10 Ejemplos de
Leyendas argentinas

Leyendas argentinas

Las leyendas argentinas son relatos orales o escritos que narran historias inventadas, que pueden tener algún componente real, y que se transmiten en Argentina. Estas narraciones siempre incluyen personajes o sucesos fantásticos.

Existen leyendas argentinas antiguas, que en su mayoría son de pueblos originarios. Pero también hay leyendas contemporáneas o urbanas, es decir, que se originaron hace poco y suelen hacer referencia a creencias que tienen en el presente determinadas comunidades.

Estas leyendas son similares a las leyendas tradicionales, porque se transmiten de generación en generación, porque tienen más de una versión y porque son anónimas. Pero se diferencian de las leyendas clásicas por los personajes, la finalidad, la relación con el tiempo y el espacio, entre otros.

Características de las leyendas argentinas

  • Personajes. Pueden ser personas, espíritus, animales y seres de la imaginación y siempre se relacionan con elementos conocidos por la comunidad.
  • Lugar. Los lugares en los que transcurren las leyendas se nombran, pero, a diferencia de las leyendas tradicionales, pueden no nombrarse específicamente y ser más generales, por ejemplo, se narra algo que ocurre en el campo.
  • Tiempo. En muchas de estas leyendas no se especifica cuándo sucedieron los hechos, pero sí se explica la existencia de determinados personajes en el presente.
  • Hecho. No siempre se narran cosas que sucedieron, ya que en algunos casos se menciona que en determinados lugares hay seres fantásticos o que ocurren cosas que no tienen una explicación científica.
  • Verosimilitud. A pesar de que tienen elementos de la imaginación, las leyendas siempre tienen que ser creíbles. Muchas personas creen que aquello que se menciona en la leyenda existe o existió de verdad.
  • Cosmovisión. Estas leyendas, como todas, reflejan características geográficas, históricas o políticas; la identidad y la forma de pensar de las personas de este país.
  • Finalidad. El objetivo de estas leyendas puede ser transmitir una enseñanza, pero en algunos casos solo son una explicación alternativa de un fenómeno científico o una invención de determinados sucesos.

Ejemplos de leyendas argentinas

  1. Leyenda del Caá Porá

Según la leyenda, el Caá Porá es un monstruo gigante y peludo que vive en el monte y que ataca a los cazadores o que le roba las presas a estos hombres para comerlas. También hay otras versiones de esta leyenda que dicen que el Caá Porá se transforma en cerdo o en perro y que lanza fuego por la boca para asustar a otros animales.

Esta leyenda es muy conocida en el norte de Argentina, sobre todo en la provincia de Misiones y se la conoce en otras regiones como la leyenda del fantasma del monte.

  1. Leyenda del Lobizón

Esta leyenda explica que el séptimo hijo varón de cada familia se transforma en un hombre lobo los días martes y viernes de luna llena. El lobizón vaga por las noches hasta el amanecer, cuando vuelve a transformarse en hombre, y se alimenta de cadáveres que encuentra en los cementerios.

Esta leyenda tiene muchas variaciones, por ejemplo, en algunas se cuenta que el Lobizón siempre está acompañado de perros o que puede transformar a otras personas en lobizones.

  1. Leyenda de la luz mala

Según esta leyenda, la luz mala es la luz blanca o de color verde claro que proyecta un espíritu y que aparece en el campo de noche. Pero se cree que aquella luz que se ve no es más que el reflejo de la luna en los huesos de animales muertos.

Hay otras versiones de esta leyenda, que explican que esos espíritus se encuentran ahí para cuidar tesoros o cosas de mucho valor que han sido enterradas. Estas leyendas suelen contarse en el campo.

  1. El Pombero o Pomberito

Esta leyenda circula sobre todo en el norte de Argentina. El Pomberito es un duende o un ser pequeño que cuida los bosques, las selvas, los montes y a los animales que viven en esos lugares. El Pomberito ayuda a las personas que le dejan ofrendas, porque cuida de su casa y de su ganado, pero puede molestar o hacer bromas pesadas a aquellas personas que hablan mal de él.

Hay muchas versiones de esta leyenda. Por ejemplo, se dice que el Pombero puede confundir o ayudar a los cazadores y los pescadores, depende de si los hombres son amigos o enemigos de este ser.

  1. Leyenda del calafate

Esta leyenda pertenece a los tehuelches, un pueblo originario que habita en el sur de Argentina, y el calafate es una fruta característica de este lugar. Según la leyenda, los tehuelches emigraban para conseguir comida, pero en uno de esos viajes, Koonex, una anciana curandera, no podía seguir caminando y decidió frenar y sentarse para morir allí. Sus compañeros de viaje le prepararon un toldo y una fogata y le dejaron alimento.

Después de muchos días llegó la primavera y unos pájaros se posaron en el toldo y escucharon que la anciana hacía reproches porque la habían dejado sola. Uno de los pájaros le contestó que ellos se habían ido porque cuando hay bajas temperaturas no tenían para comer. La anciana les respondió que ella les daría un alimento que crece en otoño e invierno y, de repente, apareció un arbusto, la planta de calafate, en lugar de la anciana.

  1. Leyenda del Futre

Esta leyenda circula y tiene origen en Mendoza, una provincia que se encuentra en el oeste de Argentina y es de comienzos del siglo pasado. En ese momento, se estaba construyendo el camino de un tren y había un hombre que se encargaba de pagarles a los trabajadores ferroviarios y que, según cuenta la leyenda, fue asesinado cuando le robaron el dinero. Se dice que el espíritu de este hombre se aparece en las montañas mendocinas y pregunta por el dinero robado.

Se supone que este hombre existió de verdad y que en el presente se encuentra enterrado en un cementerio de una localidad mendocina.

  1. Leyenda de la nativa Mariana

Esta leyenda supuestamente tiene lugar en San Juan, una provincia que queda en el oeste de Argentina. La leyenda cuenta que Mariana, una mujer perteneciente a uno de los pueblos originarios de esta región, solía vender pepitas de oro y que siempre estaba debajo de un árbol fumando un cigarro y que estaba acompañada de su perro.

Se dice que una vez unos hombres quisieron robarle el oro, pero que su perro salió a defenderla y del árbol se escuchó una risa estremecedora, y los hombres salieron corriendo. Desde que sucedió esto, nadie volvió a ver a Mariana.

En la leyenda también se menciona que Mariana extraía el oro de un pocito, que nunca nadie encontró, pero es por esta leyenda que hay un departamento en San Juan que se llama Pocito.

  1. La leyenda de la ciudad desaparecida de Esteco de Salta

Salta es una provincia argentina donde existió una ciudad llamada Esteco. Esta ciudad fue fundada en 1609, era una ciudad muy rica y se dice que sus habitantes eran muy codiciosos.

Según cuenta la leyenda, un día un anciano empezó a caminar por la ciudad y les decía a los habitantes que tenían que cambiar su conducta o que la ciudad desaparecería. Nadie lo escuchó y así fue que la ciudad desapareció. Pero también se dice que la ciudad desapareció por un terremoto o por una pelea con habitantes de otra ciudad.

  1. Leyenda del hornero

El hornero es un pájaro muy conocido en Argentina porque hace un nido de barro que es similar a una cueva. Esta leyenda describe el origen de este pájaro. La historia tiene lugar mucho tiempo atrás y se supone que un hombre y una mujer de un pueblo originario iban a casarse. Eran alfareros y estaban muy enamorados, pero el hechicero de la tribu dijo que si se casaban, caerían grandes desgracias para todos. Este fue el motivo por el que el cacique decidió suspender la unión de los dos jóvenes.

La pareja de alfareros huyó hacia el bosque, pero otros integrantes de la tribu los hallaron y los asesinaron. Pero, según cuenta la leyenda, ellos no murieron, sino que se transformaron en una pareja de horneros y se supone, que como eran una pareja de alfareros, supieron cómo construir un nido de barro perfecto.

  1. Leyenda de la Dama de Blanco del Cementerio de Recoleta

Uno de los personajes de esta historia existió realmente, era una joven que se llamaba Luz María, cuyo tumba se encuentra en el Cementerio de Recoleta. Según cuenta la leyenda, un joven vio a una mujer de blanco cerca del cementerio y la invitó a tomar un café. Estuvieron conversando, después se besaron y ella le dijo al joven que se llamaba Luz María.

De repente ella dijo que tenía que irse porque era tarde y cuando se levantaba de la mesa, tiró el café y manchó el saco del joven. Él salió corriendo tras ella y vio cómo María Luz ingresaba al cementerio atravesando las rejas de la puerta. Él, desesperado, empezó a pedir que lo dejaran pasar, el cuidador del cementerio abrió la puerta, el joven entró y vio que su saco estaba colgado en una tumba que pertenecía a una mujer llamada Luz María.

Puede servirte:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Leyendas argentinas". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/leyendas-argentinas/