10 Ejemplos de
Leyendas mayas

Leyendas mayas

Las leyendas mayas son narraciones de transmisión oral que contienen sucesos o personajes sobrenaturales y que se originaron en la civilización maya, pero que se continúan contando en el presente. Estas historias no tienen autor y reflejan aspectos culturales muy importantes para este pueblo.

Los mayas fueron una civilización que duró aproximadamente dieciocho siglos (hasta 1572) y que se encontraba en el sureste de México, en Yucatán, Guatemala, Belice y parte de Honduras y de El Salvador. Este pueblo originario produjo avances culturales muy importantes y muchos de ellos se encuentran presentes en nuestros días.

Estas leyendas muestran aspectos de la cosmovisión y de las creencias religiosas de los mayas, pero algunas se han modificado por la influencia de los conquistadores españoles y la religión católica.

Características de las leyendas mayas

  • Personajes. Los protagonistas suelen ser hombres, animales o seres fantásticos. Pueden aparecer dioses, pero no serán los personajes centrales, ya que las deidades suelen estar más vinculadas a los mitos que a las leyendas.
  • Temas. Estas leyendas suelen abordar temas como el amor, la familia, la relación con la naturaleza, la valentía, el origen de algún animal o planta, entre otros. No se hace referencia a la creación del mundo, porque ese tema es específico de la mitología.
  • Espacio. Generalmente, se menciona el lugar en el que ocurrieron los hechos, pero en algunos casos se utilizan ubicaciones más generales, como en el río, en la selva, etc.
  • Tiempo. Las leyendas suelen situarse en un tiempo específico, pero algunas de estas leyendas no nombran el momento en el que ocurrieron, pero sí que ocurrieron cuando ya existían las personas.
  • Hechos. No siempre se narran sucesos que supuestamente ocurrieron. En algunos casos las leyendas se utilizan para explicar la existencia de determinados animales, plantas, accidentes geográficos, entre otros.
  • Finalidad. Estas leyendas buscaban dejar una enseñanza moral o dar una explicación de cosas que se encuentran presentes en el mundo.

Ejemplos de leyendas mayas

  1. La leyenda de la flor blanca

Esta leyenda explica el origen de la flor de mayo. Según la leyenda, un hombre se encontraba muy triste porque no podían tener hijos con su esposa. Él caminaba por las noches mirando las estrellas y un día le rogó a los dioses que permitieran tener una hija que fuera como las estrellas que él miraba.

Su esposa dio a luz a una niña, que cuando creció se pasaba el tiempo mirando las estrellas. Al poco tiempo la niña se enfermó y nadie sabía qué hacer para tratar la enfermedad que padecía. Pasaron los años y un mes de mayo la joven falleció. El padre soñó que su hija volaba a las estrellas y comprendió que los dioses le habían enviado a una estrella como hija.

Los padres, muy tristes, enterraron a su hija y un año después, en mayo, creció en su tumba una planta que dio flores blancas, a las que llamaron flor de mayo.

  1. Leyenda de Canek

Esta leyenda es una explicación fantástica de un hecho que ocurrió: la ruptura de la Liga de Mayapán en 1441. Esta liga estaba conformada por los habitantes de Uxmal, Chichén Itzá y Mayapán.

Según cuenta la leyenda, Sac Nicté era la princesa de Mayapán y Canek era el príncipe de Chichén Itzá. El día que este joven fue coronado vio a la princesa y se enamoró perdidamente de ella. Pero ella ya estaba comprometida con el Ulil, el príncipe de Uxmal.

El día de la boda llegó, Canek fue con sus guerreros para detener la ceremonia y San Nicté se fue con él. Los dos enamorados se escaparon, pero los habitantes de Uxmal y de Mayapán estaban furiosos y fueron a Chichén Itzá para vengarse. Cuando llegaron, todos los habitantes se habían ido, pero igualmente destruyeron la ciudad.

  1. La tristeza del maya

Esta leyenda busca transmitir una enseñanza sobre la tristeza y la dificultad de borrarla con otras cosas. Se dice que había un hombre muy triste en el bosque y que unos animales se acercaron a preguntarle qué le pasaba. El hombre respondió que estaba triste y los animales le dijeron que les pidiera algo. El hombre les contestó que quería ser feliz.

Los animales le dijeron que no podían concederle ese deseo, pero sí otros. Entonces el hombre les dijo: “Quiero tener una gran vista” y el zopilote le otorgó el don de la buena vista. Después el hombre dijo que quería ser fuerte y el jaguar le otorgó el don de la fuerza. Después dijo que quería ser listo y el zorro le otorgó el don de la astucia. Después dijo que quería trepar los árboles y la ardilla le otorgó el don de trepar. Después dijo que quería conocer todos los usos de las plantas, y la serpiente, como sabía mucho de eso, también le otorgó ese don.

El hombre se fue y la lechuza le dijo a los animales: “Podrá tener muchas cosas, podrá hacer muchas cosas, pero seguirá triste”.

  1. Leyenda del hombre que vendió su alma

Esta leyenda se utilizaba para explicar el origen de los distintos tipos de frijoles que existen. La leyenda comienza con un hombre que era muy inteligente, pero que estaba muy triste y que por eso invocó a Kizín, el demonio. El hombre le ofreció su alma a cambio de siete deseos y el demonio aceptó.

El primer deseo que pidió el hombre fue ser rico, y enseguida se llenó de oro. El segundo fue tener buena salud, y la obtuvo. El tercero fue comida, y comió como nunca antes lo había hecho. El cuarto fue tener poder, y también lo obtuvo. El quinto fue viajar, y el hombre pudo conocer lugares muy hermosos. El sexto fue una esposa, y también se le concedió este deseo.

Pero el séptimo deseo que pidió fue que Kizín lavara los frijoles negros hasta que quedaran blancos. El demonio lo intentó, pero no podía limpiarlos, entonces pensó que había sido engañado y que de ahora en adelante habría frijoles blancos, rojos y verdes, además de los negros.

  1. Leyenda del Huay Chivo

Esta leyenda proviene de los mayas, pero en muchas regiones todavía se cree que existe el Huay Chivo. Se dice que este ser es un hombre que puede convertirse en un monstruo, mitad chivo y mitad hombre.

Según cuenta la leyenda, el Huay Chivo era un hechicero que le vendió su alma a Kizín, un demonio. Este ser puede hacer que los hombres enloquezcan si se lo mira directamente, pero si se baja la mirada nada les pasará. También se dice que esta criatura es la responsable de cosas extrañas que suceden en el campo, por ejemplo, del robo de gallinas, de sequías, entre otras cosas.

  1. Los aluxes

Según la leyenda maya, los aluxes eran unos seres pequeños de barro que se hacían para proteger las cosechas. En el presente, algunas personas creen que estos seres existen y que pueden ser buenos o malos. Serán buenos si se los trata bien, pero serán malos si se los insulta o si agrede el espacio que están cuidando.

También se dice que son invisibles, que asustan a la gente que entra en los bosques y que pueden tomar la forma de un guerrero maya, pero mucho más pequeño.

  1. Cenote de Maní

Un cenote es un pozo, y esta leyenda sucede en un lugar que existe de verdad, en Maní, una ciudad del estado de Yucatán. Según cuenta la leyenda, el agua se acabará porque las personas siempre la utilizaron mal y, cuando esto suceda, en el único lugar en el que habrá agua será en este cenote.

La leyenda también cuenta que ahí vive una anciana y una gran serpiente y que, cuando el agua se acabe, se tendrá que alimentar a la serpiente con personas, para que la anciana le dé a la gente piedras con agua que podrán calmar la sed.

  1. La leyenda de la paloma torcaz

Esta leyenda es una historia de amor. Se dice que había un guerrero y cazador que una vez estaba en el bosque cazando y, de repente, vio a una mujer cerca del río y se enamoró de ella. Volvió muchas veces al mismo lugar para ver si la veía, pero era inútil, no podía dar con ella.

Como estaba desesperado, le pidió a una hechicera que lo ayudara y ella le dijo que solo la volvería a ver si se convertía en una paloma, pero que nunca volvería a ser un hombre. El guerrero aceptó, la hechicera le clavó una espina en el cuello y él se convirtió en paloma.

Volvió al río, vio a la mujer y se acercó a ella. Ella lo agarró con sus manos y le quitó la espina, pero eso provocó que el palomo muriera. La mujer, muy triste, se clavó la espina y se convirtió en paloma. Se dice que, desde ese momento, ella no para de llorar por la muerte del palomo.

  1. El Chom

Esta leyenda narra el origen de los zopilotes. Se dice que un día el rey de Uxmal hizo un gran banquete, pero antes de que llegaran los invitados, el rey se fue a descansar y toda la comida quedó en la terraza del palacio. Los choms, unos pájaros que tenían plumas de muchos colores, se acercaron a la terraza y devoraron toda la comida.

Cuando el rey vio el desastre que habían hecho, quiso castigarlos, entonces llamó a sus hechiceros para que les hicieran pagar a los pájaros por lo que habían hecho. Los hechiceros tomaron algunas plumas de choms que encontraron y las pusieron al fuego. Estas quedaron negras y las colocaron en una vasija que contenía una poción. Le dijeron al rey que tenía que volver a preparar el banquete para que el hechizo funcionara.

Se preparó el banquete, las aves volvieron para devorar todo, pero no se dieron cuenta de que los hechiceros se habían escondido. De repente, los hechiceros salieron y les tiraron la poción con las alas quemadas a los pájaros. Las hermosas plumas de los pájaros se tornaron negras y ya no pudieron volver a comer ricos platos, sino solo carroña. Se dice que desde ese momento, empezaron a existir los zopilotes.

  1. El Cocay

Esta leyenda cuenta el origen del cocay o la luciérnaga. Se dice que existió un curandero que podía curar todas las enfermedades con una piedra verde y brillante. Un día este hombre estaba caminando por el bosque y perdió su valiosa piedra.

El curandero volvió al bosque y le pidió a distintos animales que lo ayudaran a encontrar su piedra. El primero que la encontró fue el ciervo, pero le pareció tan linda que, en lugar de llevársela al curandero, se la tragó. Pero le dolió tanto la panza que la tuvo que escupir.

El zopilote se cansó de tanto volar y no verla y la liebre corría tan rápido que tampoco podía verla. Mientras tanto el cocay seguía buscando en todos los recovecos del bosque, hasta que de repente dio con ella, su cuerpo se iluminó cuando la agarró y se la llevó al curandero. El hombre estaba muy agradecido y le dijo que desde ese momento su cuerpo iba a quedar iluminado para siempre.

Puede servirte:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Leyendas mayas". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/leyendas-mayas/