Reflexión sobre la Contaminación

Reflexión sobre la Contaminación

De la Gran Oxidación a la ‘Gran Contaminación’

Hace alrededor de 2400 millones de años, ocurrió en nuestro planeta un cambio ambiental profundo, que tuvo un gigantesco impacto en la composición de la atmósfera (y por lo tanto en el clima) y que trajo consigo la extinción masiva de una gran cantidad de los microorganismos que en ese entonces poblaban la Tierra.

Esta catástrofe se conoce como la Gran Oxidación o la Catástrofe del Oxígeno, y fue producto de la aparición y multiplicación de los primeros organismos fotosintéticos, es decir, de los primeros microorganismos capaces de sintetizar su propio alimento, valiéndose de la luz solar: los ancestros de las primeras plantas.

Estos nuevos organismos comenzaron a inundar la atmósfera de moléculas de oxígeno (O2), que eran tóxicas y letales para los demás microorganismos, ya que obtenían su energía de procesos bioquímicos anoxigénicos, o sea, que estaban desacostumbrados a la presencia del oxígeno.

Miles de millones de años después, los seres humanos poblamos el planeta y, al igual que el resto de los animales, dependemos de la presencia de ese mismo oxígeno para sobrevivir. Lo que para aquellas bacterias primitivas significó la extinción masiva, para nosotros representa la vida y la posibilidad de permanecer en el planeta. Y a pesar de ello, no es mucho lo que hacemos por preservarlo en nuestra atmósfera.

La Gran Contaminación

El mundo, al igual que hace 2400 millones de años, no estaba preparado para la llegada de las industrias humanas. La capacidad de nuestra especie de gobernar las leyes del mundo y transformar la materia nos ha permitido prosperar y construir sociedades únicas pero, al mismo tiempo, atenta contra nuestro futuro como especie.

De hecho, al arrojar a la atmósfera gases de alto contenido de carbono, como el dióxido de carbono (CO2) y el metano (CH4), u otros compuestos de azufre (S) y nitrógeno (N), estamos transformando rápidamente nuestra atmósfera, haciéndola más parecida a la que hubo antes de la Gran Oxidación.

Esto significa que su porcentaje de oxígeno disminuye en relación con otros gases, y también que la atmósfera se vuelve mucho más cálida, pues estos gases pesados (conocidos como gases de efecto invernadero) capturan la radiación solar y aumentan la temperatura global. La contaminación de la atmósfera, así, está cambiando nuestro planeta y haciéndolo menos hospitalario para la vida conocida.

Y así como en su momento la Gran Oxidación arrasó con las especies que no supieron adaptarse al nuevo panorama, es muy posible que nuestra Gran Contaminación tenga el mismo efecto en un futuro no muy lejano. Y nadie puede garantizarnos que entre las especies capaces de adaptarse a un mundo con menos oxígeno estemos, justamente, quienes lo contaminamos.

Hay que tomar medidas urgentes

Más de dos siglos de continua contaminación de la atmósfera nos han puesto al borde de un precipicio. Los estudiosos del cambio climático advierten que podríamos tener menos de 30 años para reducir nuestras emisiones de carbono y cambiar radicalmente nuestro modelo de vida, antes de que el nuevo sistema climático que hemos puesto en marcha se vuelva irreversible.

La catástrofe climática no solo va a alterar el modo en que funcionan los distintos ecosistemas, sino que supondrá un enorme problema económico para la propia humanidad, a medida que aumente el nivel de los mares (como consecuencia del derretimiento de los polos) y se extiendan los desiertos en tierra firme. Habrá menos superficie cultivable en el planeta, ciclos climáticos más feroces (inviernos más fríos y veranos más calientes) y océanos más ácidos, con menos oxígeno, incapaces de sostener la misma cantidad de seres vivos.

El panorama futuro no es bueno, y las medidas deben tomarse con urgencia. De otro modo, corremos el riesgo de que el planeta cambie y nos dé la espalda, y nos toque, como a las antiguas especies anoxigénicas, ceder el paso a nuevas formas de vida y extinguirnos.

Referencias:

  • “Contaminación” en Wikipedia.
  • “Gran Oxidación” en Wikipedia.
  • “¿Qué es la contaminación ambiental?” en la Fundación Aquae.
  • “Es hora de un acuerdo global contra la contaminación marina por plásticos” por Manuel Jaramillo en La Nación (Argentina).
  • “Reflexiones sobre contaminación ambiental” por Ricardo Katz en CEP (Chile).

¿Qué es una reflexión?

Una reflexión o disertación es un texto en el que el autor piensa libremente sobre un tema. O sea, en este tipo de textos el autor comparte sus pensamientos con el lector, invitándolo a asumir un punto de vista o evaluar diferentes argumentos, sin que exista necesariamente un cometido para la reflexión, sino el puro gusto de pensar sobre el tema. Las reflexiones pueden tratar cualquier tema y ser más o menos formales, y pueden formar parte de discursos, libros, etc.

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Reflexión sobre la Contaminación". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/reflexion-sobre-la-contaminacion/