50 Ejemplos de
Oraciones subordinadas

Las oraciones subordinadas son aquellas que dependen estructuralmente de otra oración, con la que establecen una relación de dependencia, por lo cual no tienen autonomía sintáctica. Por ejemplo:

oracion subordinada

Las oraciones subordinadas forman oraciones compuestas, dado que tienen dos partes: la oración principal, de mayor jerarquía, y la oración secundaria, de menor jerarquía y dependiente de la principal, cada una con su núcleo verbal correspondiente. Este tipo de oraciones suelen introducirse con diversos nexos. Además, pueden aparecer tanto dentro del sujeto como del predicado. Por ejemplo:

oracion subordinada

oración subordinada

Según la función sintáctica que cumplan en la oración principal, las oraciones subordinadas se clasifican en sustantivas, adjetivas y adverbiales.

Ejemplos de oraciones subordinadas

  1. La película que me recomendaste es muy linda.
  2. La vecina, a quien conocimos ayer, es antipática.
  3. Tiraron a la basura las sillas que estaban rotas.
  4. Los actores, que habían ensayado todo el día, salieron a saludar.
  5. Juan, que es mi carpintero, construyó ese mueble.
  6. No comiences a cocinar si no tienes todos los ingredientes.
  7. Voy porque me parece lo correcto.
  8. Tengo la duda de que haya entendido.
  9. La regadera que me prestaste está rota.
  10. Puse la mesa como me dijiste.
  11. Debes ir aunque tengas sueño.
  12. Las ventanas que daban al frente ya fueron reparadas.
  13. Me encanta que te hayas decidido.
  14. Los platos son servidos por quienes cocinaron.
  15. Aclaró que era preferible no confirmar nada.
  16. En una calle del sur cuyo nombre no recuerdo hay un café hermoso.
  17. Los chicos que habían desaprobado rindieron nuevamente hoy.
  18. Aquella mañana que me quedé estudiando fue muy productiva.
  19. Ramón, que es mi amigo, regará las plantas mientras esté de viaje.
  20. Mi profesora sabe que no estudiamos lo suficiente para este examen.
  21. Las sombrillas que estaban abiertas se volaron con el viento.
  22. El pueblo donde nací creció mucho en los últimos años.
  23. La cartera está donde te dije.
  24. Mi auto, que es muy viejo, está roto.
  25. Las novelas que me recomendaron en clase no me atraen.
  26. La casa que voy a comprar es hermosa.
  27. Mi hermano, que vive en Estados Unidos, viene de visita la semana entrante.
  28. Gracias a ella nos enteramos de que iban a ser padres.
  29. Nadie sabe a qué se dedica ese señor.
  30. El libro que escribió antes de morir es el más vendido.
  31. Me gusta la idea de que vayamos juntos a la playa.
  32. Quiero que vengas conmigo a todas partes.
  33. No sé cuándo terminará este calvario.
  34. Haré las tareas de la casa si no tengo otra alternativa.
  35. El niño se comporta como le da la gana.
  36. Está harto de que todo sea tan complicado.
  37. El hombre está seguro de que vio a su hermano en ese lugar.
  38. Es una lástima que las cosas no hayan salido como esperaban.
  39. El operativo que montó la policía fue todo un éxito.
  40. Los jugadores cuyos pases no estén resueltos no podrán integrarse en el equipo.
  41. Quien mucho abarca poco aprieta.
  42. La ciudad donde nací es muy hermosa.
  43. Este es el muchacho del que tanto te hablé.
  44. El hombre dijo que volvería pronto.
  45. A veces hablo sin pensar en lo que digo.
  46. La niña preguntó si faltaba mucho para llegar a destino.
  47. Me acostumbré a que me sirvan el desayuno todas las mañanas.
  48. Este hombre, que es muy inteligente, nos sacará del apuro.
  49. La fiesta comenzó después de que llegaron todos los invitados.
  50. Volveremos por donde vinimos.

Tipos de oraciones subordinadas

Oraciones subordinadas sustantivas

Cumplen las mismas funciones que los sintagmas nominales o los sustantivos en las oraciones simples, y pueden ser reemplazadas por sustantivos o pronombres como esto, aquello, eso. Por ejemplo: Quiero [que me escuches]. / Quiero esto.

Las oraciones subordinadas sustantivas suelen ser introducidas por un verbo en infinitivo o un nexo subordinante, que por lo general es que. Si se trata de una interrogación indirecta, los nexos pueden ser si, qué, cuándo, cómo, dónde, entre otros. Por ejemplo: Le prohibieron [salir a la calle]. / Me pregunto [cuándo vendrás].

Para tener en cuenta: En las subordinadas sustantivas, solo las formas interrogativas cumplen una función sintáctica específica. El resto de los nexos solo actúan como vínculo entre la oración principal y la subordinada.

Las subordinadas sustantivas pueden desempeñar las siguientes funciones sintácticas dentro de la oración principal:

  • Sujeto. Por ejemplo: No me gusta [que me grites].
  • Complemento directo. Por ejemplo: Me pidió [si podía ir a su casa].
  • Atributo. Por ejemplo: Mi mayor deseo es [que te vaya bien en la vida].

Además, pueden cumplir la función de término de las siguientes construcciones preposicionales:

Oraciones subordinadas adjetivas

Cumplen la misma función sintáctica que los adjetivos dentro de una oración simple, es decir, complemento del nombre, y el antecedente suele ser un sustantivo al que modifican, aunque también puede ser un pronombre. Por ejemplo: El joven [que corría] era veloz. / El joven corredor era veloz.

Los nexos que habitualmente introducen una subordinada adjetiva son que, el cual, quien, cuyo (con sus variantes en género y número), donde, como, cuando, cuanto. Por ejemplo: Te daré todo [cuanto tengo].

Existen dos tipos de oraciones subordinadas adjetivas:

  • Subordinadas adjetivas explicativas. Siempre se escriben entre comas y amplían la información sobre algo. Por ejemplo: Los chicos, [que estaban en penitencia], se quedaron en su casa. En esta oración se detalla que todos los chicos estaban en penitencia. La aposición amplía la información sobre los chicos, pero la oración no pierde sentido si esta se elimina.
  • Subordinadas adjetivas especificativas. No van entre comas y restringen o delimitan el significado del nombre. Por ejemplo: Los chicos [que estaban en penitencia] se quedaron en su casa. En este caso, se refiere únicamente a los chicos que estaban en penitencia. La subordinada determina cuáles fueron los chicos que se quedaron en su casa, por lo que al eliminarla el sentido de la oración se altera.

Oraciones subordinadas adverbiales

Cumplen la misma función sintáctica que los adverbios dentro de una oración simple. Por ejemplo: Dejé las llaves [donde me dijiste]. / Dejé las llaves ahí.

Los nexos que se utilizan varían según el sentido que tenga la subordinada. Entre los más frecuentes, están cuando, donde, como, para, porque, pues, luego, si.

Las oraciones subordinadas adverbiales modifican al verbo y se clasifican como los complementos circunstanciales de la oración simple:

  • De tiempo. Por ejemplo: Fui [cuando el médico me lo indicó].
  • De lugar. Por ejemplo: Lo guardé [donde ustedes me pidieron].
  • De modo. Por ejemplo: Estacioné el auto [como me indicaste].
  • De fin. Por ejemplo: Me llamó [para que le resolviera el problema].
  • De causa. Por ejemplo: Estamos estudiando [porque el profesor es muy exigente].
  • De concesión. Por ejemplo: Iré [aunque mi madre no esté de acuerdo].
  • De consecuencia. Por ejemplo: Estamos muy cansados, [por lo cual nos iremos a dormir].
  • De condición. Por ejemplo: No te presentes [si no tienes todos los papeles].
  • De comparación. Por ejemplo: Cocinaremos tantas hamburguesas [como digas].

¿Cómo identificar una oración subordinada?

Para identificar una oración subordinada, primero debemos encontrar todos los verbos de la oración. Para saber cuáles pertenecen a la oración principal y cuáles a las suboraciones, es importante ubicar los nexos, dado que son los que introducen la mayoría de las subordinadas.

Luego, debemos identificar la función sintáctica que cumple la suboración:

  • Si se trata de un sujeto, un objeto directo, un atributo o el término de una construcción preposicional, es una subordinada sustantiva.
  • Si la suboración se vincula con un sustantivo antecedente y ofrece información sobre este o lo delimita, se trata de una subordinada adjetiva.
  • Si la suboración brinda información sobre el verbo y sus circunstancias, se trata de una subordinada adverbial.

Otros consejos:

  • Los verbos en infinitivo suelen funcionar como núcleos de oraciones subordinadas sustantivas.
  • Los verbos en gerundio o participio suelen funcionar como oraciones subordinadas adverbiales.
  • Cuando un nexo que se usa en las sustantivas y adjetivas está al principio de la oración o después de un verbo, suele introducir una subordinada sustantiva.
  • Cuando un nexo que se usa en las sustantivas y adjetivas aparece luego de un sustantivo, suele introducir una subordinada adjetiva.
  • Los nexos interrogativos, es decir, los que llevan tilde (cuándo, cómo, dónde, entre otros) introducen subordinadas sustantivas.

Tipos de oraciones compuestas

Sigue con:

Test interactivo para practicar

¿Cómo citar?

"Oraciones subordinadas". Autor: Natalia Ribas. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/oraciones-subordinadas/. Última edición: 22 de noviembre de 2022. Consultado: 22 de noviembre de 2022

Sobre el autor

Autor: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Última edición: 22 noviembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)