Ejemplos de
Método científico en la vida cotidiana

El método científico es un sistema metodológico diseñado para estandarizar los modos de obtener conocimientos científicos, garantizar la objetividad, la verificabilidad y la demostrabilidad de un hecho o proceso. El método científico abarca un conjunto de modelos posibles de investigación, cada uno con sus reglas concretas, tales como métodos definitorios, clasificatorios, estadísticos, empírico-analíticos, hipotético-deductivos, entre otros.

El desarrollo del método científico fue el resultado de un largo proceso filosófico que se cristalizó en el Renacimiento europeo gracias al paradigma del Humanismo, que posicionó la razón humana en el lugar central que ocupaba anteriormente la fe cristiana. Hoy, no obstante, constituye el principal método de obtención de conocimiento disponible para la humanidad, a medida que la ciencia ha desempeñado un rol cada vez más protagónico en nuestro modo de vida.

En general, todo uso del método científico abarca los siguientes pasos o etapas:

  • Observación. Se observa directamente (a través de los sentidos o de instrumentos) el segmento de realidad o el fenómeno que se desea estudiar, para obtener información de primera mano respecto de sus características y dimensiones cualitativas.
  • Hipótesis. Se formula una hipótesis o suposición no verificada, que se deberá en adelante confirmar o refutar a través de su contrastación con la experiencia. Dicho de otro modo, esta es la etapa de formular una explicación provisional, de trabajo, a partir de los datos recabados en el paso previo.
  • Experimentación. Se busca reproducir en un entorno controlado el fenómeno a estudiar, para poder incidir sobre sus elementos básicos y de esta manera someter la hipótesis formulada a comprobación empírica. Este paso puede repetirse cuantas veces sea necesario hasta obtener mediciones concluyentes.
  • Teoría. Se formula una explicación verificada, o sea, sustentada en la experiencia misma, y que permita no solo dar cuenta de lo sucedido, sino también reproducirlo en otros ámbitos y obtener la misma conclusión.

Ejemplos de método científico en la vida cotidiana

Es posible aplicar el método científico en distintas instancias de la vida cotidiana, aunque no siempre nuestras acciones diarias se emprenden con la rigurosidad y la formalidad que propone este método. Aun así, los siguientes pueden ser ejemplos de aplicación del método científico en la vida cotidiana:

  1. Ejemplo 1. Miguel hace una parrillada para sus amigos y se da cuenta de que la carne está cruda. Decidido a averiguar por qué, revisa primero la carne para ver qué partes se cocinaron más y qué partes se cocinaron menos (observación), y le parece que las porciones de la carne que estaba en los costados de la parrilla son las que quedaron crudas, de modo que el motivo de su poca cocción debe tener que ver con la distribución del fuego en el asador (hipótesis). Al día siguiente compra el mismo corte de carne y repite la cocción, pero esta vez procura esparcir más brasas calientes hacia un costado, dejando el otro como siempre suele hacerlo, para ver si el costado que recibe más brasas esta vez queda bien cocido (experimentación). El resultado es positivo: la porción de carne que recibió más brasas se cocinó mejor, y la porción que no recibió tratamiento especial vuelve a quedar cruda. Entonces Miguel entiende que, en ese asador, las brasas deben distribuirse más uniformemente en los costados y, por lo tanto, la solución es utilizar más brasas (teoría).
  2. Ejemplo 2. El teléfono celular de María pierde la conexión a WiFi continuamente cuando está en su casa. Dado que tiene un muy buen servicio de internet, decide averiguar qué es lo que ocurre, y supone que algún otro aparato estará haciendo interferencia (hipótesis). Desconecta, pues, todos los demás aparatos para ver si el fenómeno se repite (observación), con la idea de ir poco a poco los conecta de nuevo para ver si alguno hace interferencia (experimentación). El teléfono pierde la señal de todos modos. Decidida a comprobar si se trata del teléfono o de la señal del WiFi, visita a un familiar para ver si en su casa la señal se pierde también (observación) y se da cuenta de que ocurre nuevamente, a pesar de que este familiar tiene un servicio de internet diferente. Concluye, entonces, que el desperfecto tiene que ver con el celular y no con el servicio de internet (teoría).

Sigue con:

Referencias

¿Cómo citar?

"Método científico en la vida cotidiana". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/metodo-cientifico-en-la-vida-cotidiana/. Última edición: 29 de agosto de 2022. Consultado: 27 de septiembre de 2022

Sobre el autor

Última edición: 29 agosto, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)