100 Ejemplos de
Adverbios

Los adverbios son palabras invariables que complementan a los verbos, los adjetivos, otros adverbios o incluso a una oración completa, y se utilizan para expresar lugar, cantidad, tiempo, modo, duda, afirmación, entre otras cosas. Por ejemplo: Compré mucho en el supermercado.

Además de los adverbios propiamente dichos, también existen grupos de palabras que cumplen funciones adverbiales, que se denominan frases adverbiales o locuciones adverbiales. Por ejemplo: de antemano, de repente, con seguridad, de pronto, tal vez.

Ejemplos de adverbios

aquícercarecién
yanuncaposiblemente
malmuylejos
noabajoayer
aúnbiencasi
siemprehoyregular
últimamentemásencima
acáarribatodavía
mejordespacioalgo
mañanatardefuera
delanteahoramucho
asídetráspronto
tempranojamásdentro
seguramentequiénindudablemente
pocoprobablementepeor
tampocobastanterápidamente
similarharto
fácilmentedemasiadoa lo mejor
dóndecuándocómo
segurociertamentequizás
quéacasoefectivamente
tal vezni siquieraverdaderamente

Tipos de adverbios

Los adverbios se clasifican atendiendo a la información que aportan, es decir, a las circunstancias a las que se refieren, en:

Adverbios de lugar

Son adverbios que brindan información sobre el espacio en el que se desarrolla la acción del verbo y responden a la pregunta ¿dónde? Por ejemplo:

  1. La pelota está ahí.
  2. Juan comió allí.
  3. No se vayan de aquí.
  4. Es mejor estar delante de todos para hablar.
  5. El gato está detrás de la mesa.
  6. El perro salta arriba de la cama.
  7. Hubo una discusión abajo, en la entrada del edificio.
  8. Juan vive cerca de casa.
  9. España está lejos de Argentina.
  10. Mis mascotas siempre están encima mío.
  11. El tenista quedó fuera del torneo.
  12. El regalo está dentro de la caja.

Adverbios de tiempo

Son adverbios que brindan información sobre el tiempo en el que se desarrolla la acción del verbo y responden a la pregunta ¿cuándo? Por ejemplo:

  1. Necesito esos papeles ya mismo.
  2. Aún no sé si aprobé el examen.
  3. Hoy jugaré un partido de fútbol.
  4. María llegó tarde a mi cumpleaños.
  5. Nos vemos pronto.
  6. Todavía no puedo ir.
  7. Ayer me entregaron las llaves del departamento.
  8. Perdón, no escuché, recién llego.
  9. No llueve nunca.
  10. Los domingos siempre vamos a pasear.
  11. Jamás me fui de vacaciones al mar.
  12. Quiero ver a mis amigos ahora mismo.

Adverbios de modo

Son adverbios que brindan información sobre la manera en la que se desarrolla la acción del verbo y responden a la pregunta ¿cómo? Por ejemplo:

  1. Me fue mal en el trabajo oral.
  2. El vestido estaba bien.
  3. El albañil hizo un trabajo regular.
  4. Mi abuela conduce despacio.
  5. Siempre te pones así cuando te enojas.
  6. Esta comida salió mejor.
  7. Si insistes es peor.
  8. El perro de mi hermano es similar al mío.
  9. Aprobó fácilmente el examen.
  10. Respondió rápidamente a mi pregunta.

Adverbios de cantidad

Son adverbios que modifican a un verbo, a un adjetivo o a otro adverbio y brindan información cuantitativa o que indica la intensidad. Por ejemplo:

  1. Me fue muy bien en las vacaciones.
  2. Esta prueba fue más difícil.
  3. Estudié poco para el examen.
  4. Trabajó bastante para recibirse.
  5. Leí demasiado este fin de semana.
  6. La situación es harto complicada.
  7. Este año resultó mucho mejor.
  8. Estoy algo cansada.
  9. Hicimos casi todo el trabajo.
  10. No sé por qué gritan tanto.

Adverbios de duda

Son adverbios que transmiten falta de certeza respecto de lo que se dice. Por ejemplo:

  1. Tal vez tenga suerte y lo logre.
  2. Lleva el regalo por si acaso está Sabrina.
  3. Quizás vayamos a verlo.
  4. A lo mejor se soluciona rápido.
  5. Probablemente llueva mañana.
  6. Seguramente se recuperará pronto de la gripe.
  7. Posiblemente tenga que faltar al trabajo.

Adverbios de negación

Son adverbios que dan un sentido negativo a la oración o refuerzan una negación previa. Por ejemplo:

  1. No tengo hambre.
  2. Nosotros tampoco fuimos a la fiesta.
  3. Jamás pensé que terminaríamos así.
  4. Nunca digas nunca.
  5. Ni siquiera lo intentes.

Adverbios de afirmación

Son adverbios que se utilizan para realizar una afirmación o para reforzar o confirmar la información que se transmite. Por ejemplo:

  1. , iremos a la playa.
  2. Seguro están todos bien.
  3. Ciertamente no fue una buena idea.
  4. El hombre efectivamente cruzó la frontera.
  5. Me siento verdaderamente cansado.
  6. Seguramente hoy sea un buen día.
  7. El equipo visitante fue indudablemente superior.
  8. Naturalmente, estamos todos de acuerdo.

Adverbios interrogativos y exclamativos

Son adverbios que se utilizan para formular preguntas y realizar exclamaciones. Por ejemplo:

  1. ¿Dónde queda Europa?
  2. ¿Quién anda ahí?
  3. ¿Cuándo es tu cumpleaños?
  4. ¡Qué haces aquí!
  5. ¡Cuánto me alegra que estés bien!
  6. ¡Cómo llueve!

Para tener en cuenta: Muchos adverbios se forman a partir de adjetivos a los que se les añade el elemento -mente. Por ejemplo: inútilmente, hábilmente, probablemente, históricamente, efectivamente.

¿Cómo funcionan los adverbios en la oración?

En las oraciones, los adverbios suelen cumplir dos funciones principales:

  • Complementos circunstanciales. Cuando ofrecen información sobre la acción del verbo (como el lugar, el tiempo, el modo). Por ejemplo: Llegamos ayer a la ciudad. / Mi pueblo queda lejos.
  • Cuantificadores o intensificadores. Cuando complementan a adjetivos o a otros adverbios. Por ejemplo: Estamos muy contentos. / Estamos muy bien.

¿Cómo diferenciar un adverbio de un adjetivo?

Uno de los rasgos que permiten diferenciar los adverbios de los adjetivos es que los adjetivos son palabras morfológicamente variables, es decir, que deben coincidir en género y número con el elemento al que modifican, mientras que los adverbios son siempre invariables. Por ejemplo:

 SingularPlural
AdverbioMi hija sabe mucho.Mis hijos saben mucho.
AdjetivoComimos mucho chocolate.Comimos muchos chocolates.

Otra forma de diferenciar un adverbio de un adjetivo dentro de una oración es identificando a qué clase de palabra modifican, puesto que los adjetivos únicamente modifican a los sustantivos, mientras que los adverbios nunca lo hacen. Por ejemplo:

  • Hay demasiadas cosas. Aquí “demasiadas” modifica al sustantivo “cosas”, con el cual concuerda en género y número, por lo que se trata de un adjetivo.
  • Es demasiado demandante. Aquí “demasiado” modifica al adjetivo “demandante” y es invariable (Son demasiado demandantes), por lo que se trata de un adverbio.
  • Se hizo demasiado tarde. Aquí “demasiado” modifica al adverbio “tarde” y ambos son invariables, por lo que se trata de un adverbio.

Para tener en cuenta: Tal como los adjetivos, los adverbios pueden presentar grados que indican una mayor o menor intensidad de la cualidad que transmiten:

  • Grado positivo. Denota una propiedad sin indicar su intensidad. Por ejemplo: La escuela queda lejos.
  • Grado comparativo. Compara la intensidad de una propiedad que es compartida por dos seres o entidades, y puede indicar superioridad, igualdad o inferioridad. Por ejemplo: La escuela queda más lejos que el mercado. / La escuela queda tan lejos como el mercado. / La escuela queda menos lejos que el mercado.
  • Grado superlativo. Expresa una propiedad en su grado máximo de intensidad. Por ejemplo: La escuela queda lejísimos.

Test interactivo para practicar

Sigue con:

¿Cómo citar?

"Adverbios". Autor: Natalia Ribas. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/adverbios/. Última edición: 8 de agosto de 2022. Consultado: 27 de septiembre de 2022

Sobre el autor

Autor: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Última edición: 8 agosto, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)