Ejemplos de
Materiales Flexibles y Rígidos

La flexibilidad es la capacidad de un material de cambiar su forma al doblarse sin romperse. La flexibilidad es la capacidad de ser maleable, adaptarse a los cambios de forma y a la movilidad. Es una flexibilidad mecánica.

Sin embargo, es importante no confundir la oposición flexible – rígido (flexibilidad) con la oposición blando – duro (dureza). Un material blando puede moldearse y cambiar su forma en múltiples sentidos y no solo al doblarse (su maleabilidad es completa). Un material flexible no puede moldearse y solo acepta cambios de forma al doblarse.

Un material rígido puede no ser duro. Por ejemplo, la madera es un material rígido pero tiene poca dureza, ya que es necesaria una fuerza relativamente escasa para perforarla, en comparación, por ejemplo, con el acero.

Los ejemplos que se dan de materiales flexibles y rígidos son siempre relativos. Por ejemplo, el cartón se encuentra entre los materiales rígidos por contraposición al papel, un material hecho de las mismas fibras, que sin embargo es mucho más flexible. Pero el cartón también tiene una ligera flexibilidad en comparación, por ejemplo, con el hierro.

Por otro lado, existen materiales que pueden ser flexibles o rígidos dependiendo de su grosor. Por ejemplo, el polietileno de alta densidad (HDPE) puede ser flexible en láminas delgadas, pero es más rígido en capas gruesas, y es el material del que están hechos objetos como contenedores de basura o incluso grandes cañerías. Muchos de los materiales descriptos a continuación pueden ser tanto flexibles como rígidos.

Ejemplos de materiales flexibles

  1. Papel. Es una lámina delgada de una pasta que es fabricada a partir de fibras vegetales molidas. El papel es más flexible si tiene un refinamiento magro, es decir que sus fibras quedan menos hidratadas. Los papeles con fibras hidratadas son más rígidos.
  2. PEBD / LDPE (Polietileno de baja densidad). Es un tipo de termoplástico reciclable que se utiliza en envases flexibles, como bolsas, film auto adherente y guantes. Aunque también es utilizado en partes rígidas de los envases (como tapas de botellas), se usa principalmente en delgadas láminas que lo vuelven muy flexible. Se utiliza por su buena resistencia química. Además puede tolerar temperaturas de hasta 80 ºC, o 95 ºC por cortos períodos de tiempo. Debido a su flexibilidad, tiene alta resistencia a los impactos mecánicos.
  3. Aluminio. Es un metal no solo flexible sino también blando, es decir, es sumamente maleable. Sin embargo, es importante señalar que en capas gruesas se vuelve rígido. Por eso, el aluminio puede utilizarse en envases flexibles (incluso en el llamado “papel de aluminio”) pero también en grandes estructuras rígidas de todos los tamaños, desde latas de alimentos hasta aviones.
  4. Silicona. Es un polímero inorgánico. Por su estabilidad en altas temperaturas es muy utilizada para hacer moldes y adhesivos en la industria. También se utiliza esterilizada en implantes, como implantes de mamas, prótesis valvulares y cardíacas.

Ejemplos de materiales rígidos

  1. Cartón. Está formado de varias capas de un material flexible: el papel. Sin embargo, el cartón es rígido por su grosor y también por el proceso por el que pasan las fibras: el encolado. Puede estar hecho de materiales reciclados, lo que lo convierte en un material barato. Por su rigidez y bajo costo, es el material habitualmente elegido para fabricar cajas que permiten transportar otros objetos más frágiles.
  2. PET(tereftalato de polietileno). Es un plástico de alta rigidez, pero también dureza y resistencia. Es utilizado en envases de bebidas, jugos y medicamentos por su resistencia a agentes químicos y atmosféricos (calor, humedad).
  3. Polipropileno(PP). Es uno de los materiales que pueden considerarse rígidos o flexibles dependiendo de su grosor. Sin embargo, es utilizado principalmente en objetos rígidos. Es un intermedio entre el polietileno de alta densidad y el polietileno de baja densidad. Es muy resistente a altas temperaturas y a la mayor parte de los ácidos y álcalis. Se utilizan en la fabricación de cajas de CD, muebles, bandejas y tablas para picar. Es un material muy utilizado en gastronomía y medicina (desde mobiliario de laboratorio hasta prótesis) ya que no deja ningún tipo de resto ni contaminante tóxico. Es el material elegido para depósitos de químicos por su resistencia a ellos. En sus formas flexibles se utiliza en vendas, sogas e hilos, pero también en películas delgadas que se utilizan en embalajes de alimentos.
  4. Vidrio. Es un material inorgánico presente en la naturaleza. Es rígido y de alta dureza, es decir, ofrece mucha resistencia a la abrasión, a cortaduras, rayados y penetraciones. A pesar de eso, pueden fabricarse objetos de vidrio de todas las formas porque puede moldearse a temperaturas mayores a 1.200 ºC. Una vez que vuelve a bajar de temperatura vuelve a ser rígido en la nueva forma adquirida.
  5. Hierro. Es un metal rígido, de gran dureza y densidad. Es el metal duro más utilizado por el hombre, además de ser uno de los materiales más abundantes en la corteza terrestre. Se lo utiliza para crear el acero, otro metal rígido, que es la aleación (mezcla) de hierro y carbono.
  6. Madera. Es el principal contenido de los troncos de los árboles y es siempre rígido. Los “troncos” flexibles de las plantas se denominan tallos y no contienen madera. La madera se utiliza para construir objetos rígidos como adornos, vajilla, casas o barcos. A diferencia de otros materiales rígidos como el vidrio o los metales, que pueden fundirse para tomar nuevas formas, la madera es cortada, tallada o lijada, es decir que en ningún caso deja de ser un material rígido.

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Materiales Flexibles y Rígidos". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-materiales-flexibles-y-rigidos/