50 Ejemplos de
Infinitivo, Gerundio y Participio

Infinitivo, Gerundio y Participio

El infinitivo, gerundio y participio son las tres formas no personales del verbo, es decir, aquellas que no admiten conjugación y por lo tanto no están definidas por las características propias del verbo (tiempo, modo, número y persona). Por ejemplo: dormir (infinitivo), durmiendo (gerundio), dormido (participio).

Las formas no personales del verbo también se llaman verboides y tienen la particularidad de no ocupar la función usual del verbo sino que toman otro rol en la oración:

  • Los gerundios funcionan como adverbios.
    Por ejemplo: Llegamos caminando
  • Los infinitivos funcionan como sustantivo.
    Por ejemplo: Me gusta mucho cantar
  • Los participios funcionan como adjetivos.
    Por ejemplo: Salió con una mujer casada

El infinitivo

El infinitivo habitualmente se comprende como la forma elemental del verbo, a la cual todavía no se le ha aplicado ninguna flexión.

Sin embargo, existen ocasiones en las que el infinitivo aparece en la oración y es cuando se quiere hablar de la acción como un sujeto autónomo. En estos casos funciona como un sustantivo y cumple con sus roles sintácticos. Por ejemplo: Caminar es muy sano. (“caminar” es el sujeto de la oración)

Los infinitivos aparecen también en la oración cuando se está utilizando un verbo compuesto, o una oración en la que un verbo requiere de otro. Por ejemplo: tengo que estar, empiezo a entender.

El participio

Los participios son aquellas formas en las que el verbo se transforma en un adjetivo. En este caso, el verbo pasa a representar un estado que se le puede asignar a un sustantivo, habitualmente con la terminación -ido o -ado, pero en ocasiones (las terminaciones “irregulares”) con la terminación -erto, -elto, -esto.

Los participios se utilizan también en tiempos verbales compuestos, luego del verbo haber. Por ejemplo: hemos llegado, habías conocido.

El participio muchas veces viene en continuado de alguna flexión del verbo ‘ser’ o ‘estar’, como sucede habitualmente en los adjetivos. Es el único de los verboides que puede tener una flexión en género y número. Por ejemplo: cansado, cansada, cansados, cansadas. 

El gerundio

Los gerundios son, entre los verboides, los que más se asemejan a los verbos pues en algún punto siguen representando una acción: la diferencia que tiene con los verbos conjugados es que esta no está definida por las características propias del verbo que son el tiempo, el modo, el número y la persona.

Los gerundios se construyen añadiendo la terminación -ando o -endo según el caso. Por ejemplo: estudiando, leyendo. 

Nunca se presentará un gerundio en forma simple, siempre demandará un verbo que lo preceda (cualquier verbo de acción) en donde el gerundio cumpla la función de adverbio. Por ejemplo: está lloviendo, vine corriendo. 

Ejemplos de infinitivo

Correr Dejar
Jugar Necesitar
Partir Emprender
Decir Fantasear
Deprimir Haber deseado
Haber empezado Recrear
Saludar Reconocer
Atestiguar Empezar
Entender Bailar
Morir Anunciar

Ejemplos de participios

Pasado Renunciado
Reconocido Ido
Construido Apostado
Haber faltado Reiniciado
Vuelto Haber abierto
Depuesto Haber decidido
Serruchado Calumniado
Haber masacrado Haber despertado
Haber intentado Incendiado
Empezado Saludado

Ejemplos de gerundios

Entró gritando Acabó renunciando
Se mueve comprendiendo Estudia leyendo
Está comiendo Escapé excavando
Va dejando Sigan marchando
Estoy entendiendo Está empezando
Estás molestando Pensando decidió
Va corriendo Viene siendo
Canaliza cantando Murió peleando
Lo escuchó confesando Dice alzando la voz
Estaba acordándome Está naciendo


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Infinitivo, Gerundio y Participio". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/50-ejemplos-de-infinitivo-gerundio-y-participio/