50 Ejemplos de
Discurso directo e indirecto

Los discursos directo e indirecto, también llamados estilos directo e indirecto, son formas de introducir palabras ajenas en el discurso propio:

  • Discurso directo. El emisor cita un discurso o pensamiento ajeno y lo reproduce de manera literal, es decir, sin modificar las palabras originales. En los textos escritos, el estilo directo se marca entre comillas o con raya de diálogo.
  • Discurso indirecto. El emisor cita un discurso o pensamiento ajeno, pero no de forma literal, sino que lo adapta a su propio sistema de referencia. Para esto, se utilizan nexos y se deben modificar los tiempos verbales, los pronombres personales, los posesivos, ciertos adverbios, los demostrativos y los deícticos, entre otros elementos.

Por ejemplo:

Discurso directoDiscurso indirecto
Matilda me advirtió: “Tenemos que hablar seriamente”.Matilda me advirtió que teníamos que hablar seriamente.
—¡Apúrense o llegaremos tarde! —gritó la mujer.La mujer gritó que se apuraran o llegarían tarde.
El gerente aseguró: “Las ganancias crecerán exponencialmente este año”.El gerente aseguró que las ganancias crecerían exponencialmente ese año.
—Hemos tenido una velada encantadora —afirmó el anfitrión.El anfitrión afirmó que habían tenido una velada encantadora.
“Veámonos pronto”, propuso su madre.Su madre propuso que se vieran pronto.

Los discursos directo e indirecto se usan tanto en la lengua escrita como oral, y pueden encontrarse en contextos académicos, literarios y periodísticos, pero también en la vida cotidiana. Por ejemplo, podemos usar este recurso cuando queremos contarle a una persona lo que ha dicho otra o cuando relatamos alguna anécdota, así como también en un cuento, una novela, una entrevista o un ensayo.

Para tener en cuenta: Cuando se mencionan palabras ajenas, tanto en el discurso directo como en el indirecto, se emplean verbos del decir o introductores, y cada uno de ellos puede añadir un matiz distinto a lo que se está reproduciendo. Algunos ejemplos son: decir, gritar, aclarar, expresar, sostener, añadir, agregar, enunciar, explicar, desarrollar, comparar, preguntar, consultar, dudar, defender, advertir, anunciar, suplicar, proclamar.

Ejemplos de discurso directo e indirecto

A continuación, se ofrecen enunciados en discurso directo seguidos de la forma correspondiente en discurso indirecto:

  1. Discurso directo: “Dime dónde es la fiesta”, pidió Juan.
    Discurso indirecto: Juan pidió que le dijese dónde era la fiesta.
  2. Discurso directo: Juliana aclaró: “Voy a clases de inglés tres días a la semana”.
    Discurso indirecto: Juliana aclaró que iba a clases de inglés tres días a la semana.
  3. Discurso directo: “Mañana iré al cine con mi abuela”, comentó Mariana.
    Discurso indirecto: Mariana comentó que al día siguiente iría al cine con su abuela.
  4. Discurso directo: “¿Los niños se habrán quedado en el parque?”, se preguntó la madre.
    Discurso indirecto: La madre se preguntó si los niños se habrían quedado en el parque.
  5. Discurso directo: “Me encantó leer Cien años de soledad”, dijo la alumna.
    Discurso indirecto: La alumna dijo que le había encantado leer Cien años de soledad.
  6. Discurso directo: El hijo mayor dijo: “He preparado unos bocadillos vegetarianos para mañana”.
    Discurso indirecto: El hijo mayor dijo que había preparado unos bocadillos vegetarianos para el día siguiente.
  7. Discurso directo: “Espero que el dentista pueda atenderme a esta hora”, dijo la joven.
    Discurso indirecto: La joven dijo que esperaba que el dentista pudiera atenderla a esa hora.
  8. Discurso directo: “Ojalá que la profesora haya corregido los exámenes”, comentó Román.
    Discurso indirecto: Román comentó que ojalá la profesora hubiera corregido los exámenes.
  9. Discurso directo: “Ayer fui a cenar con mis abuelos”, dijo Martina.
    Discurso indirecto: Martina dijo que el día anterior había ido a cenar con sus abuelos.
  10. Discurso directo: “Hoy tengo muchos compromisos”, les aclaró el jefe.
    Discurso indirecto: El jefe les aclaró que ese día tenía muchos compromisos.
  11. Discurso directo: La profesora recordó: “Mañana veremos el documental sobre la Segunda Guerra Mundial”.
    Discurso indirecto: La profesora recordó que al día siguiente verían el documental sobre la Segunda Guerra Mundial.
  12. Discurso directo: “Este es mi primo Juan”, dijo Antonio.
    Discurso indirecto: Antonio dijo que ese era su primo Juan.
  13. Discurso directo: “Aquí me casé con tu madre”, le contó su padre.
    Discurso indirecto: Su padre le contó que allí se había casado con su madre.
  14. Discurso directo: “¿Quién me ha hablado?”, preguntó la profesora.
    Discurso indirecto: La profesora preguntó quién le había hablado.
  15. Discurso directo: “¿Dónde queda tu casa?”, le consultó el policía a la niña.
    Discurso indirecto: El policía le consultó a la niña dónde quedaba su casa.
  16. Discurso directo: “¿Qué te pasó en la mano?”, le preguntó la joven a su padre.
    Discurso indirecto: La joven le preguntó a su padre qué le había pasado en la mano.
  17. Discurso directo: “¿Tú me has llamado esta mañana?”, le preguntó el joven intrigado.
    Discurso indirecto: El joven le preguntó intrigado si él lo había llamado esa mañana.
  18. Discurso directo: “¿Cómo te sientes?”, le preguntó el médico.
    Discurso indirecto: El médico le preguntó cómo se sentía.
  19. Discurso directo: “¿Qué día comienza el juicio?”, consultó el fiscal.
    Discurso indirecto: El fiscal consultó qué día comenzaba el juicio.
  20. Discurso directo: “Estudio italiano desde niña”, detalló la muchacha.
    Discurso indirecto: La muchacha detalló que estudiaba italiano desde niña.
  21. Discurso directo: “No me gustó esta película”, dijo el joven.
    Discurso indirecto: El joven dijo que no le había gustado esa película.
  22. Discurso directo: “Ya he estudiado bastante”, le dijo Esteban a su padre.
    Discurso indirecto: Esteban le dijo a su padre que ya había estudiado bastante.
  23. Discurso directo: “Ojalá las chicas quieran venir a tomar el té esta tarde”, dijo la niña.
    Discurso indirecto: La niña dijo que ojalá las chicas quisieran ir a tomar el té esa tarde.
  24. Discurso directo: “Espero que el médico tenga los resultados del estudio”, dijo el paciente.
    Discurso indirecto: El paciente dijo que esperaba que el médico tuviese los resultados del estudio.
  25. Discurso directo: “Ayer fui a la peluquería”, contó la señora.
    Discurso indirecto: La señora contó que el día anterior había ido a la peluquería.
  26. Discurso directo: “¡Sal de aquí ahora mismo!”, gritó un bombero.
    Discurso indirecto: Un bombero gritó que saliera de allí en ese mismo momento.
  27. Discurso directo: “¿Te sientes bien, María?”, preguntó Eugenio.
    Discurso indirecto: Eugenio le preguntó a María si se sentía bien.
  28. Discurso directo: El hombre susurró: “Ya no tengo más fuerzas”.
    Discurso indirecto: El hombre susurró que ya no tenía más fuerzas.
  29. Discurso directo: “Te esperaré aquí, madre”, aseguró la niña.
    Discurso indirecto: La niña le aseguró a su madre que la esperaría allí.
  30. Discurso directo: “¿Dónde estuvo la noche del crimen?”, le preguntó el abogado.
    Discurso indirecto: El abogado le preguntó dónde había estado la noche del crimen.

¿Cómo se construye el discurso directo?

El discurso directo suele aparecer en los textos literarios para introducir los diálogos de los personajes. Para diferenciarlos de la voz del narrador, se usan:

  • Comillas. Por ejemplo: “¡Qué boca tan grande tienes!”, exclamó Caperucita.
  • Rayas de diálogo. Por ejemplo: –¡Qué boca tan grande tienes! –exclamó Caperucita.

Por otro lado, en los ensayos o textos académicos, el discurso directo se utiliza para introducir citas textuales de otros autores, que se incorporan entre comillas y con sus referencias bibliográficas. Además, es un recurso que aparece a menudo en textos periodísticos, en los que se suele ofrecer puntos de vista y declaraciones de otras personas. Por ejemplo: El único testigo declaró: “Fue un momento de mucha tensión”.

¿Cómo se construye el discurso indirecto?

En el discurso indirecto, se parafrasea el mensaje de otra persona mediante una oración subordinada. Para esto, se deben realizar diversas modificaciones en el mensaje original.

¿Cómo se adaptan los tiempos verbales?

Cuando se retoma un discurso en pasado, debemos adaptar los tiempos verbales de la siguiente manera:

Cuidado: Hay tiempos verbales que no se modifican cuando se pasa del discurso directo al indirecto:

¿Cómo se utilizan los nexos?

Para construir el discurso indirecto no se utilizan comillas, sino nexos:

  • Conjunciones. Para transformar una oración enunciativa directa en una oración subordinada sustantiva, se usa la conjunción que, mientras que para las preguntas cerradas (es decir, las que no se construyen con pronombres interrogativos), se usa si. Por ejemplo:

    “Tengo hambre”, dice Ramón. Ramón dice que tiene hambre.
    ¿Puedes traer el postre? Me preguntó si podía llevar el postre.
  • Pronombres interrogativos. Al transformar una pregunta con pronombres interrogativos de discurso directo a indirecto, estos se conservan como están. Por ejemplo:

    ¿Cómo se llama? Me preguntó cómo se llamaba.
    ¿Cuánto te costó? Me preguntó cuánto me había costado.

¿Cómo se adaptan los participantes de la comunicación?

Para usar el estilo indirecto, deben adaptarse ciertos pronombres que remiten a los participantes del intercambio, y también las personas gramaticales de los verbos:

  • Pronombres personales. Por ejemplo:
    “¡Yo también quiero ir!”, exclamó el niño. El niño exclamó que él también quería ir.
  • Pronombres posesivos. Por ejemplo:
    “Aquella es mi casa”, indicó el joven. El joven indicó que aquella era su casa.
  • Persona gramatical de los verbos. Por ejemplo:
    Estoy indignada”, repuso la mujer. La mujer repuso que estaba indignada.

¿Cómo se adapta la espacialidad?

Salvo en los casos en que el emisor permanece en el mismo lugar al que se refiere el discurso indirecto, los deícticos espaciales y ciertos verbos de movimiento (ir/venir, llevar/traer) también deben adaptarse:

  • Adverbios de lugar. Por ejemplo:
    Aquí duerme el perro”, explicó. Explicó que allí dormía el perro.
  • Demostrativos. Por ejemplo:
    Este es tu cuarto”, me dijo. Me dijo que aquel era mi cuarto.
  • Verbos de movimiento. Por ejemplo:
    “¿Me traes café?”, me preguntó. Me preguntó si le llevaba café.

¿Cómo se adapta la temporalidad?

Cuando el discurso indirecto se utiliza para contar lo que alguien dijo en el pasado, además de los tiempos verbales, deben adaptarse:

  • Adverbios de tiempo. Por ejemplo:
    Ayer me desvelé”, aclaró. Aclaró que la noche anterior se había desvelado.
    Mañana iremos al cine”, prometió la abuela. La abuela prometió que al día siguiente irían al cine.

Cuidado: Existen ocasiones en las que el discurso indirecto se usa en el mismo momento en que el emisor enuncia la oración, en cuyo caso no se adaptará la temporalidad. Por ejemplo: Ahora estoy bien”, dice Martín. Dice Martín que ahora está bien.

Sigue con:

Test interactivo para practicar

¿Cómo citar?

"Discurso directo e indirecto". Autor: Natalia Ribas. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/discurso-directo-indirecto/. Última edición: 16 de noviembre de 2022. Consultado: 16 de noviembre de 2022

Sobre el autor

Autor: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Última edición: 16 noviembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)