Qué es una
Oración

Oración

Una oración es una unidad de sentido que expresa una coherencia completa, es decir, es una unidad sintáctica con sentido. Por ejemplo: El juez dictó su sentencia. 

Una oración puede estar escrita o enunciada oralmente. En el caso de las oraciones escritas, lo que las delimita es el inicio con la letra mayúscula y la finalización en un punto.

Clasificación de la oración

Existen varios criterios para clasificar una oración.

Según la cantidad de estructuras sintácticas

Se llama “miembros” a las estructuras principales en las que se puede dividir una oración. Los dos miembros que suelen encontrarse son el sujeto y el predicado. El sujeto enuncia a quien ejecuta la acción y el predicado es la acción (ejercida por el verbo). Según este criterio, existen dos grandes tipos de oraciones:

  • Oraciones bimembres. Son aquellas que tienen ambos miembros: sujeto y predicado. En algunos casos, el sujeto puede no estar expreso pero igualmente se considera que está presente (se llama “sujeto tácito”). Por ejemplo: Carlos y María compraron helado. / Compraron helado.
  • Oraciones unimembres. Son aquellas que cuentan con un  solo miembro. Existen varios tipos de oraciones unimembres. Las oraciones impersonales tienen un verbo impersonal (cuentan con un verbo pero ningún sujeto que ejecute esa acción). Por ejemplo: Amaneció nublado. / Hubo varios accidentes este fin de semana. 

Según la intención del hablante

Según la estructura sintáctica

  • Atributivas o copulativas. Son oraciones simples que se construyen con el verbo ser, estar o parecer. Por ejemplo: María Elizabeth es cantante.
  • Predicativas. Son oraciones simples que no se construyen principalmente con los verbos ser, estar y parecer. Por ejemplo: Juana lee un libro.
  • Transitivas. Son oraciones que cuentan con un objeto directo o complemento. Por ejemplo: Rodrigo corrió la mesa.
  • Intransitiva. A estas oraciones no es posible añadirles complementos u objetos directos. Por ejemplo: La mujer reía.
  • Voz activa. Son oraciones que indican la acción que realiza el sujeto. Por ejemplo: Aldana compró un vestido nuevo.
  • Voz pasiva. En estas oraciones es el predicado el que expresa las acciones que caen sobre el sujeto. Por ejemplo: Las flores son compradas por Juana.
  • Reflexiva. En estas oraciones el sujeto realiza y recibe la acción de la oración. Por ejemplo: Hoy me haré un corte de cabello.
  • Recíproca. Son oraciones que combinan otras: predicativas, transitivas y activas. Por ejemplo: Romina y Mario leen el periódico todas las mañanas.
  • Pasiva refleja. Son oraciones impersonales que se emplean para evitar las oraciones pasivas. Por ejemplo: En ese restaurante se come muy bien. 

Morfología de la oración

La oración puede contener diferentes elementos que la constituyen aunque, dependiendo del tipo de oración, puede que algunos de los elementos no estén en forma escrita. Estos son:

  • Sustantivo. Es un tipo de palabra que nombra a una persona, objeto o animal. Los sustantivos pueden ser propios (“París”, “Ignacio”) o comunes (“casa”, “auto”). A su vez, los sustantivos se pueden clasificar en género (masculino o femenino) y en número (plural o singular) y pueden ser individuales o colectivos y concretos o abstractos.
  • Verbos. Los verbos son aquellos que indican la acción de la oración. Pueden estar conjugados en un modo (indicativo, imperativo o subjuntivo) y en un tiempo tiempo determinado (presente, futuro, condicional o pretérito) y alcanzan a expresarse según la persona (primera, segunda o tercera sea del singular o del plural).
  • Preposiciones. Son palabras invariables: a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, mediante, para, por, según, sin, sobre y tras.
  • Artículos. Son aquellos responsables de indicar el género y el número de los sustantivos. Pueden ser definidos (el, la, los, las) o indefinidos (un, una, unos, unas).
  • Pronombres. Reemplazan al sustantivo y se clasifican en demostrativos, posesivos, numerales, indefinidos, relativos, reflexivos, relativos e interrogativos.
  • Adjetivos. Son palabras que acompañan al sustantivo y le añaden información
  • Adverbios. Son palabras que acompañan al verbo, a un adverbio o a un adjetivo y se pueden clasificar en adverbios de tiempo, de lugar, de modo, de duda, de negación, de afirmación, etc.
  • Conjunciones. Son palabras que conectan a unas con otras. Por ejemplo: y, porque, pero, como, entre otras.
  • Interjecciones. Se usan para referirse a expresiones. Por ejemplo ¡Ah!

Orden de la oración

  • Orden simple o normal: Sujeto + verbo + complementos. Por ejemplo: Juana comió pastas; El jurado cambió su veredicto.
  • Orden con verbos de afección: Complemento indirecto + verbos + sujeto. Por ejemplo: A ella le gustan las palomitas de maíz.
  • Orden para pasivas reflejas: Verbo + sujeto. Por ejemplo: Se han propuesto tres nuevos candidatos.
  • Orden con lugar o tiempo invertidos. Por ejemplo: Por el este sale el sol.



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Oración". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/oracion/