Diferencia entre
Cliente y Consumidor

Cliente y Consumidor

Aunque con frecuencia se hace referencia a un consumidor con la misma designación que a un cliente, ya que ambos adquieren un producto o servicio, existe una diferencia principal entre uno y otro.

Por un  lado, un consumidor es aquella persona que realiza una compra o adquiere un servicio, ya sea en un local, mediante internet, vía telefónica o cualquier otro medio, sin ser fiel a la marca o a la empresa. Un cliente es aquel que ha tomado como hábito de consumo realizar las compras o adquirir un servicio en un comercio determinado o de una determinada marca.

Características del cliente

Generalmente el cliente disfruta de la compra, o del consumo del producto o servicio porque con el tiempo ha construido una relación de fidelidad y lealtad con la marca. Las empresas suelen conocer a los clientes, lo que les permite dirigir su empeño y atención a dejarlos satisfechos.

  • Por ejemplo, si hacemos las compras con regularidad en un supermercado, tenemos y utilizamos su tarjeta que acumula puntos y beneficios, somos considerados clientes de ese supermercado. Lo mismo ocurre con los bancos o marcas de ropa.
  • Por ejemplo, cuando una madre compra siempre la misma marca de pañales para su hijo, la madre será el cliente, aunque no sea el consumidor final del producto. Las empresas tendrán que apuntar sus esfuerzos en mantener satisfechos a ambos.

Características del consumidor

Los consumidores suelen ser anónimos y adquieren un producto o servicio por necesidad. A la hora de la elección, los consumidores se rigen por parámetros económicos, cercanía geográfica o por encontrarse en un determinado sitio o situación específica.

  • Por ejemplo, si estamos en la calle, comienza a llover y encontramos una tienda de venta de paraguas, compraremos aquel producto sin reparar demasiado en el precio, marca o calidad de este, puesto que no nos queremos mojar.
  • Por ejemplo, somos consumidores cuando necesitamos dinero en efectivo de forma inmediata y nos dirigimos a un banco sin importar cuál sea su nombre, ni haber utilizado alguna vez sus servicios. El uso del servicio ocasional no nos convierte en clientes.

Objetivo de las empresas frente a sus clientes y consumidores

Las empresas apuestan a crear clientes, más que contar con un mercado lleno de consumidores, pues estos últimos pueden variar en sus modos de consumo y ser erráticos en su comportamiento de compra. Es por esta razón que el objetivo de toda empresa es transformar consumidores en clientes.

Las empresas orientan los mensajes y las estrategias de marketing hacia la fidelización y proponen ofertas especiales o beneficios destinados específicamente a ese fin.

El desarrollo de las tecnologías hace que los clientes estén expuestos a diferentes tipos de productos similares. Las empresas deben acrecentar sus esfuerzos para mantener a su cliente satisfecho, tanto con la calidad del producto o servicio, como con la atención, y en el mejor de los casos, lograr que éstos recomienden el producto o servicio a amigos y conocidos.

Aunque el uso de un servicio ocasional no convierte al consumidor en cliente, es importante que la empresa se esfuerce por brindar un buen servicio y resolver las dudas o consultas de los consumidores. Las redes sociales y la atención presencial o telefónica como canal de comunicación directo con la empresa, son oportunidades para acercar los servicios o productos al consumidor y transformarlo en un potencial cliente.



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Cliente y Consumidor". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/diferencia-entre-cliente-y-consumidor/