Ejemplos de
Leyendas Cortas

Una leyenda es una narración popular que cuenta hechos humanos y sobrenaturales, y se transmite de generación en generación en una cultura determinada.

Actualmente, conocemos las leyendas de diversas culturas, incluso de civilizaciones muy lejanas en tiempo y espacio a la nuestra, ya que con la aparición de la escritura su transmisión dejó de ser oral y las historias comenzaron a registrarse por escrito. Incluso en la actualidad muchas leyendas son transmitidas a través del cine y la televisión.

Aunque contienen hechos sobrenaturales, a veces las leyendas son consideradas como creíbles por parte de personas o grupos de una cultura determinada. Esta credibilidad se logra porque transcurren en un mundo que resulta familiar para quienes transmiten los relatos a las siguientes generaciones y también para quienes los oyen.

Características de las leyendas

  • Se diferencian de los mitos. Los mitos son tomados como historias verdaderas y fundamentales por las personas que profesan la creencia en la que se basa ese mito: explican algo fundamental de la existencia. Muchas veces la participación en una religión determinada depende de la creencia del mito. Los mitos hablan de las acciones de los dioses en un tiempo ahistórico, mientras que las leyendas hablan del mundo y el tiempo de los seres humanos.
  • Contienen hechos sobrenaturales. Las leyendas son historias populares que en muchos casos contienen hechos o seres sobrenaturales. Por lo general, relatan un suceso real o fabuloso que se adorna con elementos fantásticos o maravillosos.
  • Pueden contener moralejas. Algunas leyendas contienen una moraleja que puede ser transmitida incluso si la historia en cuestión no se toma como verdadera, pues su enseñanza sí puede ser válida. En ese sentido, toda leyenda transmite una visión de mundo de la comunidad que le dio origen. Por eso, una forma de estudiar el pensamiento de épocas o pueblos lejanos es a través del análisis de sus leyendas.
  • Pueden existir diversas versiones. Pueden existir muchas versiones ligeramente diferentes de una misma leyenda, ya que su transmisión inicial siempre es oral y depende del contexto en que se la cuente, de los receptores y fundamentalmente del narrador.
  • Surgen en una comunidad determinada. Las leyendas se ubican en un ámbito físico y temporal cercano al de la comunidad que le dio origen. Por ejemplo, actualmente existen leyendas urbanas, historias que se repiten de boca en boca en los grandes centros urbanos y que le ocurrieron “al amigo de un amigo”, pero nunca a la persona que las cuenta.

Puede servirte:

Ejemplos de leyendas cortas

leyendas cortas

  1. Leyenda del cenote zací

Los cenotes son pozos de agua dulce creados como consecuencia de la erosión de la piedra caliza y se encuentran en México.

El cenote Zaci estaba ubicado dentro de una ciudad con el mismo nombre. Allí vivía una joven llamada Sac-Nicte, nieta de una bruja. Sac-Nicte estaba enamorada de Hul-Kin, hijo del cacique del pueblo. La familia de la bruja y la familia del cacique eran enemigas, por lo que los jóvenes se veían a escondidas. Cuando el padre se enteró del romance, envió a Hul-Kin a otro pueblo, a casarse con otra joven. La bruja hizo rituales para que Hul-Kin regresara y le devolviera la alegría a su nieta, pero todo fue en vano.

La noche anterior a la boda de Hul-Kin, Sac-Nicte se arrojó al cenote con una piedra atada a su cabello. En el momento de la muerte de la joven, Hul-Kin sintió un dolor en el pecho que lo obligó a volver a Zaci. Al enterarse de lo sucedido, Hul-Kin se arrojó también al cenote y se ahogó. Finalmente, los sortilegios de la bruja habían obtenido una respuesta, y Hul-Kin había regresado para permanecer siempre con Sac-Nicte.

  1. Leyenda de la luz mala

El origen de esta leyenda se encuentra en una fosforescencia que se ve en cerros y quebradas del noroeste argentino, durante los meses secos.

La leyenda sostiene que este es el farol de Mandinga (el Diablo con forma humana) y que su aparición indica sitios donde se esconden tesoros. La luz sería también el espíritu del difunto dueño de los tesoros, intentando alejar a los curiosos.

El día de San Bartolomé (24 de agosto) es cuando se ven mejor estas luces.

  1. Leyenda de la princesa y el pastor

Esta leyenda es la base de las leyendas de Qi xi y Tanabata.

La princesa Orihime, también llamada la princesa tejedora, tejía vestidos para su padre a orillas del río. Su padre era el Rey Celestial. Un día, Orihime se enamoró de un pastor llamado Hikoboshi. En un principio la relación se desarrolló sin dificultades, pero luego ambos comenzaron a descuidar sus tareas por estar tan compenetrados en su amor.

Al ver que esta situación no se solucionaba, el Rey Celestial los castigó separándolos y convirtiéndolos en estrellas. Sin embargo, los enamorados pueden volver a verse una noche en el año, el séptimo día del séptimo mes.

  1. Leyenda de la Mojana

Según la leyenda colombiana, la Mojana es una mujer diminuta que rapta a los niños que se acercan a sus dominios. Vive en una casa de piedra, debajo del agua, es blanca y tiene larguísimos cabellos dorados.

Para proteger a los niños de la Mojana, es necesario atarlos con un cordón.

  1. Leyenda de la Sallana

Esta es una leyenda mexicana de la época colonial. La Sallana es una mujer que se le aparece y aterroriza a borrachos y chismosas. Esto se debe a que los chismes arruinaron su vida.

Cuando vivía, estaba felizmente casada y tenía un hijo. Sin embargo, llegaron a sus oídos los chismes de que su marido le era infiel con su madre. Enloquecida, la Sallana asesinó y descuartizó a su marido, asesinó a su hijo y luego a su madre. Por el pecado de haber asesinado a toda su familia, está condenada a vagar eternamente sola.

  1. Leyenda de Aka Manto

Esta es una leyenda urbana japonesa. Aka Manto significa “capa roja” en japonés.

Según la leyenda, Aka Manto era una joven humillada por sus compañeras de colegio. Luego de morir, permanece en los sanitarios de mujeres. Cuando una mujer va sola a un baño público o escolar, escucha una voz que le pregunta “¿Papel rojo o azul?”. Existen diferentes versiones sobre la muerte que le toca a la mujer si elige rojo o azul, pero en todos los casos es imposible librarse.

  1. Leyenda de la flor del Ceibo

Anahí era una joven guaraní que vivía a orillas del río Paraná, era una joven de rostro feo y canto hermoso. Cuando los conquistadores llegaron a su pueblo, ocurrió un enfrentamiento y Anahí fue apresada junto con otros sobrevivientes. Sin embargo, logró escaparse por la noche, pero un centinela la descubrió y ella lo asesinó. Al volver a ser atrapada, fue condenada a muerte.

La ataron a un árbol para quemarla en una hoguera y, cuando el fuego comenzó a arder, ella misma parecía una llama roja. En ese momento, Anahí comenzó a cantar. Cuando el fuego terminó de consumirse, por la mañana, en lugar del cuerpo de la joven había un manojo de flores rojas, que hoy son la flor de ceibo.

La flor de ceibo es la flor nacional argentina.

  1. Leyenda del Bacá

Esta es una leyenda mexicana.

El Bacá es una criatura en forma de sombra que los hacendados hacen aparecer gracias a pactos con los demonios. La criatura protege las propiedades, atemorizando y ahuyentando a los ladrones.

El Bacá tiene la capacidad de transformarse en cualquier objeto, pero no puede hablar. Su misión es proteger las propiedades y herir a quienes se acercaran. Por las noches, en las cercanías de los lugares protegidos, se oyen aterradores rugidos del espíritu.

El Bacá no solo protege lo que los hacendados ya tienen, sino que también los ayuda a aumentar sus propiedades, dado que, atemorizados, los pobladores cercanos habitualmente les venden sus tierras.

  1. Leyenda del lobizón

Si bien existe la leyenda del hombre lobo en Europa, la leyenda del lobizón tiene su origen en la mitología guaraní y tiene particularidades que la distinguen de su versión europea.

El lobizón es el séptimo hijo varón de una pareja, que en las noches de luna llena, los viernes o martes, se transforma en un ser similar a un perro grande y negro, con enormes pezuñas. En su forma humana, el lobizón siempre es desgarbado, demasiado delgado y antipático. También su aspecto general y su olor son desagradables.

Una vez transformado, el lobizón ataca gallineros y ronda los cementerios buscando carroña. También, según otras versiones, roba niños o devora a hombres y a mujeres.

  1. Leyenda de Robin Hood

Robin Hood es un personaje del folclore inglés medieval, inspirado en una persona real, probablemente Ghino di Tacco, forajido italiano. Si bien, como todas las leyendas, su historia fue originalmente de transmisión oral, existen menciones escritas a Robin Hood desde 1377.

Según la leyenda, Robin Hood era un rebelde que defendía a los pobres y desafiaba el poder. Se escondía en el bosque de Sherwood, cerca de la ciudad de Nottingham y se caracterizaba por su destreza como arquero. Se lo conoce también como “el príncipe de los ladrones”, pues robaba a los ricos para darles a los pobres.

  1. Leyenda de los Volcanes

Existen numerosas versiones de la leyenda mexicana que narra el origen de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, ambos ubicados en el Valle de México, en la región central del país. El origen de estas leyendas se remonta a la mitología mexica, o sea, a la religión y concepción del mundo de los antiguos aztecas.

La más difundida de estas versiones establece que Popocatépetl era un joven y apuesto guerrero azteca, que estaba al servicio de Tezozómoc, el padre de Iztaccíhuatl, la princesa más hermosa jamás vista. Y como es natural en estos casos, bastó que el guerrero y la princesa se conocieran para que quedaran perdidamente enamorados.

  1. Leyenda de la Llorona

Cuenta la leyenda que en un lugar incierto de América Latina nació una joven y hermosa muchacha de padres indígenas. Su nombre se ha perdido con el pasar del tiempo, pero se sabe que desde edades tempranas exhibió rasgos delicados y de una gran hermosura, que se fueron acentuando con su entrada a la adolescencia y después a la juventud. La joven tuvo siempre numerosos pretendientes, que la colmaron de obsequios y halagos sin que ninguno pudiera nunca encender la llama del amor en su pecho.

Hasta que un día, el menos esperado, se presentó un viajero en el pueblo de la hermosa muchacha. Un hombre curtido por el camino, sin un hogar fijo, pero con mucha experiencia. Y como suele ocurrir, la hermosa jovencita quedó prendada de este rufián encantador, y él también de su belleza.

  1. Leyenda de la Pascualita

La leyenda de la Pascualita es un relato fantástico o sobrenatural propio de la ciudad de Chihuahua, en el norte de México, pero muy conocido en todo el país, e incluso fuera de éste, gracias a la propagación de la leyenda a través de Internet.

La protagonista de este relato es “la Pascualita” o “la Chonita”: un maniquí asombrosamente realista que desde el 25 de marzo de 1930 se encuentra en la vidriera de la tienda de vestidos de boda “La Popular”, ubicada en el centro de la ciudad de Chihuahua.

Sigue con:

¿Cómo citar?

"Leyendas Cortas". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-leyendas-cortas/. Última edición: 31 de agosto de 2022. Consultado: 24 de septiembre de 2022

Sobre el autor

Última edición: 31 agosto, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)