10 Ejemplos de
Mitos etiológicos

Mitos etiológicos

Los mitos etiológicos son aquellos mitos que narran y explican el origen de fenómenos naturales, seres, objetos, rituales o costumbres.

Los mitos son narraciones de transmisión oral que incluyen acontecimientos sobrenaturales y que son tomadas como verdaderas por determinadas civilizaciones o religiones porque surgieron para dar respuesta a distintos interrogantes.

Los mitos se clasifican según el fenómeno que explican. Los mitos cosmogónicos narran la creación del mundo, los antropogónicos narran el origen de los seres humanos, los teogónicos narran el origen de los dioses, los etiológicos narran el origen de otros seres y fenómenos, rituales y costumbres, los fundacionales narran la fundación de lugares y los escatológicos describen cómo será el fin del mundo.

Los mitos etiológicos explican la causa del surgimiento y de la existencia de determinados fenómenos, cosas y seres. Por ejemplo, un mito etiológico puede explicar cómo se originó la lluvia y por qué existe.

Hoy no siempre se suelen tomar como verdaderas las explicaciones de estos mitos porque las distintas ciencias, como la geografía, la historia o la física, dieron otras explicaciones sobre la mayoría de estas cuestiones.

Características de los mitos etiológicos

  • Lugar. Los acontecimientos suceden, generalmente, en lugares desconocidos.
  • Tiempo. Los acontecimientos pueden suceder antes de la aparición de las personas o cuando estas ya existían, pero nunca se sitúan en un tiempo histórico.
  • Origen. Son narraciones anónimas, que se transmitieron de generación en generación y que se han modificado tanto que pueden tener versiones muy distintas.
  • Cosmovisión. Dan información fundamental sobre cómo las personas de determinadas civilizaciones comprenden o comprendían el mundo y su funcionamiento.
  • Temas. Se hace foco en explicar el origen de fenómenos naturales (como terremotos, sequías e inundaciones), animales, plantas, fenómenos geográficos, civilizaciones, técnicas, rituales e instituciones.
  • Dicotomía. Suelen plantear una dicotomía, porque suele haber personajes o fuerzas que se contraponen, que luchan y que, generalmente, se reconcilian al final.
  • Narración. La narración no siempre es coherente o completa, porque la mayoría de las personas de la sociedad en la que se originó el mito ya conocía y comprendía el relato en su totalidad.

Ejemplos de mitos etiológicos

  1. El rapto de Proserpina (mito romano)

Proserpina era una diosa y era la hija de Ceres, la diosa de la agricultura y las plantas, y de Júpiter, el padre de los dioses. Un día, Proserpina recogiendo flores cuando llegó Dis, el rey del Inframundo, y raptó a la joven diosa.

Ceres buscaba a su hija por todos lados y estaba tan triste que se olvidó de cuidar las plantas y las cosechas, lo que provocó que las plantas no crecieran.

Júpiter se enteró de que su hija se encontraba en el Inframundo y acordó con Dis que Proserpina pasase la mitad del año en la tierra y la otra mitad en el Inframundo. Ceres estaba contenta cuando su hija estaba en la tierra, entonces, cuidaba las plantas; pero estaba triste cuando su hija estaba en el Inframundo, entonces, no cuidaba las plantas y estas no crecían bien.

Este mito explica cómo se originaron las estaciones, porque cuando Ceres cuidaba las plantas y estas crecían bien, era primavera o verano. Pero cuando Ceres no cuidaba las plantas y estas crecían mal, era otoño o invierno.

  1. Atlas y Zeus (mito griego)

Atlas era un titán y hubo un tiempo en el que los titanes estuvieron en guerra con los dioses del Olimpo. Los dioses salieron victoriosos y Zeus, el padre de los dioses, condenó a algunos titanes a que pasaran su eternidad en el Inframudno, pero condenó a Atlas a que cargara el cielo para que no cayera sobre la tierra.

Este mito explica la causa de por qué el cielo no se cae sobre la tierra.

  1. La caja de Pandora (mito griego)

Pandora fue la primera mujer hecha por los dioses y estaba comprometida con Epimeteo. Cuando se casaron, a ella le regalaron una caja con un texto que prohibía abrir la caja.

Pero Pandora no pudo aguantar la curiosidad de ver qué había dentro de la caja y, entonces, la abrió. Así fue que de la caja salieron todos los males del mundo. Sin embargo, en la caja no había solo males, sino que también se encontraba el espíritu de la esperanza.

Este mito narra el origen de los males en todo el mundo y además tiene una enseñanza moral.

  1. Prometeo y el robo del fuego (mito griego)

Prometeo era un titán, era amigo de los hombres y solía enfrentarse con los dioses del Olimpo. Cierta vez, Prometeo tenía que decidir con los dioses cómo repartir alimentos entre los dioses y los seres humanos. Prometeo engañó a los dioses y benefició a los humanos porque les entregó los mejores alimentos. Pero Zeus, al darse cuenta, castigó a todas las personas dejándolas sin fuego.

Las personas vivían en total oscuridad y no podían cocinar sus alimentos. Entonces, Prometeo decidió que les devolvería el fuego. Para lograrlo se robó el fuego del sol y se lo entregó a los seres humanos. Por esto, Zeus se enojó con el titán y lo castigó de distintas maneras a lo largo de los años.

Este mito explica la causa de por qué las personas pueden utilizar el fuego.

  1. La serpiente arcoíris (mito australiano)

Según este mito, un arcoíris se transformó en serpiente, descendió a la tierra y enseñó a las personas a bailar. Pero un día dos jóvenes se habían perdido y fueron a la morada de la serpiente para buscar refugio y, como ella tenía hambre, se los tragó.

La serpiente se fue de su morada y las personas salieron a buscar a los dos jóvenes. Sospechaban de la serpiente y cuando la encontraron estaba profundamente dormida, entonces, un hombre le hizo un corte en un costado y salieron los dos jóvenes, quienes estaban vivos, pero se habían convertido en papagayos.

La serpiente se encontraba enroscada a una montaña y cuando sintió el corte, se despertó, se enojó y apretó muchísimo la montaña, que se rompió en mil pedazos. Por la furia de la serpiente apareció la primera lluvia que formó los primeros lagos, ríos y cerros.

Este mito explica el origen de la lluvia, los lagos, los ríos y los cerros.

  1. El mito de Narciso (mito griego)

Narciso era el joven más bello del mundo. Muchas personas se enamoraban de él, pero él era muy vanidoso y, por lo tanto, era cruel con todas las personas que le declaraban su amor.

Los dioses quisieron castigarlo por su comportamiento y lo sentenciaron a que se enamorara de su propia imagen. Un día Narciso estaba en el bosque, se paró frente a un estanque y, al ver su propio reflejo, se enamoró de sí mismo.

El joven no podía dejar de admirarse y un día se arrojó al estanque. Al poco tiempo, en el lugar donde el joven se había arrojado, creció la primera flor de Narciso.

Este mito explica el origen de la flor que lleva el mismo nombre que el joven.

  1. Eco y Narciso (mito griego)

Eco era una ninfa que estaba asociada a un monte y que tenía una voz muy hermosa. Un día Zeus, el padre de los dioses, le había encomendado a Eco que distrajera a Hera, la esposa de Zeus. Pero Hera se dio cuenta del engaño y castigó a Hera, ya que le quitó su voz y la condenó a repetir las palabras que otros dijeran.

Eco se aisló y se quedó sola. Un día estaba en el campo, vio a Narciso, el joven más bello del mundo, y se enamoró de él. Ella lo persiguió escondiéndose, pero pisó una rama y el joven la descubrió.

Narciso le hacía preguntas a Eco, pero ella no podía contestarle y solo podía repetir lo que él decía. Cuando Narciso se enteró de los sentimientos de Eco, la rechazó. Ella se entristeció y volvió a vivir en soledad.

Este mito explica el origen del eco que se produce en determinados lugares.

  1. El árbol de laurel (mito romano)

Cupido estaba muy molesto con Apolo y le lanzó una flecha al dios del sol para que se enamorara perdidamente de la primera mujer que se cruzara; esta mujer fue Dafne, una ninfa. Apolo comenzó a perseguir a Dafne porque estaba perdidamente enamorado de ella, pero ella lo rechazó y le pidió ayuda a Peneo, su padre, que era un río.

Peneo transformó a Dafne en laurel delante de los ojos de Apolo. El dios estaba muy triste por haber perdido a Dafne, entonces tomó algunas hojas del árbol del laurel y con ellas hizo una corona.

Este mito narra la explicación del origen del árbol de laurel y de la corona de laurel. Esta corona era muy importante en la sociedad romana, porque con ella se honraba a poetas, deportistas y guerreros.

  1. Tecuciztécatl y Nanahuatzin (mito azteca)

Hace mucho tiempo no existían el sol y la luna, y las personas vivían en las penumbras. Los dioses se reunieron para decidir cómo iban a iluminar el universo y decidieron que un dios se transformaría en el sol para iluminarlo de día, y otro se transformaría en la luna para iluminarlo de noche.

El dio Tecuciztécatl dijo que se ofrecía para transformarse en sol y los dioses decidieron que Nanahuatzin, otro dios, se transformaría en la luna. Llegó el momento de la ceremonia y Tecuciztécatl tenía que arrojarse al fuego para transformarse en sol, pero se acobardó.

En su lugar se arrojó Nanahuatzin, quien, por su valentía, no se transformó en la luna, sino en el sol. Tecuciztécatl estaba muy avergonzado, por eso, se arrojó al fuego y se transformó en la luna.

Este mito narra el origen de la luz, el sol y la luna.

  1. Anansi (mito africano)

Mucho tiempo atrás el dios Nyame tenía toda la sabiduría del mundo guardada en una olla de barro y, por eso, las personas no sabían tejer, hacer herramientas o utilizar alimentos para preparar comidas.

Un día, Nyame le dio la olla de barro a Anansi, una araña. Anansi decidió esconder la olla en un árbol para que solo él pudiera acceder a la sabiduría. Fabricó hilos de telaraña y ató la olla a su cintura para subirla a la parte más alta de un árbol, pero no podía trepar bien con la olla golpeándole las patas.

El hijo de Anansi le sugirió que se atara la olla a la espalda para que no le molestara mientras trepaba y así lo hizo la araña. Mientras subía, Anansi se puso a pensar que, a pesar de que él tenía toda la sabiduría del mundo, su hijo había sido más listo que él. Por eso, la araña se enfureció y arrojó la olla contra el suelo. La olla se rompió, la sabiduría se extendió por todo el mundo y los seres humanos aprendieron a tejer, a hacer herramientas y a cocinar.

Este mito explica el origen de distintas actividades y conocimientos que tienen las personas.

Puede servirte:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Mitos etiológicos". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/mitos-etiologicos/