20 Ejemplos de
Tipos de Lenguaje

El lenguaje es un complejo sistema de comunicación humana, formado por signos y secuencias sonoras, que les permite a las personas expresar emociones y pensamientos, es decir, sirve para transmitir información de todo tipo.

Cabe aclarar que el lenguaje es solo una parte de la comunicación, puesto que esta incluye también aspectos emocionales, componentes culturales y contextuales, entre otros.

La facultad del lenguaje en el ser humano es congénita y universal, dado que se presenta de la misma manera en cualquier persona, independientemente del lugar o contexto histórico en que haya nacido.

Clasificación y ejemplos de los tipos de lenguaje

El lenguaje puede clasificarse de distintas formas, considerando criterios como la naturalidad, el tipo de mensaje, el destinatario, entre otros.

De acuerdo a la facilidad o dificultad con que se adquiere.

Este criterio se refiere a si se trata de una forma de lenguaje que resulta natural al usuario o si debe entrenarse para aprender a emplearlo.

  1. Lenguaje natural. Consiste en el habla cotidiana y coloquial, que es adquirida en la infancia de manera espontánea, en el proceso de aprendizaje de la lengua y, posteriormente, como resultado de la interacción social en un entorno y cultura determinados. Incluye el uso de la lengua materna y el lenguaje no verbal o gestual. Por ejemplo: cualquier conversación cotidiana entre dos o más personas que comparten un contexto y una cultura de pertenencia.
  2. Lenguaje artificial. Se refiere a un lenguaje creado y utilizado para cumplir un objetivo específico. Implica expresarse de una manera diferente a la ordinaria, en casos en los que se requiere cierta especificidad para la que el lenguaje natural no es suficiente. No es espontáneo y es necesario un aprendizaje para adquirirlo, que a veces toma bastante tiempo.
    • Lenguaje literario. Es utilizado en las obras literarias y combina lenguaje culto con creatividad poética, utilización de metáforas y figuras poco convencionales, entre otros. La forma en que se expresan las ideas importa tanto como aquello que se expresa. Además de comunicar, es un lenguaje que crea belleza y tramas ficcionales. Por ejemplo: el lenguaje utilizado en novelas, poesías o cuentos.
    • Lenguaje científico-técnico. Se compone de diversas jergas propias del habla en un ámbito profesional específico. Es normativo y preciso, por lo que difiere del lenguaje natural, dado que se requiere un uso particular de cada término y los modos de enunciación pueden ser sistemáticos y pautados para evitar errores de procedimiento. Por ejemplo: el lenguaje de los informes médicos o de los manuales de procedimiento.
    • Lenguaje formal. Es impersonal y distante, y se utiliza en textos escritos y orales, profesionales o académicos. No admite coloquialismos, los pronombres tú o vos ni términos vulgares o demasiado informales. Otorga solemnidad e importancia a un contexto comunicativo, lo que convierte al acto en algo que hay que respetar. Por ejemplo: los discursos oficiales, los textos jurídicos o dirigidos a instituciones de relevancia.
    • Lenguaje matemático. Es un sistema de símbolos y signos utilizado específicamente para expresar conceptos de esta ciencia. Está compuesto por signos alfanuméricos y símbolos que representan operaciones matemáticas (+,-,/,%,= y otros). Por ejemplo: los enunciados de ecuaciones, multiplicaciones, restas.
    • Lenguaje de programación. Es el sistema de signos utilizado para crear las instrucciones gracias a las que funcionan los componentes de las computadoras. Mayormente se utiliza un código binario compuesto por los valores 1 y 0. Por ejemplo: javascript, C + +, Perl.
    • Lenguaje musical. Es un lenguaje escrito que permite componer, interpretar o leer composiciones musicales. Este sistema tiene su propio código de lectura y escritura. Por ejemplo: la partitura de una pieza musical.

De acuerdo a la forma empleada para comunicarse.

Este criterio permite diferenciar los tipos de lenguaje, considerando los elementos que se utilizan en el intercambio comunicativo.

  1. Lenguaje no verbal. Es aquel que muchas veces es empleado inconscientemente y en el que la persona se comunica sin uso de las palabras, a través de la mirada, la postura corporal, la manera de caminar, los gestos y otros movimientos involuntarios, que expresan emociones o rasgos de la personalidad del emisor.
    • Lenguaje facial. Se refiere a todos los movimientos que se realizan con los músculos de la cara en una interacción comunicativa y que transmiten información que complementa o incluso pone en duda lo que la persona dice mediante el lenguaje verbal. Por ejemplo: fruncir el ceño en señal de enojo, o revolear los ojos para indicar hartazgo.
    • Lenguaje kinésico. Se refiere a todos los movimientos, gestos e incluso olores que emite el cuerpo y que ofrecen información acerca del estado de ánimo y actitud del individuo en cuestión. Por ejemplo: cuando una persona niega o asiente con un movimiento de cabeza o levanta los hombros para indicar que desconoce algo.
    • Háptica. Se refiere a los tipos de lenguaje basados en los estímulos que se reciben a través del tacto. Es decir, sensaciones, texturas, diferencias de temperatura, de movimientos y de presión. Por ejemplo: el empleo del braille, muy frecuente entre personas no videntes.
    • Proxémica. Se refiere a un tipo de lenguaje relacionado con el empleo del espacio personal de cada individuo. Involucra, fundamentalmente, la forma en que la persona gestiona la distancia que la separa de su interlocutor, aunque también incluye una serie de gestos, la postura adoptada y los movimientos involuntarios que se producen en la interacción con otro u otros. Está muy vinculado a creencias y aspectos culturales que hacen variar su interpretación. Por ejemplo: en países latinoamericanos, la proximidad entre hablantes puede ser interpretada como cálida y adecuada, mientras que en otras culturas puede indicar agresión o invasión del espacio propio.
    • Paralenguaje. Se refiere a las características de la voz en el momento de la comunicación verbal oral. Considera el tono, el volumen, el acento, las pausas empleadas, el uso de interjecciones y onomatopeyas. No contempla el mensaje que se emite, sino la forma de comunicarlo. Por ejemplo: utilizar un tono de voz bajo en señal de timidez, o demasiado alto para expresar enojo.
  1. Lenguaje verbal. Es aquel en el que se utilizan las palabras para interactuar con otros. Puede ser oral o escrito, e implica también gritos y otros cambios en la entonación, siglas y marcas gráficas.
    • Lenguaje escrito. Se refiere a aquel que emplea signos gráficos que representan sonidos y palabras; y que requiere un soporte analógico o digital como pueden ser el papel o la computadora. Posee reglas propias de enunciación, como el adecuado empleo de la puntuación y las reglas ortográficas, para organizar la información de manera correcta y evitar malas interpretaciones en la lectura del mensaje. Por ejemplo: un correo electrónico, un mensaje de texto o una nota escrita a mano.
    • Lenguaje oral. Se refiere al lenguaje hablado, en el que se combinan sonidos con los que se forman palabras utilizando la voz. Es uno de los tipos de lenguaje más primitivos del ser humano. Por ejemplo: una conversación telefónica entre dos amigos.
    • Lenguaje icónico. Se refiere a la utilización de símbolos que representan indicaciones o palabras, y que pueden combinarse de acuerdo a reglas de uso específicas para este tipo de lenguaje. Por ejemplo: las señales de tránsito o de seguridad e higiene industrial.

De acuerdo a si existe o no destinatario.

Este criterio considera el objetivo con que se emite un mensaje.

  1. Lenguaje egocéntrico. Propio de los niños, especialmente cuando comienzan a desarrollar el lenguaje, es una forma de comunicación con uno mismo. El propósito en este caso no es la interacción con otras personas, sino organizar el pensamiento y las actividades que pretende hacer. En la edad adulta, suele reemplazarse por la “voz interior”. Por ejemplo: el niño que describe lo que está haciendo o que repite las palabras que escucha de sus padres.
  2. Lenguaje social. Es aquel empleado con la finalidad de interactuar con otra u otras personas. Aquí sí hay una intención comunicativa concreta. Por ejemplo: los lenguajes verbal, no verbal, natural, oral o escrito son formas de lenguaje social.
  3. Lenguaje vernáculo. Es la lengua propia de la región en la que se habla, sin considerar los casos de lenguas impuestas en una zona, pero que no son originarias del lugar. Por ejemplo: la lengua vasca, que se habla en el País Vasco, o el guaraní, que se habla en Paraguay.

Otras formas de lenguaje

  1. Pictogramas o emojis. Se refiere a un tipo de lenguaje muy nuevo y altamente empleado en la actualidad. Se trata del intercambio de imágenes o dibujos que refieren emociones o estados de ánimo entre los hablantes que interactúan a través de internet o de las redes sociales. Por ejemplo: enviar un corazón para indicar afecto.

Puede servirte:

¿Cómo citar?

"Tipos de Lenguaje". Autor: Vanesa Rabotnikof. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/tipos-de-lenguaje/. Última edición: 10 de mayo de 2022. Consultado: 28 de junio de 2022

Sobre el autor

Autor: Vanesa Rabotnikof

Licenciatura en Letras (Universidad de Buenos Aires). Especialización en Edición (Universidad Nacional de La Plata).

Última edición: 10 mayo, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)