Ejemplos de
Literatura surrealista

La literatura surrealista es el conjunto de obras literarias que se produjeron a principios del siglo XX y que, con la invención de nuevos procedimientos y técnicas, buscaban reflejar el pensamiento inconsciente, ya que establecían una asociación libre entre ideas y elementos que no tenían una relación lógica. Por ejemplo: “Las fábricas”, de André Breton y Philippe Soupault.

El objetivo del surrealismo era romper con la tradición literaria e ideológica de la burguesía, es decir, con las reglas artísticas y con la representación racional de la realidad y de la sociedad que estaban vigentes en esa época y que habían sido los pilares del realismo y del naturalismo.

Además, los surrealistas consideraban que la verdad del ser humano no procede de la razón, sino de su inconsciente, de sus deseos, de sus sueños y de su imaginación. Por eso, estos autores modificaron la noción de obra literaria al incorporar temas, formas y usos del lenguaje que representaran el mundo onírico y el pensamiento irracional.

Si bien en este movimiento se escribieron novelas y relatos, la poesía tuvo más predominancia, porque en este tipo de texto se desarrollaron mejor la libertad creativa, las nuevas técnicas y las imágenes literarias formadas a partir de relaciones ilógicas entre ideas y conceptos.

Origen e historia del surrealismo

El término “surrealismo” fue acuñado en 1917 por Guillaume Apollinaire, un poeta francés, para hacer referencia a aquello que está por encima o más allá del realismo, es decir, lo inconsciente, lo mágico y lo irracional.

Sin embargo, el surrealismo surgió como movimiento en 1920, ya que en ese año André Breton y Philippe Soupault, dos escritores franceses, comenzaron a experimentar con nuevas técnicas, como la escritura colectiva y la composición bajo el estado de hipnosis.

Pocos años después, en 1924, Breton retomó el concepto de Apollinaire y publicó el Manifiesto surrealista para definir los lineamientos generales que permitirían crear una literatura completamente nueva y diferente. Como sucedió con el resto de las vanguardias, con el tiempo este movimiento se extendió a otras artes y a otros países y continentes.

En 1930 muchos de los surrealistas se autoproclamaron comunistas, ya que su objetivo no solo era cambiar la literatura, sino también el mundo, la vida y la concepción del ser humano.

Finalmente, a causa de la Segunda Guerra Mundial, del fascismo y del nazismo, la mayoría de los surrealistas abandonaron Europa y el movimiento se disolvió.

Características de la literatura surrealista

  • Influencias. Las principales influencias del surrealismo son:
  • El dadaísmo. Es la corriente artística iniciada por Tristan Tzara y su objetivo era producir antipoesía, es decir, poesía que fuera ilógica y difícil de entender.
  • El psicoanálisis. Es una teoría psicológica iniciada por Sigmund Freud, quien sostenía que el aparato psíquico estaba compuesto por tres sistemas, el consciente, el preconsciente y el inconsciente. Los surrealistas retomaron esta idea, porque creían que la verdadera identidad del ser humano estaba en el inconsciente. Por eso, en sus obras querían reflejar el funcionamiento de esta instancia no racional.
  • Temas. Los temas eran libres, pero se buscaba tratar temáticas chocantes o que estuvieran relacionadas con mitos, el inconsciente, lo ilógico, lo desconocido, lo irracional y lo contradictorio.
  • Forma. La forma no estaba previamente determinada, por eso, en poesía se usaba el verso libre, es decir, aquel que no tiene una cantidad de sílabas o una rima específicas. Además, generalmente, se buscaba yuxtaponer dos palabras o ideas que no tuvieran una conexión lógica.
  • Lenguaje. Según los autores surrealistas, el lenguaje cotidiano no servía para comunicar la realidad, por eso, era necesario renovarlo para que expresara lo absurdo, la imaginación, los sueños y la irracionalidad del inconsciente.
  • Técnicas. Las técnicas de la literatura surrealista no eran excluyentes, por lo tanto, para componer una poesía se podía aplicar más de una:
  • Automatismo psíquico. Consistía en escribir utilizando la asociación libre, es decir, incluyendo todos los pensamientos que aparecían en la mente de manera espontánea.
  • Imaginación. Consistía en crear una imagen poética relacionando dos elementos que no tenían una conexión lógica, es decir, que no se podían elaborar con el pensamiento racional.
  • Uso del material onírico. Consistía en crear una imagen poética con elementos provenientes de los sueños, ya que estos son ilógicos y se forman en el inconsciente.
  • Método paranoico. Consistía en escribir en un estado de delirio o de hipnosis.
  • Azar. Consistía en escribir utilizando juegos o procedimientos similares para crear imágenes azarosas. Por ejemplo, el cadáver exquisito era un método en el que participaban distintos autores en turnos consecutivos; cada uno escribía una parte, pero solo podía ver la última frase o palabra que había anotado el anterior.
  • Exaltación lírica. Consistía en escribir expresando los sentimientos de manera hiperbólica.
  • Humor. Consistía en satirizar los valores burgueses, parodiar otros textos literarios o incluir chistes, juegos de palabras o frases con doble sentido o ambigüedad.

Principales autores y ejemplos de la literatura surrealista

André Breton (1896-1966)

Fue un escritor francés que retomó las ideas del psicoanálisis y del dadaísmo para fundar el surrealismo y que principalmente produjo poesía.

  1. “La casa de Yves”

La casa de Yves Tanguy
Donde se entra solo de noche

Con la lámpara-tempestad

Afuera el país transparente
Un adivino en su elemento

Con la lámpara-tempestad
Con el aserradero tan laborioso que ya no se lo ve

Y la tela estampada del cielo
-Vamos, lo sobrenatural al suelo

Con la lámpara-tempestad
Con el aserradero tan laborioso que ya no se lo ve
Con todas las estrellas del infierno

Hecha de lazos y jambajes
Color de cangrejo en el oleaje

Con la lámpara-tempestad
Con el aserradero tan laborioso que ya no se lo ve
Con todas las estrellas del infierno
Con los tranvías delirantes retenidos solo por sus cables

El espacio encadenado, el tiempo disminuido
Ariana en su aposento-cofrecillo

Con la lámpara-tempestad
Con el aserradero tan laborioso que ya no se lo ve
Con todas las estrellas del infierno
Con los tranvías delirantes retenidos solo por sus cables
Con las crines sin fin del argonauta

El servicio está a cargo de falenas
Que se cubren los ojos con telas

Con la lámpara-tempestad
Con el aserradero tan laborioso que ya no se lo ve
Con todas las estrellas del infierno
Con los tranvías delirantes retenidos solo por sus cables
Con las crines sin fin del argonauta
Con el moblaje fulgurante del desierto

Allí se mata allí se cura
Y sin tapujos se conspira

Con la lámpara-tempestad
Con el aserradero tan laborioso que ya no se lo ve
Con todas las estrellas del infierno
Con los tranvías delirantes retenidos solo por sus cables
Con las crines sin fin del argonauta
Con el moblaje fulgurante del desierto
Con las señales que intercambian los amantes desde lejos

Esa es la casa de Yves Tanguy.

Philippe Soupault (1897-1990)

Fue un escritor francés que inicialmente formó parte del movimiento dadaísta y que luego fundó el surrealismo con André Breton.

  1. “Georgia”

No duermo Georgia
Lanzo flechas en la noche Georgia
espero Georgia
pienso Georgia
el fuego es como la nieve Georgia
la noche es mi vecina Georgia
oigo todos los ruidos sin excepción Georgia
veo el humo que sube y huye Georgia
camino a paso de lobo en la sombra Georgia
corro aquí está la calle aquí están los barrios Georgia
Aquí está una ciudad siempre igual
y que yo no conozco Georgia
Me apresuro aquí está el viento Georgia
y el frío y el silencio y el miedo Georgia
me escapo Georgia
corro Georgia
las nubes están bajas están por caerse Georgia
extiendo el brazo Georgia
no cierro los ojos Georgia
llamo Georgia
grito Georgia
llamo Georgia
yo te llamo Georgia
quizá vengas Georgia
pronto Georgia
Georgia Georgia Georgia
Georgia
no puedo dormir Georgia
espero Georgia

Benjamin Péret (1899-1959)

Fue un escritor francés que creía que con la poesía se podía intervenir la realidad y que utilizaba el humor y la ironía en la mayoría de sus producciones literarias.

  1. “Noches blancas”

Sobrepasada la caja de los camembert
el pequeño abejorro se ha perdido en el desierto
donde el jamón casi se muere de hambre
Corre a derecha e izquierda
pero a derecha e izquierda solo ve tomates blanqueados con cal
Mira hacia arriba y ve un perchero
que le hace burla
oh perchero barnizado lustrado por las langostas marinas
ten piedad de un pequeño abejorro que saca la lengua
porque no puede disparar con el fusil sobre los calcetines
que harían una cena excelente
Ten piedad de un pequeño abejorro que toca la flauta
para tratar de encantarte
pues creyó que eras una serpiente
De no ser tú una serpiente de cascabel o de anteojos
el abejorro no habría roído su flauta
en su desesperación
y no hubiese esperado la muerte
detrás de una corbata
Y la muerte no hubiese acudido
como un rastrillo de cristal
y la muerte no lo hubiese recogido
como una colilla

Louis Aragon (1897-1982)

Fue un escritor francés que consideraba que el mundo debía ser interpretado desde una mirada surrealista para conocer lo maravilloso de la realidad.

  1. Fragmento de “Brocelianda”

Oración para hacer llover que, a la linde de Brocelianda, se reza una vez al año en el brocal de la fuente de Bellenton

Que el agua del cielo aturulle
El polvo de nuestro pelo 
Y la sequía que va paciendo 
Un ganado requemado 
Que el agua del cielo expulse la angustia 
Cuyos gorgojos corroen 
El gran corazón de los trigales 
Diga el agua del cielo 
Diga el agua del cielo Yo quiero 
Esperar pone a la gente nerviosa 
El tiempo el tiempo se alarga 
Y la noche no es bastante oscura 
Y vuelve la aurora 
El horror del claro día 
El mundo es un horno 
Ahí La piedra desea los pasos de la luna
Ahí La piedra se parte bajo la rodilla del sol 
Ahí la piedra cual corazón en la terrible mano del niño 
Luego qué podría decir de mi desgraciado corazón de hombre 
Los tiempos los tiempos son duros 
A qué dioses iba yo a rezar con vosotros suplicantes que estáis sudando 
Bajo vuestros sombreros de fieltro
A qué dioses que no fuesen sordos como nuestra secular incredulidad 
Son los dioses que custodian las esclusas 
Que facilitan el paso de las barcazas de la desgracia cuando llaman los barqueros (…)

Paul Éluard (1895-1952)

Fue un escritor francés que utilizó el método paranoico para producir sus textos y cuyas poesías trataban principalmente sobre el amor, la soledad y la libertad.

  1. “El espejo de un momento”

Disipa el día,
Muestra a los hombres las imágenes desligadas de la apariencia,
Quita a los hombres la posibilidad de distraerse,
Es duro como la piedra,
La piedra informe,
La piedra del movimiento y de la vista,
Y tiene tal resplandor que todas las armaduras y todas las máscaras
quedan falseadas.
Lo que la mano ha tomado ni siquiera se digna tomar la forma
de la mano,
Lo que ha sido comprendido ya no existe,
El pájaro se ha confundido con el viento,
El cielo con su verdad,
El hombre con su realidad.

René Char (1907-1988)

Fue un poeta francés cuyos poemas mezclaban elementos de la realidad con elementos imaginarios y oníricos.

  1. Fragmento de “A la salud de la serpiente”

I
Canto el calor con rostro de recién nacido, el calor desesperado.

II
Le toca al pan que parte el hombre ser la belleza del alba.

III
El que confíe en el girasol no meditará dentro de la casa. Todos los pensamientos del amor serán sus pensamientos.

IV
En el giro de la golondrina una tempestad se informa, un jardín se prepara.

V
Habrá siempre una gota de agua para durar más que el sol sin que el ascendiente del sol sea afectado.

VI
Produce aquello que el conocimiento quiere mantener en secreto, el conocimiento con sus cien pasadizos.

VII
Aquello que viene al mundo para no perturbar nada no merece ni consideraciones ni paciencia.

VIII
¿Cuánto durará esta falta del hombre, agonizante en el centro de la creación porque la creación lo ha despedido?

IX
Cada casa era una estación. Así se repetía la ciudad. Todos los habitantes juntos solo conocían el invierno, a pesar de sus cuerpos caldeados, a pesar del día que no se alejaba.

X
Eres en tu esencia constantemente poeta, constantemente estás en el cenit de tu amor, constantemente ávido de verdad y de justicia. Sin duda es un mal necesario que no puedas serlo asiduamente en tu conciencia.

XI
Harás del alma que no existe un hombre mejor que ella.

XII
Mira la imagen temeraria en que se sumerge tu país, ese placer que te ha escapado por mucho tiempo.

XIII
Numerosos son aquellos que esperan que el escollo los subleve, que la punta los atraviese, para definirse.

XIV
Agradece a aquel que no se preocupa de tu remordimiento. Eres su igual.

XV
Las lágrimas desprecian a su confidente. (…)

César Moro (1903-1956)

Fue un escritor y pintor peruano que viajó a Francia para unirse al movimiento surrealista y cuyos poemas versan principalmente sobre el amor, la locura y la libertad.

  1. “Temprano aún”

Se subraya montaña las otras palabras tienen agua
Así efemérides abuelo cama bondad
Hay que señalar los ojos de silla
Los tallos de dormir
La sangre de meditar
La postura final del postulante
Cuando ladrando a los vientos erguidos
Miente con todo su cuerpo
Pálida ventana apuntalada sobre diezmos de abismo

Cubrir el cielo de lentejuelas no fue
El asunto pactado
Tuvo sombras heridas hasta el corazón
Creciendo por su temporada
En jaula ambarina
Vivacidades que se hielan en sueños

Ahí salgo

Juan Sánchez Peláez (1922-2003)

Fue un escritor venezolano y formó parte de La Mandrágora, un grupo de poetas surrealistas de Chile cuyo principal objetivo era relacionar la poesía con el inconsciente.

  1. Fragmento de “De por cual causa o nostalgia”

VII

La nieve se ha abierto camino
ha apurado el desenlace
para que nos halláramos a gusto
y encandilarnos

trabajamos cuántas jornadas enteras
sobre el lomo
de grandes animales
y llegó
en la tarde incierta
el hombrecillo de encorvado otoño
la dama gruñona de rara pelambre

con bifurcaciones
pasos atrás
repliegues
escaramuzas

secundando nuestros actos

áurea
nítida

dando vueltas en la trastienda del corazón
aquí está. (…)

Nicanor Parra (1914-2018)

Fue un escritor y profesor chileno y consideraba que el humor era un procedimiento central en la creación literaria y que la poesía debía incorporar procedimientos de otras artes.

  1. “Advertencia”

Yo no permito que nadie me diga
Que no comprende los antipoemas
Todos deben reír a carcajadas.

Para eso me rompo la cabeza
Para llegar al alma del lector.

Déjense de preguntas.
En el lecho de muerte
Cada uno se rasca con sus uñas.

Además una cosa:
Yo no tengo ningún inconveniente
En meterme en camisa de once varas.

Octavio Paz (1914-1998)

Fue un escritor y diplomático mexicano y se destacó por renovar el lenguaje en la poesía hispanoamericana y por escribir ensayos sobre el surrealismo.

  1.  “Alameda”

El sol entre los follajes
y el viento por todas partes
llama vegetal te esculpen,
si verde bajo los oros
entre verdores dorada.
Construida de reflejos:
luz labrada por las sombras,
sombra deshecha en la luz.

Test interactivo para practicar

Sigue con:

Referencias

  • Goić, C. (1977). El surrealismo y la literatura iberoamericana. Revista Chilena de Literatura, 8, 5–34. Disponible en: Jstor
  • Llamas Mantecón, J. M. (2002). Historias del Surrealismo: un estado de la cuestión. Boletín de Arte, 23, 439-458. Disponible en: Dialnet
  • Pellegrini, A. (1961). Antología de la poesía surrealista de lengua francesa. Compañía General Fabril Editora.
  • Rest, J. (1991). Conceptos de literatura moderna. CEAL.

¿Cómo citar?

"Literatura surrealista". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/literatura-surrealista/. Última edición: 31 de agosto de 2022. Consultado: 27 de septiembre de 2022

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Licenciatura en Ciencias de la Educación (Universidad de Buenos Aires). Profesorado en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Última edición: 31 agosto, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)