Ejemplos de Actividad económica primaria, secundaria y terciaria

Actividades económicas

La actividad económica es toda aquella destinada a generar o intercambiar productos, sean estos bienes o servicios.

Habitualmente, se realiza una subdivisión conforme al tipo de actividad, en rigor de que desde el nacimiento del producto hasta su consumo existen diferentes partes de un enorme proceso, en el que todas las actividades que intervienen no son iguales.

En ese sentido es que se diferencian tres etapas: primarias, secundarias y terciarias.

Actividades primarias

Las actividades económicas primarias comprenden a las labores que se basan en extraer bienes y recursos provenientes de la naturaleza.

Durante la primera etapa del ser humano en la tierra, esta actividad era la única que podía realizar y significaba el total del potencial del trabajo que había: era necesario recoger suficiente cantidad de alimento para poder alimentar a todas las personas que vivían en el planeta.

Aunque muchos bienes extraídos de la naturaleza continúan estando aptos para ser consumidos bajo la misma forma que son extraídos, con el correr del tiempo una parte de ellos se transformó en factores de producción de otros bienes. Es por esto que la cantidad de trabajo dedicada a estas actividades se redujo, pero aún continúa siendo cercana al 50%: las economías menos desarrolladas tienen una mayor cantidad de personas dedicadas a esto.

La siguiente lista expone actividades de la economía primaria:

  1. Agricultura: Producción de cultivos vegetales.
    • Cereales
    • Oleaginosas
    • Caña de azúcar
    • Vid
  2. Ganadería: Cría de animales.
    • Vacuna
    • Caprina
    • Porcina
    • Ovina
  3. Pesca: Explotación de especies de los ríos y mares.
  4. Selvicultura: Actividades de la explotación de bosques y selvas.
    • Pulpa de papel
    • Corcho
    • Canela
  5. Minería: Explotación de los recursos minerales del suelo.
    • Hierro
    • Cobre
    • Plomo
    • Oro
    • Plata

Actividades secundarias

Las actividades económicas secundarias concentran el total de los sectores que en la economía se dedican a crear productos terminados.

La actividad industrial, ya sea esta industria ligera (para la fabricación de bienes de consumo) o industria pesada (para el desarrollo de bienes de capital), se incluye siempre en este grupo. También lo hace el sector artesanal, que en definitiva toma una pieza y la transforma en otra incorporándole valor.

Una gran parte de la actividad secundaria se relaciona con el desarrollo de tecnologías que optimicen el trabajo, lo cual le da a la economía un potencial independiente de las condiciones físicas y geográficas, asociadas a la actividad primaria.

A partir de la revolución industrial fue que la actividad primaria fue cediendo lugar a la secundaria, con especial énfasis en los países más desarrollados.

Aquí algunos ejemplos de actividad económica secundaria, ligadas a la producción de bienes:

Bolsas de plástico
Calzado
Cemento.
Cigarrillos.
Electrodomésticos
Fábricas de autos
Fábricas de ropa
Fertilizantes.
Gaseosas embotelladas.
Herramientas para la cocina
Hojas de papel
Instrumentos musicales.
Jugo de manzana.
Juguetes
Lámparas de consumo reducido.
Legumbres envasadas.
Pasteles.
Plantas potabilizadoras de agua.
Provisión de electricidad
Puertas de máxima seguridad.

Actividad Terciaria

Por último, la actividad económica terciaria es la que se dedica a la provisión de servicios que satisfacen las necesidades de las personas.

Los consumidores, en cualquiera de los otros dos casos, no tienen una relación inmediata con los productores: por el contrario, necesitan y demandan una intermediación, y la prefieren de calidad. Como ese, hay muchos otros servicios que no son inmediatamente provenientes de la obtención y transformación de productos, sino que nacen a partir de la colisión entre una necesidad y alguien capaz de suplirla.

Tanto en los países en vías de desarrollo como en los países desarrollados, la actividad económica terciaria es un microclima en las grandes ciudades donde todo está organizado en torno a los servicios, pero en el caso de los países más avanzados este tipo de actividad se extiende por todo el país, transformándose así en un país muy competitivo.

La evolución de las comunicaciones a consecuencia del proceso de globalización es completamente funcional al sector terciario de la economía, y los servicios no paran de extenderse por todo el mundo.

A continuación una lista de ejemplos de la actividad económica terciaria:

Banca
Casinos
Comunicaciones por teléfono
Educación
Franquicias
Gobierno
Hotelería
Inmobiliarias
Intermediación financiera
Manejo de redes sociales
Medios de comunicación
Peluquería
Reparación de electrodomésticos.
Salud
Seguridad
Servicios fúnebres
Servicios legales
Transportes
Turismo
Ventas al por menor

 

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). Ejemplos de Actividad económica primaria, secundaria y terciaria. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/ejemplos-de-actividad-economica-primaria-secundaria-y-terciaria/
Mostrar
Ocultar