20 Ejemplos de
Catalizadores Positivos y Negativos

Se denomina catálisis al proceso químico mediante el que se aumenta la velocidad de una reacción química a partir de la añadidura de una sustancia (simple o compuesta) que altera los tiempos de reacción sin incidir en la naturaleza del producto final y sin perder su propia masa en el proceso (cosa que sí ocurre con los reactivos).

A la sustancia que aumenta la velocidad de la reacción se le denomina catalizador. Muchas reacciones químicas ocurren muy lentamente, por lo que se necesita añadirles un catalizador para aumentar su velocidad. También existen sustancias que disminuyen la velocidad de las reacciones químicas y son llamadas inhibidores.

A las sustancias que aumentan la velocidad de las reacciones químicas también se les suele llamar catalizadores positivos y a las que la disminuyen (inhibidores), catalizadores negativos.

Ejemplos de catalizador positivo

  1. Las enzimas. Segregadas naturalmente por el cuerpo de los seres vivos, las enzimas cumplen un rol catalítico importante ya que aceleran procesos vitales que, de ocurrir por su cuenta, requerirían temperaturas a menudo incompatibles con la vida.
  2. Catalizadores de paladio. Para los automóviles que usan gasolina sin plomo, conductos con paladio o platino en pequeñas partículas se adhieren a los escapes de los automóviles, pue catalizan el proceso de atenuación del monóxido de carbono y otros gases tóxicos de la combustión, y permiten reducirlos a sustancias menos peligrosas en tiempo récord.
  3. Derivados del flúor. Aceleran la descomposición del ozono (O3 → O + O2) en oxígeno, reacción que normalmente es lenta. Los aerosoles y refrigerantes que liberan CFC a la atmósfera afectan la capa de ozono, pues aumentan su velocidad de descomposición.
  4. Dióxido de manganeso (MnO2). Es un frecuente catalizador en la descomposición del peróxido de hidrógeno o agua oxigenada (2H2O2 → 2H2O + O2) en agua y oxígeno.
  5. Níquel. Es empleado en la hidrogenación de aceites vegetales para obtener la margarina, ya que acelera el proceso de obtención de lípidos saturados.
  6. Plata. La plata policristalina y la nanoporosa son efectivos aceleradores de los procesos de reducción del dióxido de carbono (CO2) mediante electrocatálisis.
  7. Cloruro de aluminio. Se emplea en la industria petroquímica para apresurar la obtención de resinas sintéticas o lubricantes, sin alterar la delicada naturaleza de los hidrocarburos en cuestión, ya que posee propiedades ácidas y básicas al mismo tiempo (sustancia anfótera).
  8. El hierro. Se emplea como catalizador en el proceso de Haber-Bosch para la obtención de amoníaco a partir de hidrógeno y nitrógeno.
  9. Luz UV. La luz ultravioleta, junto con un catalizador específico, compone la fotocatálisis: la aceleración de una reacción química por obra de un catalizador activado por la energía lumínica de la ultravioleta.

Ejemplos de catalizador negativo

  1. Ácido cítrico. El ácido del limón y otros frutos cítricos permite enlentecer el proceso de oxidación de la materia orgánica.
  2. Inhibidores enzimáticos. Son sustancias biológicas que se acoplan a las enzimas y reducen su actividad, para detener procesos químicos o biológicos. A menudo se usan para combatir microorganismos patógenos, inhibiendo algún proceso clave para su reproducción.
  3. Clorato de potasio. Se emplea en procesos de pavonado, en que se recubre el acero de magnetita para enlentecer o impedir su proceso de corrosión.
  4. Ácido sórbico. Es un conservante natural empleado en la industria alimenticia para retardar la descomposición de los alimentos.
  5. Tetraetilo de plomo. En la ya extinta gasolina con plomo, se utilizaba esta sustancia como antidetonante, es decir, para impedir su prematura explosión.
  6. Ácido propanoico. Es un líquido incoloro, corrosivo y dotado de olor acre, es propicio para preservar el pienso, alimentos y productos farmacéuticos, pues es un potente antimicótico e inhibidor del crecimiento de mohos.
  7. Azufre y derivados. Estos compuestos actúan como inhibidores de la catálisis positiva del platino pulverizado o del níquel en reacciones de hidrogenación. La aparición del azufre detiene el efecto y retorna a su velocidad normal a la reacción.
  8. Ácido cianhídrico (o prúsico). De altísima toxicidad, su efecto sobre los animales o humanos interrumpe el proceso de numerosas metaloenzimas, impidiendo la respiración celular y produciendo la muerte en pocos minutos.
  9. Vapor de mercurio, fósforo o arsénico. Estas sustancias anulan por completo la acción del amianto platinado en la fabricación de ácido sulfúrico, actuando como un poderoso inhibidor.

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Catalizadores Positivos y Negativos". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-catalizadores-positivos-y-negativos/