Cuáles son los
Tipos de verbos

Tipos de verbos

Existen distintos tipos de verbos, ya que estas palabras se clasifican según su terminación, su conjugación, según su significado, según si se componen con verbos auxiliares y según su flexión. Por ejemplo: verbos regulares, verbos transitivos, verbos simples.

Los verbos son palabras que hacen referencia a procesos, acciones y estados y suelen ser el núcleo del predicado en las oraciones o el núcleo de los sintagmas verbales. Por ejemplo: Ayer compré una mochila.

Los verbos pueden aparecer conjugados en persona, número, tiempo, modo y aspecto (dije, saludan, piensen), pero también pueden aparecer en formas no personales (decir, saludando, hecho).

Tipos de verbos según su terminación

La terminación de los verbos es fundamental para determinar cómo se conjugan. Existen tres tipos de verbos según la terminación:

Tipos de verbos según su conjugación

Los verbos se conjugan de distintas maneras según su terminación, pero hay verbos que no son regulares porque sufren algunas modificaciones.

  • Verbos regulares. Son verbos que se conjugan de la misma manera que los verbos modelos. Por ejemplo: estudiar, barrer, dividir.
  • Verbos irregulares. Son verbos que en determinadas conjugaciones modifican su raíz o su terminación. Por ejemplo: tener/tiene, conducir/conduzco.

Tipos de verbos según su significado

Según el significado que tengan y según su comportamiento sintáctico, los verbos pueden ser:

  • Verbos transitivos. Son verbos que tienen objeto directo, es decir, que la acción recae directamente sobre algo. Por ejemplo: borrar, comprar, levantar.
  • Verbos intransitivos. Son verbos que no tienen objeto directo porque la acción no afecta a otra cosa. Por ejemplo: ir, volver, entrar.
  • Verbos copulativos. Son verbos que no hacen referencia a acciones, sino que se utilizan para expresar estados, condiciones y características. Suelen ir acompañados de sustantivos, adjetivos u otro tipo de construcciones. Por ejemplo: ser, estar, parecer.
  • Verbos reflexivos. Son verbos que hacen referencia a acciones que el sujeto realiza sobre sí mismo. Siempre van acompañados por un pronombre reflexivo (me, te, se, nos). Algunos de estos verbos también pueden ser transitivos. Por ejemplo: afeitarse, peinarse, maquillarse.
  • Verbos recíprocos. Son verbos que hacen referencia a acciones que realizan y, al mismo tiempo, reciben su efecto dos o más personas, es decir, son acciones que suceden de manera recíproca. Se construyen con los pronombres reflexivos en plural (nos, se). Algunos verbos transitivos pueden funcionar como recíprocos. Por ejemplo: enamorarse, divorciarse, saludarse.
  • Verbos auxiliares. Son verbos que no hacen referencia a ninguna acción, proceso o estado y que complementan otro verbo (que aporta el valor semántico) porque brindan la información gramatical: persona, número, tiempo, modo, aspecto y voz. Se utilizan en verbos compuestos, en perífrasis verbales y en la voz pasiva. Por ejemplo: ha dicho, está cantando, fue estudiado.
  • Verbos predicativos. Son verbos que hacen referencia a acciones o procesos concretos o abstractos, es decir, que son los verbos transitivos y los intransitivos. Por ejemplo: cortar, creer, explicar.

Tipos de verbos según su composición

Los verbos se pueden clasificar según si se conjugan en una sola palabra o si se conjugan con un verbo auxiliar. De acuerdo con este criterio pueden ser:

Tipos de verbos según su flexión

Los verbos se pueden clasificar según si se pueden conjugar en todas las personas y tiempos verbales. De acuerdo con este criterio pueden ser:

  • Verbos personales. Son verbos que se pueden conjugar en todas las personas del español (primera [yo, nosotras, nosotros], segunda [tú, usted, ustedes] o tercera [él, ella, ellos, ellas], tanto singular como plural). Estos verbos funcionan como núcleo del predicado de una oración y, por eso, siempre concuerdan en persona y número con el sujeto. Por ejemplo: caminamos, había funcionado, estudias.
  • Verbos impersonales propios. Son verbos que no se pueden conjugar en todas las personas y que solo se conjugan en tercera persona singular. Estos verbos no concuerdan en persona y número con el sujeto, porque están en oraciones en las que no hay un sujeto que realice una acción. La mayoría de estos verbos designa fenómenos meteorológicos. Por ejemplo: llueve, nieva, graniza.
  • Verbos impersonales impropios. Son verbos que se pueden conjugar en todas las personas, pero que también pueden funcionar como impersonales porque aparecen en contextos en los que no hay un sujeto y, por lo tanto, se conjugan en tercera persona singular. Por ejemplo, el verbo «hacer» se puede conjugar en todas las personas (ellas hacen un pastel), pero también puede funcionar como impersonal (hace frío).
  • Verbos defectivos. Son verbos que no se pueden conjugar en todas las personas o todos los tiempos verbales del español. Los verbos impersonales propios, por ejemplo, son defectivos. Por ejemplo: acaecer, suceder, ocurrir.

Ejemplos de tipos verbos

Ejemplos de verbos de primera conjugación

abandonar cocinar estudiar
adornar continuar invitar
bailar decorar jugar
caminar empezar saltar
cantar estar soñar

Ejemplos de verbos de segunda conjugación

comprender emprender toser
conocer entender traer
coser mover valer
deber nacer vencer
depender perder vender

Ejemplos de verbos de tercera conjugación

adquirir decir partir
asentir dormir preferir
batir elegir presumir
compartir escribir producir
decidir latir reír

Ejemplos de verbos regulares

aceptar asistir difundir
aconsejar barrer dividir
alertar beber esconder
aplaudir causar insistir
aprender ceder peinar

Ejemplos de verbos irregulares

caer inducir seguir
carecer oír ser
creer pensar tener
deducir poner traer
estar salir venir

Ejemplos de verbos transitivos

abrir dar leer
beber decir limpiar
cerrar escribir romper
comer escuchar sacar
comprar estudiar saludar

Ejemplos de verbos intransitivos

aparecer faltar nacer
bostezar huir reír
brillar llorar venir
caminar mentir viajar
existir morir volar

Ejemplos de verbos copulativos

estar ponerse semejar
hacerse quedarse ser
parecer resultar volverse
permanecer seguir yacer

Ejemplos de verbos predicativos

ahorrar envolver mirar
aprender escuchar pintar
cerrar gustar tener
doler leer vender
encantar llegar viajar

Ejemplos de verbos reflexivos

acurrucarse levantarse presentarse
caerse mirarse referirse
despertarse ocuparse retirarse
dormirse perderse sentarse
esconderse ponerse tropezarse

Ejemplos de verbos recíprocos

abrazarse cruzarse hablarse
amarse despedirse odiarse
ayudarse enojarse pelearse
casarse entenderse perdonarse
conocerse escucharse regalarse

Ejemplos de verbos auxiliares

andar empezar seguir
comenzar estar ser
continuar haber soler
deber ir (a) tener
echarse a llevar venir

Ejemplos de verbos simples

almuerza hubo navegaron
cenara investigará participarán
cocina lavaban podría
encuentre leyera recordó
estuviste llaman saltarían

Ejemplos de verbos compuestos

había ganado habría considerado hayas ido
habían perdido habrían comprado he dormido
habías visto han buscado hemos preferido
habrá solicitado haya esperado hubiera hablado
habrá vendido hayan descubierto
hubieran guardado

Ejemplos de verbos personales

cayeron ha nadado olviden
concluye había decidido participarás
creería habrá pedido saben
descubriera haya terminado vivió
empezaron hubiera platicado volvían

Ejemplos de verbos impersonales propios

amanecer diluviar nevar
anochecer granizar relampaguear
atardecer llover tronar

Ejemplos de verbos impersonales impropios

haber ir ser

Ejemplos de verbos defectivos

amanecer diluviar soler
anochecer llover suceder
atañer nevar transcurrir
concernir relampaguear tronar

Puede servirte:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Tipos de verbos". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/tipos-de-verbos/