Qué gases provocan el
Sobrecalentamiento de la Atmósfera

El sobrecalentamiento de la atmósfera es el aumento de la temperatura media del planeta Tierra. Esto se produce cuando se liberan en exceso a la atmósfera determinados gases (denominados gases de invernadero) que retienen el calor de los rayos del sol. Por ejemplo: el dióxido de carbono, el metano y los óxidos de nitrógeno.

Casi todos los gases de invernadero están presentes en la atmósfera de forma natural y son necesarios porque retienen parte de la radiación solar (radiación infrarroja o de onda larga), lo que permite mantener una temperatura media apta para la vida (sin estos gases, la temperatura del planeta sería mucho menor). Este fenómeno se da de forma natural y es conocido como efecto invernadero.

Sin embargo, a partir de la Revolución Industrial y debido a la actividad del hombre (industrias, transporte, deforestación, quema de combustibles fósiles) han aumentado considerablemente las emisiones de gases y compuestos químicos hacia la atmósfera. Estos gases retienen el calor y contribuyen al calentamiento global que trae como consecuencia cambios climáticos a nivel mundial.

Consecuencias del sobrecalentamiento de la atmósfera

El sobrecalentamiento de la atmósfera, que se produce por el aumento en la emisión de gases de efecto invernadero, trae consecuencias que afectan el orden del planeta y a los seres vivos que lo habitan. Las principales consecuencias son:

  • Derretimiento de los glaciares.
  • Aumento de los niveles de las masas de agua.
  • Riesgo de incendios forestales.
  • Riesgo de inundaciones producidas por el aumento de los mares.
  • Aumento de la desertificación debido a la escasez de lluvias.
  • Mayor propagación de enfermedades de zonas cálidas.
  • Alteraciones en la biodiversidad.
Fábricas y la contaminación del aire.
El dióxido de carbono es el mayor impulsor del calentamiento global.

Ejemplos de gases que provocan el sobrecalentamiento de la atmósfera

Gases naturales

  1. Dióxido de carbono (CO2). Es un gas que está de manera natural en la atmósfera, pero que ha aumentado su presencia en las últimas décadas. Esto se debe, principalmente, a la combustión de combustibles fósiles y a la deforestación (ya que los árboles absorben CO2 para la fotosíntesis). Año a año se marcan nuevos récords de presencia de este gas en la atmósfera.
  2. Metano (CH4). Es un gas que se forma de manera natural como consecuencia de la descomposición de la materia orgánica, pero también es producido por actividades humanas como la producción de gas y alimentos y en el tratamiento de residuos. Está presente en la atmósfera en una menor proporción que el CO2 y, aunque su duración en la atmósfera es corta, tiene un poder de calentamiento muy potente.
  3. Ozono (O3). Es un gas que está en la estratosfera (capa de ozono) y absorbe parte de la radiación solar ultravioleta (que es dañina para la biósfera), lo que permite la vida en la tierra. El ozono que está más cercano a la tierra (ozono troposférico) no se emite de forma directa a la atmósfera, sino que se forma a través de reacciones fotoquímicas y en concentraciones elevadas tiene consecuencias perjudiciales para la salud de los seres vivos.
  4. Óxidos de nitrógeno. Está integrado por diferentes gases (que combinan oxígeno con nitrógeno), que son perjudiciales para la salud de los seres vivos y que son emitidos de manera natural (por incendios forestales, descomposición bacteriana) y por actividades del hombre (combustión de motores diésel, combustión del carbón, petróleo o gas natural).
  5. Vapor de agua. Es un elemento vital en la atmósfera que se genera de manera natural como consecuencia de la evaporación. Se lo suele considerar como amplificador de otros gases de invernadero, ya que un incremento del dióxido de carbono produce un aumento de la temperatura de la tierra que, a su vez, produce un aumento de vapor de agua en la atmósfera.
monoxido de carbono - inorganico
Los automóviles emiten gases de efecto invernadero.

Gases artificiales

  1. Clorofluorocarbonos (CFC). Son compuestos químicos que contienen cloro, flúor y carbono y que no existen en la atmósfera de manera natural sino que han sido creados químicamente por el hombre. Cuando estos gases alcanzan la estratosfera, se libera el cloro, que es el responsable de la destrucción de la capa de ozono. Los CFC se utilizaron en la fabricación de aerosoles y en la refrigeración y climatización hasta que fueron prohibidos en 2010.
  2. Hidrofluorocarburos (HFC). Son compuestos químicos que contienen hidrógeno y flúor y que se utilizaron para sustituir al CFC (ya que este afectaba de manera significativa a la capa de ozono). Sin embargo, los HFC tienen un gran poder de calentamiento y afectan al efecto invernadero.
  3. Hexafluoruro de azufre (SF6). Es un gas artificial utilizado principalmente como aislante eléctrico de equipos en procesos industriales. Debido a su alta densidad, no puede ascender a las capas superiores de la atmósfera pero contribuye al efecto invernadero por su alta permanencia en el aire. A elevadas temperaturas se descompone en sustancias tóxicas como el dióxido de azufre (que, desprendido en la atmósfera, es el responsable de la lluvia ácida).
  4. Perfluorocarbonos (PFC). Son compuestos químicos creados por el ser humano en los que se sustituyen los átomos de hidrógeno por átomos de flúor. Son usados para refrigeración y en el ámbito médico, principalmente en la oftalmología. Cuando se liberan a la atmósfera, permanecen activos por un gran periodo de tiempo y contribuyen al sobrecalentamiento.

¿Cómo reducir la emisión de gases contaminantes en la atmósfera?

Para reducir la emisión de gases contaminantes y así conservar el planeta, se deben abandonar o limitar ciertos procesos que generan gases de efecto invernadero. Los cambios deben darse a nivel gubernamental, social y a través del compromiso de todos los ciudadanos.

Algunas alternativas son:

  • Reducir el uso de transportes que despiden dióxido de carbono a la atmósfera.
  • Evitar la deforestación.
  • Utilizar energías renovables.
  • Reducir el consumo de energía.
  • Consumir alimentos con una baja huella de carbono.
  • Consumir productos locales.

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Sobrecalentamiento de la Atmósfera". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/que-gases-provocan-el-sobrecalentamiento-de-la-atmosfera/