidación se nombra: anhídrido/nombre del no metal (con sufijo “oso” para el menor estado de oxidación e “ico” para el mayor estado de oxidación). Por ejemplo: anhídrido fosforoso (P2O3) y anhídrido fosfórico (P2O5).
    • Cuando el no metal tiene tres estados de oxidación se nombra: anhídrido/nombre del no metal (con prefijo “hipo” y sufijo “oso” para el menor estado de oxidación, con sufijo “oso” para el estado de oxidación siguiente, y con sufijo “ico” para el mayor estado de oxidación). Por ejemplo: anhídrido hiposelenioso (TeO), anhídrido selenioso (TeO2) y anhídrido selénico (SeO3).
    • Cuando el no metal tiene cuatro estados de oxidación se nombra: anhídrido/nombre del no metal (con prefijo “hipo” y sufijo “oso” para el menor estado de oxidación, con sufijo “oso” para el estado de oxidación siguiente, con sufijo “ico” para el estado de oxidación siguiente, y con prefijo “per” y sufijo “ico” para el mayor estado de oxidación). Por ejemplo: anhídrido hipocloroso (Cl2O), anhídrido cloroso (Cl2O3), anhídrido clórico (Cl2O5) y anhídrido perclórico (Cl2O7).
  • Nomenclatura de stock. Se escribe ‘óxido de’ y se completa con el elemento no metálico seguido del número de oxidación con el que actúa (en números romanos) entre paréntesis. Por ejemplo: óxido de fósforo (III) (P2O3).
  • Nomenclatura sistemática. Se acuerdo al número de átomos del elemento no metálico y de oxígeno, se conforma un prefijo para cada elemento (‘mono’, ‘di’, ‘tri’, ‘tetra’, ‘penta’, ‘hexa’ o ‘hepta’) que antecede a ‘óxido de’ y al ‘nombre del elemento no metálico’. Por ejemplo: heptaóxido de dicloro (Cl2O7).

Ejemplos de óxidos no metálicos

La siguiente lista incluirá veinte óxidos no metálicos, bajo la nomenclatura tradicional:

Anhídrido telúrico (TeO2) Anhídrido silícico (SiO2)
Anhídrido nitroso (N2O3) Anhídrido carbonoso (CO)
Anhídrido nítrico (N2O5) Anhídrido carbónico (CO2)
Anhídrido manganoso (MnO2) Anhídrido hipocloroso (Cl2O)
Anhídrido mangánico (MnO3) Anhídrido cloroso (Cl2O3)
Anhídrido permangánico (Mn2O7) Anhídrido clórico (Cl2O5)
Anhídrido hipoyodoso (I2O) Anhídrido perclórico (Cl2O7)
Anhídrido yodoso (I2O3) Anhídrido hiposulfuroso (SO)
Anhídrido yódico (I2O5) Anhídrido sulfuroso (SO2)
Anhídrido peryódico (I2O7) Anhídrido sulfúrico (SO3)

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Óxidos No Metálicos". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-oxidos-no-metalicos/