Ensayo Descriptivo sobre un Lugar

Ensayo Descriptivo sobre un Lugar

Ensayo descriptivo del Río de la Plata

El Río de la Plata o, en términos más técnicos, el estuario de la Plata, es una de las arterias principales del territorio argentino, cuyas aguas salinas le dieron sentido a la fundación, en el siglo XVI, de la ciudad de Buenos Aires: un puerto de salida hacia España de los minerales preciosos extraídos en el Alto Perú. De allí proviene el nombre de sus aguas y no de su coloración, que tiende más bien a lo broncíneo.

Los 290 kilómetros de longitud del Río de la Plata se extienden en dirección noroeste-sudeste, marcando la frontera entre Argentina y Uruguay, desde el paralelo de punta Gorda hasta la línea imaginaria que une a Punta del Este (en Uruguay) con el cabo San Antonio (en Argentina), previa a su desembocadura en el océano Atlántico.

Se trata, además, del río más ancho del mundo: 234 km en su punto máximo, con una profundidad media de 13 metros que obliga a un continuo dragado de los depósitos sedimentarios de la corriente. Se desplazan al año en unos 160 millones de toneladas de sedimento: limo, arcilla y arena ya que, de otro modo, impedirían la intensa vida comercial que otorga el río a los muchos puertos que se han fundado en su orilla: Colonia de Sacramento, Piriápolis, La Plata, Punta del Este, Puerto de Olivos, Puerto del Buceo, los de Montevideo y Buenos Aires.

Se dice que los españoles llegaron por primera vez a este río alrededor de 1501, durante el primero de los viajes de Américo Vespucio al continente que llevaría su nombre; y que recibió inicialmente el nombre bíblico de Jordán. Pero esto, de ser cierto, no impidió que más de una década después se lo conociera como el Mar Dulce, en palabras de uno de los principales exploradores españoles de la región, Juan Díaz de Solís, quien intentaba dar con una salida hacia el océano Pacífico. Desde entonces, este río estuvo en la mira de muy distintos poderes, desde la corona española y la portuguesa, hasta los invasores británicos que trataron en 1806 de hacerse con el Virreinato de la Plata.

De hecho, en este río fueron muchas las batallas navales que tuvieron lugar, como la batalla del Río de la Plata de 1939, durante la Segunda Guerra Mundial: el primer enfrentamiento entre naves inglesas y alemanas del conflicto. Y, asimismo, muchos han sido los naufragios que se han dado en sus aguas, difíciles de navegar y de clima propenso a las tormentas. Son célebres las sudestadas que suceden en la región: vientos fríos y fuertes que soplan del sudeste y vienen acompañados de grandes lluvias, haciendo que el río crezca alrededor de 4 metros de altura.

Un minúsculo conjunto de islas existe en el corazón del estuario: salpicaduras sedimentarias que inmortalizan el nombre de Solís y le pertenecen a Argentina. No muy lejos de allí emerge una mancha más grande, de unos pocos kilómetros cuadrados de superficie. Un cuerpo de tierra escindido en dos, como hermanos siameses en medio del agua: las islas Martín García (Argentina) y Timoteo Domínguez (Uruguay), que en realidad constituyen una sola, y en medio de ambas se encuentra la única frontera seca entre los dos países.

Las costas del río, por su parte, pertenecen no solo a estos dos países distintos (que desde cierto punto de vista no lo son tanto), sino a dos formaciones geológicas contrapuestas. El borde oriental, en territorio uruguayo, forma parte del Macizo de Brasilia, y lo nutren los afluentes de San Juan, Rosario, Santa Lucía y el arroyo Solís Grande.

El lado contrario, en cambio, forma parte de la cuenca sedimentaria de la Pampa, formada por mesetas de limo y planicies barrosas, donde abundan los juncales. Allí se dan cita dos grandes ríos afluentes: el Samborombón y el Salado, y ambos desembocan en la bahía de Samborombón, en la costa de la Provincia de Buenos Aires.

Y aunque el río es terreno habitual para el turismo y para deportes de agua como el kitesurf, windsurf o el kayak, el Río de la Plata presenta fuertes márgenes de contaminación, especialmente en las zonas cercanas a Buenos Aires. En parte, esto se debe a que en sus aguas mueren el río Reconquista, sumamente contaminado, y sobre todo el río Matanza-Riachuelo: uno de los más contaminados del mundo, que nace en la provincia de Buenos Aires y delimita el sur de la capital argentina.

Cinco siglos de historia fluyen en las aguas marrones de este río, que abraza la capital Argentina tanto como roza los pies de la de Uruguay, dos naciones separadas casi al nacer, en el siglo XIX, y que se miran desde orillas contrarias como añorando una reunificación imposible.

Referencias:

  • “¿Qué es un ensayo descriptivo?” en El pensante.
  • “Ensayo” en Wikipedia.
  • “Río de la Plata” en Wikipedia.
  • “Río de la Plata” en Conicet Mendoza (Argentina).
  • “Río de la Plata, un punto estratégico en la geografía de nuestro país” en Edu.ar.

¿Qué es un ensayo descriptivo?

Un ensayo descriptivo es un tipo de texto ensayístico (o sea, una reflexión escrita en prosa) que se caracteriza por abordar un tema específico (un lugar, una persona, un evento o un objeto) y describirlo de manera exhaustiva, esto es, resaltar sus rasgos o características más destacados o relevantes para el autor. Sin embargo, como en todos los ensayos, en este tipo de textos la subjetividad del ensayista es clave para definir cuáles son las características más destacadas o cuál es la perspectiva desde la que se describirá el tema o el referente elegido.

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Ensayo Descriptivo sobre un Lugar". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/ensayo-descriptivo-sobre-un-lugar/