100 Ejemplos de
Átomos

Con el nombre de átomo se conoce a la unidad mínima que forma la materia y que aún tiene las propiedades del elemento químico al que pertenece. Por ejemplo: aluminio, hierro, yodo. El átomo es la partícula base de toda la materia conocida y está presente en todas las cosas: en los seres vivos y en los objetos inanimados.

Muchas veces se caracteriza al átomo como una unidad indivisible, pero no es por la imposibilidad de que el átomo sea dividido, sino que en el caso de serlo perdería las propiedades químicas del elemento químico al que pertenece: el átomo, en realidad, está formado por partículas aún más pequeñas: las subatómicas.

Composición del átomo

En efecto, la composición del átomo incluye un centro compuesto por un núcleo que contiene protones y neutrones, y varias capas o niveles de energía alrededor de este núcleo que cuentan con las partículas subatómicas más pequeñas de los átomos, los electrones.

En tanto que los electrones tienen carga negativa, los protones tienen igual carga eléctrica pero positiva y los neutrones no tienen carga. Rutherford propuso uno de los modelos atómicos que explica la existencia de las cargas positivas en el núcleo del átomo y las cargas negativas ubicadas en las órbitas su alrededor. Mediante este modelo se podía explicar (aunque con algunas limitaciones) la unión de átomos para formar compuestos químicos.

Propiedades del átomo

El átomo cuenta siempre con algunas propiedades, que son útiles para entender la forma en que se distribuyen cuando forman los distintos compuestos químicos. El átomo siempre cuenta con un número atómico (representado por la letra Z) que representa la cantidad de protones que contiene en el núcleo, que es igual a la de los electrones, que están a su alrededor. Además tiene un número másico, representado por la letra A, que hace referencia a la suma de protones y neutrones que contiene el átomo en su núcleo.

Clasificación de los átomos

Existen diferentes clases de elementos químicos. La clasificación más habitual es la que se realiza en la tabla periódica de los elementos, que organiza y clasifica a los elementos químicos según su número atómico, entre otras propiedades.

Todos los átomos con igual número atómico pertenecen al mismo elemento químico. Por otra parte, los átomos que tienen distintas cantidades de neutrones pero iguales cantidades de protones (número atómico) se denominan isótopos. Por ejemplo, el hidrógeno tiene tres isótopos naturales que son los átomos: protio 1H (con un protón en el núcleo y un electrón en su órbita), deuterio 2H (con un protón y un neutrón en el núcleo, y un electrón en su órbita) y tritio 3H (con un protón y dos neutrones en el núcleo, y un electrón en su órbita). Pero los tres isótopos pertenecen al mismo elemento químico, el hidrógeno.

Historia de la Teoría Atómica

La teoría atómica, que comprende a los átomos como la unidad mínima de la estructura de la materia, existe desde la Antigua Grecia.

En 1803, John Dalton propuso el modelo atómico que demostraba que la unión entre los átomos para formar compuestos químicos se realizaba a través de ciertas proporciones definidas de cada uno. John Thomson, por su parte, determinó la carga positiva y la negativa y la conformación de los iones de ambos signos. El siguiente en proponer un modelo atómico fue Rutherford, que por primera vez definió el núcleo atómico positivo y las órbitas donde están ubicados los electrones. Luego, Bohr planteó un modelo que establece que los electrones no están ubicados en todas las órbitas o niveles de energía, sino que existen niveles de energía permitidos y prohibidos.

Los modelos se sucedieron hasta los estudios actuales de la teoría cuántica, orientada fundamentalmente a los campos. Evidentemente, es seguro que la estructura del núcleo atómico y de las propias partículas que lo conforman es mucho más complicada que la estructura electrónica tradicional de los átomos.

Ejemplos de átomos

A continuación, una lista de ejemplos de elementos químicos de la tabla periódica, para los que existe cierta cantidad de átomos que constituyen sus isótopos:

Actinio (Ac) Flúor (F) Plomo (Pb)
 Aluminio (Al) Fósforo (P) Plutonio (Pu)
Americio (Am) Francio (Fr) Polonio (Po)
Antimonio (Sb) Gadolinio (Gd) Potasio (K)
Argón (Ar) Galio (Ga) Praseodimio (Pr)
Arsénico (As) Germanio (Ge) Prometio (Pm)
Astato (At) Hafnio (Hf) Protactinio (Pa)
Azufre (S) Hassio (Hs) Radio (Ra)
Bario (Ba) Helio (He) Radón (Rn)
Berilio (Be) Hidrógeno (H) Renio (Re)
Berkelio (Bk) Hierro (Fe) Rodio (Rh)
Bismuto (Bi) Holmio (Ho) Roentgenio (Rg)
Bohrio (Bh) Indio (In) Rubidio (Rb)
Boro (B) Iridio (Ir) Rutenio (Ru)
Bromo (Br) Kriptón (Kr) Rutherfordio (Rf)
Cadmio (Cd) Lantano (La) Samario (Sm)
Calcio (Ca) Lawrencio (Lr) Seaborgio (Sg)
Californio (Cf) Litio (Li) Selenio (Se)
Carbono (C) Livermorio (Lv) Silicio (Si)
Cerio (Ce) Lutecio (Lu) Sodio (Na)
Cesio (Cs) Magnesio (Mg) Talio (Tl)
Zinc (Zn) Manganeso (Mn) Tántalo (Ta)
Circonio (Zr) Meitnerio (Mt) Tecnecio (Tc)
Cloro (Cl) Mendelevio (Md) Teluro (Te)
Cobalto (Co) Mercurio (Hg) Terbio (Tb)
Cobre (Cu) Molibdeno (Mo) Titanio (Ti)
Copernicio (Cn) Neodimio (Nd) Torio (Th)
Cromo (Cr) Neón (Ne) Tulio (Tm)
Curio (Cm) Neptunio (Np) Oganesón (Og)
Darmstadtio (Ds) Niobio (Nb) Moscovio (Mc)
Disprosio (Dy) Níquel (Ni) Teneso (Ts)
Dubnio (Db) Nitrógeno (N) Nihonio (Nh)
Einstenio (Es) Nobelio (No) Uranio (U)
Erbio (Er) Oro (Au) Vanadio (V)
Escandio (Sc) Osmio (Os) Wolframio (W)
Estaño (Sn) Oxígeno (O) Xenón (Xe)
Estroncio (Sr) Paladio (Pd) Yodo (I)
Europio (Eu) Plata (Ag) Yterbio (Yb)
Fermio (Fm) Platino (Pt) Ytrio (Y)
Flerovio (Fl)

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Átomos". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/100-ejemplos-de-atomos/