10 Ejemplos de
Leyendas japonesas

Leyendas japonesas

Las leyendas japonesas son relatos de transmisión escrita u oral que narran historias imaginarias, pero que pueden tener algún componente real, y que se transmiten en Japón. Estas historias suelen incluir elementos fantásticos.

Las leyendas japonesas pueden ser antiguas o modernas. Las leyendas antiguas existen hace varios siglos y son muy importantes en la identidad cultural japonesa, ya que muchas de ellas se vinculan con prácticas del presente, por ejemplo, en rituales y fiestas que se realizan en relación con algunos personajes de estos relatos.

Estas leyendas antiguas también aparecen en otras producciones culturales, como mangas, cine, series y videojuegos. En algunos casos se puede tomar un personaje o solo características de este y , además, suelen aparecer lugares que son propios de estas narraciones orales.

Las leyendas modernas pueden ser urbanas o de zonas rurales. Ambas tienen la característica de que se originaron hace poco, comenzaron a circular de boca en boca y tienen una presencia muy fuerte en internet y en el cine.

Características de las leyendas japonesas

  • Origen. Como todas las leyendas no tienen autor y se transmiten de generación en generación, pero una gran parte de ellas se encuentran escritas en libros. Muchas de estas leyendas se originaron en Japón y pueden tener elementos de la cultura china, del budismo y del sintoísmo.
  • Personajes. Pueden ser personas, espíritus, animales, objetos, vegetales, frutas o seres fantásticos. Muchos de estos personajes son buenos y malos a la vez.
  • Temas. Hay una gran diversidad de temas y géneros: amor, terror, historia, de la época imperial, el cambio constante, guerras, tristeza, religión, entre otros.
  • Tiempo. Se puede especificar cuándo sucedieron los hechos o se explica la existencia de determinados personajes o sucesos del presente.
  • Espacio. Los lugares en los que transcurren las leyendas se nombran, pero, a diferencia de las leyendas tradicionales, pueden no nombrarse específicamente y ser más generales, por ejemplo, se narra algo que ocurre en el campo o en la ciudad.
  • Hechos. No siempre se narran cosas que sucedieron, ya que en algunos casos se menciona que en determinados lugares hay seres fantásticos o que ocurren cosas que no tienen una explicación científica.
  • Cosmovisión. Estas leyendas, como todas, reflejan características geográficas, históricas o políticas; la identidad y la forma de pensar de las personas de este país.
  • Finalidad. Estas leyendas tienen diversos fines, por ejemplo, entretener, moralizar, transmitir enseñanzas, explicar determinados sucesos geográficos o mencionar la existencia de determinados seres fantásticos.

Ejemplos de leyendas japonesas

  1. Momotaro

Esta leyenda cuenta que una pareja de ancianos no podía tener hijos. Un día, la mujer un día encontró un melocotón en el río, del que después nació un niño, al que llamaron Momotaro. Momo en japonés significa melocotón, por eso, el nombre de este personaje es Momotaro.

Al crecer, Momotaro tuvo que cumplir con su destino: ir a una isla a combatir a unos demonios, a quienes derrotó con la ayuda de tres animales que son sus amigos: un faisán, un zorro y un perro.

Esta leyenda es una de las más antiguas y tradicionales de Japón y aparece en mangas, animés y películas.

  1. Emperador Jinmu

Jinmu fue una persona que supuestamente existió realmente y se cree que fue el primer emperador de Japón. La leyenda tiene muchos elementos fantásticos, por ejemplo, Jinmu sería descendiente de Amaterasu, diosa del sol, y de Watatsumi, el dios del mar.

Según aparece en dos crónicas posteriores, el Kojiki y el Nihongi, este emperador fue el que logró que Japón se unificara, después de terminar con las guerras que había hasta que Jinmu estableció la paz. No hay consenso respecto a los años de gobierno de Jinmu, pero se cree que este hombre fue gobernador entre el siglo VIII a. C. y el VII a. C.

Esta es una leyenda antigua que busca explicar distintos sucesos históricos y que es fundamental en la cultura japonesa, porque forma parte de las creencias del sintoísmo, una religión japonesa.

  1. Kappas

Los kappas son seres fantásticos que supuestamente tienen una forma similar a las salamandras, un caparazón que les sirve como protección y un hueco en la parte superior de su cabeza que siempre está lleno de agua. Se dice que estos seres viven en ríos y lagos.

Estos seres son muy conocidos en Japón y hay muchas versiones sobre cómo son. Por ejemplo, se cree que los kappas suelen robar pepinos o que pueden atacar a las personas, pero que si una persona le hace una reverencia, el kappa la devuelve y al caer el agua que tienen sobre su cabeza, el kappa muere.

Estos seres fantásticos aparecen en narraciones orales y en muchos cuentos tradicionales japoneses y pueden ser buenos o malos. En el presente, todavía hay muchos rituales y creencias en relación con estos seres.

  1. Los tengu

Los tengu son seres que aparecen en muchas narraciones tradicionales japonesas y también en distintas obras de arte. Estos seres son una mezcla de hombre y pájaro y tienen un color rojo. Se dice que son muy grandes, muy fuertes y unos guerreros muy hábiles.

En cuanto a su comportamiento, se cree que pueden ser agresivos porque son protectores de la naturaleza, pero también se dice que son justos, ya que castigan a los hombres que obran mal, pero ayudan a las personas que obran bien.

  1. Yuki-onna

El nombre de este personaje significa “mujer de nieve”. Este ser aparece en muchas leyendas japonesas, en cuentos populares y en producciones artísticas contemporáneas.

Se cree que Yuki-onna es un espíritu que aparece cuando nieva y que tiene el poder de convertir a las personas en estatuas de hielo o que hace que las personas se pierdan en el bosque, pero en otras versiones ayuda a las personas a volver a sus hogares.

  1. Sakura y Yohiro

Esta leyenda explica el origen de la flor del cerezo japonés. Según cuenta la leyenda, en una época en la que había muchas guerras, había un bosque que tenía unos árboles muy hermosos, pero había un árbol que nunca daba flores. Un día, un hada ayudó al árbol con magia, ya que le hizo un hechizo mediante el cual el árbol podría transformarse en humano, para que pudiera florecer.

El árbol se transformó en humano y conoció a una mujer, Sakura, a quien él le dijo que se llamaba Yohiro. Ellos conversaron mucho y se enamoraron. Después Yohiro le contó el hechizo en el que se encontraba y que pronto se volvería a transformar en árbol. Yohiro se transformó en un árbol, el hada apareció, le preguntó a Sakura si quería unirse a Yohiro y ella respondió que sí. Así fue como Sakura dejó de ser humana y formó parte del árbol como la flor del cerezo.

  1. Tsukimi

Se cree que esta leyenda proviene de China, pero que está relacionada con prácticas japonesas que tienen lugar en el presente, por ejemplo, con las festividades de la luna del otoño.

Hay muchas versiones de esta leyenda, en una de ellas se cuenta que un anciano estaba caminando en un bosque, pero estaba muy cansado y se sentó para reponer fuerzas. Al poco tiempo, aparecieron un zorro, un conejo y un mono que querían ayudar al hombre dándole algo de comer. El zorro le dio un ave, el mono unas frutas, pero el conejo no encontró nada, entonces, este animal decidió prender un fuego y sacrificarse para que el anciano pudiera comer algo.

Pero el hombre no lo permitió, ya que en verdad no era un ser humano, sino un dios. El dios, que era la encarnación de la luna, decidió llevar al animal a la luna como recompensa por su noble gesto.

Algunas personas creen que si se mira la luna se puede ver al conejo. Tsukimi significa “mirar la luna” y es por esta leyenda que los primeros días de otoño se hacen distintos tipos de celebraciones en Japón.

  1. Leyenda del espejo

Según esta leyenda un samurái, que tenía una esposa y una hija, tuvo que ir a conocer al nuevo rey y al regresar le trajo un espejo a su esposa como regalo. La mujer se vio en el espejo, pero no sabía a quién pertenecía la imagen que se reflejaba. Su esposo le contó cómo funcionaban los espejos y le dijo que era ella quien aparecía reflejada.

Los años pasaron y la mujer enfermó. Antes de morir le dio el espejo a su hija y le dijo que siempre que mirara el espejo vería el rostro de su madre. La mujer murió y la niña miraba todos los días el espejo para recordar a su madre, porque creía que la imagen reflejada era la de su madre cuando era joven.

Esta leyenda se utiliza para enseñar que las personas siempre perduran en la memoria de sus seres queridos.

  1. Leyenda del túnel de Kiyotaki

Esta es una leyenda moderna y, como muchas, es una leyenda urbana de terror. El túnel de Kiyotaki existe, fue construido en 1927 y tiene 444 metros de largo. En la cultura japonesa, el número cuatro es un número de mala suerte, por lo que surgieron muchas historias respecto a este lugar.

Se cree que en la construcción del túnel murieron muchos trabajadores, que sus espíritus aún se encuentran en el túnel y que asustan a las personas que se acercan o que pasan a través de este.

  1. Leyenda del Kunekune

Esta es una leyenda moderna que se suele contar en las zonas rurales de Japón. El Kunenuke es un monstruo que es muy alto, blanco y muy brillante y que suele aparecer en medio de las cosechas, lejos de la gente. Supuestamente puede atacar a las personas, pero si alguien se aleja no le hará daño, en cambio, si alguien se acerca demasiado a este ser, podría enloquecer.

Puede servirte:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Leyendas japonesas". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/leyendas-japonesas/