30 Ejemplos de
Función apelativa (o conativa)

Función apelativa

La función apelativa o conativa es la función del lenguaje que se utiliza cuando intentamos que el receptor del mensaje reaccione de alguna manera (responda una pregunta, acceda a un pedido). Por ejemplo: Presten atención. / No fumar.

Esta función suele utilizarse para ordenar, pedir o preguntar, y está centrada en el receptor ya que se espera un cambio de actitud en él. También es la función predominante al dar instrucciones verbales o escritas.

Recursos lingüísticos de la función apelativa

  • Vocativos. Son palabras que sirven para llamar o nombrar a una persona cuando nos dirigimos a ella. Por ejemplo: Escúchame, Pablo. 
  • Modo imperativo. Es el modo gramatical que se utiliza para expresar mandatos, órdenes, pedidos, ruegos o deseos. Por ejemplo: ¡Comprométanse con esta causa!
  • Infinitivos. Los infinitivos pueden servir para dar instrucciones o prohibiciones. Por ejemplo: Prohibido estacionar. 
  • Oraciones interrogativas. Toda pregunta requiere una respuesta, es decir, pide una acción por parte del receptor. Por ejemplo: ¿Estás de acuerdo?
  • Palabras connotativas. Son las palabras o frases que, además de tener un significado directo (denotativo) tienen otro significado en un sentido metafórico o figurado. Por ejemplo: ¡No seas burro!
  • Adjetivos calificativos. Son los adjetivos que dan una opinión sobre el sustantivo al que se refieren. Por ejemplo: Es necesario actuar sobre este delicado asunto. 

Ejemplos de oraciones con función apelativa

  1. Cierre la puerta.
  2. ¿Quién de ustedes es Juan?
  3. No fumar.
  4. ¿Puede atenderme, por favor?
  5. Lleve dos y pague uno.
  6. Señor, por favor no deje su paraguas ahí.
  7. Batir durante 5 minutos en velocidad máxima.
  8. Trae la bandeja.
  9. Ayuda a la señora, por favor.
  10. No deje pasar esta oportunidad única.
  11. Envíe su currículum indicando remuneración pretendida.
  12. Salgan con cuidado.
  13. Utilizar guantes descartables para aplicar la inyección.
  14. ¡Rápido!
  15. Niños, no hagan tanto ruido.
  16. ¡Mira eso!
  17. Pablo, ven enseguida.
  18. ¿Podrías traerme taza de café?
  19. Observe las imágenes y encuentre las cinco diferencias.
  20. ¿Hay agua en esa jarra?
  21. Mantenga alejado de los niños.
  22. Utilizar el compartimento 1 para la lavandina.
  23. Compre dos excelentes productos a un precio especial.
  24. Apague la luz antes de salir.
  25. No responda a esta dirección de correo electrónico.
  26. Escuchemos antes de hablar.
  27. Salgamos de una vez.
  28. Respóndeme.
  29. ¿Hay alguien aquí?
  30. ¡Cuidado!

Puede servirte:

Funciones del lenguaje

Las funciones del lenguaje representan los diferentes propósitos que se le dan al lenguaje durante la comunicación. Cada una de ellas se utiliza con determinados objetivos y prioriza un aspecto determinado de la comunicación. Las funciones del lenguaje fueron descriptas por el lingüista Roman Jackobson y son seis:

  • Función conativa o apelativa. Consiste en incitar o motivar al interlocutor a que realice una acción. Está centrada en el receptor.
  • Función referencial. Busca dar una representación lo más objetiva posible de la realidad, informando al interlocutor acerca de ciertos hechos, sucesos o ideas. Está centrada en el contexto temático de la comunicación.
  • Función expresiva. Se utiliza para expresar sentimientos, emociones, estados físicos, sensaciones, etc. Está centrada en el emisor.
  • Función poética. Busca modificar la forma del lenguaje para provocar un efecto estético, centrándose en el mensaje mismo y el cómo se dice. Está centrada en el mensaje.
  • Función fática. Se utiliza para comenzar una comunicación, para mantenerla y para concluirla. Está centrada en el canal.
  • Función metalingüística. Se utiliza para hablar sobre el lenguaje. Está centrada en el código.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Función apelativa (o conativa)". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/30-ejemplos-de-funcion-apelativa-o-conativa/