50 Ejemplos de
Verbos Primitivos

Verbos Primitivos

Los verbos son palabras que indican acciones de los sujetos. Existen muchas formas de clasificarlos: según su conjugación, según su terminación, según su estructura.

Se reconoce a una palabra como verbo cuando su infinitivo termina en -ar, -er o -ir; en tanto que también podemos descubrirla si es posible anexarla a alguno de los pronombres personales (por ejemplo yo, tú, él) en lo que se denomina conjugación.

Se llaman verbos primitivos a aquellos que no vienen derivados de otra palabra (sustantivo, adjetivo, pronombre, otro verbo, adverbio, interjección), y que terminan en -ar, -er o -ir.

Verbos primitivos que terminan en “ar”

Apagar Escuchar Pensar
Arriesgar Estar Quebrar
Callar Hablar Regar
Caminar Intentar Robar
Comentar Lavar Soñar
Confiar Llorar Tocar
Dar Mojar Tomar
Despegar Odiar Volar

Verbos primitivos que terminan en “er”

Aprender Crecer Romper
Atrever Deber Ser
Barrer Encender Tejer
Caber Entender Temer
Caer Emprender Tener
Cocer Favorecer Vencer
Conocer Leer Vender
Correr Morder Ver

Verbos primitivos que terminan en “ir”

Abrir Dormir Parir
Adherir Fingir Partir
Asentir Inducir Pedir
Compartir Influir Reír
Competir Impartir Salir
Derretir Instruir Sentir
Descubrir Intervenir Subir
Diluir Intuir Urdir


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Verbos Primitivos". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/50-ejemplos-de-verbos-primitivos/