Ejemplos de
Servicios financieros

Los servicios financieros son las actividades económicas que realizan diferentes empresas y que tienen que ver con la gestión y la administración del dinero. Se trata de un amplio sector de la industria de los servicios, en el que tienen cabida los bancos, las compañías aseguradoras, los corredores de bolsa, los fondos de inversión, las empresas de tarjetas de crédito, entre muchos otros actores financieros.

El término “financieros” proviene del hecho de que estos servicios tienen que ver con el dinero habido, debido y por haber, es decir, con las finanzas y la planificación de los gastos. De hecho, comenzó a hablarse de servicios financieros hacia finales del siglo XX, cuando se hizo habitual la creación de grandes consorcios de estos servicios, nacidos de la fusión de grandes bancos, fondos de inversión y empresas aseguradoras. Hoy este tipo de empresas existen prácticamente en todas las geografías del planeta.

Los servicios financieros sirven para facilitar a las personas (naturales o jurídicas) el acceso a los llamados “bienes financieros”, esto es, instrumentos de inversión, préstamos de diversa naturaleza y otras herramientas de financiación o de multiplicación del dinero. Es decir, que quienes necesitan dinero para invertir en un negocio, por ejemplo, pueden acceder a diferentes tipos de préstamo; mientras que quienes poseen una suma de dinero improductivo pueden realizar inversiones y ganar un dividendo a razón de los intereses generados; y además quienes deseen proteger su propiedad puedan optar por un seguro contra el riesgo. En todos estos asuntos el sector financiero actúa como intermediario, y a cambio puede obtener sumas fijas de dinero, porcentajes de las ganancias finales o parte de la propiedad de los bienes de las personas.

Los proveedores de servicios financieros son actores económicos de suma importancia en la compleja economía contemporánea. Permiten la repartición del riesgo de inversión, es decir, acompañan a quienes se arriesgan a innovar y a producir, logrando que las pérdidas no recaigan en una sola persona. Además, permiten que el dinero se emplee con fines productivos.

Ejemplos de servicios financieros

Algunos ejemplos de servicios financieros son:

  1. Las aseguradoras de riesgo. Son empresas que firman con sus clientes contratos de financiación en caso de que algo malo les ocurra, a ellos o a sus negocios. A cambio de un pago mensual, la empresa aseguradora asume algunos de los riesgos que el cliente debe enfrentar, como reponer bienes (seguro contra robo, incendio, etc.), o dejar dinero a su familia en caso de fallecimiento (seguro de vida).
  2. Los corredores bursátiles. Son profesionales del mundo de las finanzas que intermedian entre un cliente con dinero y otro que lo necesita, facilitando las transacciones de préstamo, inversión o aseguramiento. Por ejemplo, un corredor puede ayudar a una persona que tiene un dinero extra a comprar acciones en una empresa que requiere de participación privada, y el mediador cobra una comisión en el proceso.
  3. Los plazos fijos de inversión. Son mecanismos bancarios disponibles para los ahorristas, que consisten en invertir un monto estipulado de dinero durante un mes o varios meses, un plazo durante el cual el dinero no estará disponible para el ahorrista (o al menos no sin una penalización), ya que el banco lo habrá invertido en préstamos a corto o mediano plazo. A cambio, el banco retribuirá al ahorrista ciertos intereses de acuerdo a una tasa muy superior a la media.
  4. Los préstamos hipotecarios. Son préstamos provistos por bancos y entidades financieras para quienes requieren de una gran suma de dinero para invertir. Se ofrece (como garantía de la devolución del préstamo) algún bien de valor equivalente, que pasa en adelante a considerarse hipotecado. Esto último significa que la propiedad sobre el inmueble está sujeta al pago de la totalidad del importe recibido en préstamo. Este es un mecanismo común para la adquisición de viviendas, por ejemplo: se pide un préstamo para comprar una casa y se la coloca bajo hipoteca, de modo que solo es realmente propia cuando hemos terminado de pagar al banco la suma adeudada.
  5. Las empresas crediticias. Sean bancos comerciales o más bien empresas prestamistas, estas organizaciones ofrecen tarjetas de crédito y planes de financiación por cuotas, que les permiten a sus clientes obtener dinero rápido o consumir bienes que están por encima de su capacidad inmediata de pago. Así, la empresa presta el dinero al consumidor y este a cambio se lo devuelve a través de pagos mensuales el monto adeudado más una cuota extra a razón de intereses.

Sigue con:

Referencias

¿Cómo citar?

"Servicios financieros". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/servicios-financieros/. Última edición: 29 de agosto de 2022. Consultado: 27 de septiembre de 2022

Sobre el autor

Última edición: 29 agosto, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)