Ejemplos de
Materiales Aglomerantes

Los materiales aglomerantes son sustancias simples o compuestas que tienen propiedades adhesivas y que, amasadas con agua, pueden formar una mezcla con otros materiales y brindar cohesión al conjunto mediante procesos de naturaleza física. Por ejemplo: yeso, asfalto, alquitrán. Si dichos procesos fueran de naturaleza química, hablaremos entonces de materiales conglomerantes.

Estas sustancias tienden a mantenerse en estado pastoso excepto en condiciones específicas de contacto con el agua, el aire o de cambio de temperatura: entonces proceden a solidificarse y constituir un sólido uniforme y homogéneo.

Son ampliamente utilizados en la construcción y en la ingeniería civil, tanto en la confección de edificaciones, carreteras y todo tipo de estructuras, así como en la mampostería y la cerámica.

Tipos de materiales aglomerantes

Existen tres tipos de aglomerantes, de acuerdo a lo que necesitan para devenir en materia sólida:

  • Aéreos. Endurecen en contacto prolongado con el aire, dado que pierden su cuota de humedad. No son muy resistentes al agua.
  • Hidráulicos. Endurecen en contacto con el agua o sumergidos en ella, dado que recuperan una cuota de humedad indispensable.
  • Hidrocarbonados. Endurecen debido a un cambio en su nivel de viscosidad, producto de la variación de la temperatura.

Ejemplos de materiales aglomerantes

yeso - extraccion

  1. Yeso. Una de las formas de obtener yeso es mediante la hidratación total o parcial de la piedra pómez o aljez, luego de ser molida, horneada y calcinada hasta deshidratar. Entonces se enfría y reduce a un polvo blanco más o menos desecante, que puede ser luego mezclado con agua para fraguar y endurecer bastante rápidamente. También se puede mezclar con otros componentes. Existen tres tipos de yeso: blanco, negro y escayola.
  2. Cal. Es producto de la calcinación de las rocas calizas en lo que se llama “cal viva” (óxido de calcio, CaO) mediante la acción del calor (más de 900 °C). Esta calcinación es necesaria para deshidratarla por completo, pero arroja como resultado un poderoso desecante y oxidante, que luego deberá ser hidratado (apagado de la cal) para obtener materia utilizable. La cal se amasa con agua, en una reacción que desprende calor, y mezclada con arena forma lo que se conoce como “mortero de cal”. Así, utilizando cal apagada, mármol en polvo y otros componentes, se obtiene una pasta llamada “estuco”, muy empleada en el pintado y corrección de paredes, así como en el recubrimiento de paredes exteriores.
  3. Cemento. Es un conglomerante de vital importancia en la industria de la construcción. Está formado por una mezcla de calizas y arcillas calcinadas y luego molidas, llamada “clinker”, a la que se le añade yeso para convertir en cemento. Este polvo gris seco resultante se amasa con agua, se endurece, y se obtiene una consistencia pétrea.
  4. Hormigón. También es conocido como “concreto”, es un material fundamental para la construcción, utilizado para construir las edificaciones más importantes, usado también junto a varillas de hierro o acero (hormigón armado) para brindarle estructura y soporte a la obra final. Se trata de una mezcla uniforme, plástica y maleable de cemento, grava, arena y agua, que al endurecer adquiere resistencia pétrea.
  5. Alquitrán. Es un líquido bituminoso, viscoso, de color oscuro y olor fuerte, obtenido a partir de la destilación destructiva de la materia orgánica, ya sea por hidrocarburos o por restos y residuos. Se trata de una mezcla uniforme de distintas sustancias orgánicas, que suele usarse como sellante ya que el secar se convierte en una película impermeable, sobre todo en el pavimentado de carreteras.
  6. Magnesia. Es un aglomerante hidráulico que, según la documentación alemana, está compuesto por magnesia cáustica (Mg(OH)2) y cloruro de magnesio (MgCl2), mezcla que se denomina: “cemento de sorel”.
  7. Asfalto. El asfalto es una materia viscosa, pegajosa y de color gris plomo, que mezclada con gravilla y/o arena permite pavimentar carreteras y autovías. Forma parte de la fracción más pesada del petróleo crudo, por lo que también sirve como impermeabilizante o sellante, ya que no es hidrosoluble. Una vez solidificado es capaz de resistir grandes esfuerzos y de evitar la filtración del agua en buena medida, lo que lo hace idóneo para durar en el tiempo.
  8. Betún. Es una mezcla densa de sustancias orgánicas, compuesta principalmente por hidrocarburos aromáticos. Constituye un líquido negro, viscoso, soluble en disulfuro de carbono y no en agua. Al ser una forma de brea, se emplea como impermeabilizante o, junto con gravilla o arena, como agregante para el pavimentado de carreteras, al igual que el asfalto. En algunos casos, se considera sinónimo del alquitrán.
  9. Mortero. Es una mezcla de conglomerantes inorgánicos, que sirve como pegamento para materiales de construcción como ladrillos o bloques, y como material de agarre o revestimiento de paredes, en la albañilería. Históricamente ha sido desplazado por el cemento, pero aún se emplea en muchas localidades. Se fabrica con agregados finos, conglomerantes y agua, por lo que su consistencia es particular y exige un mezclado distinto al del concreto.
  10. Estuco. El estuco es una pasta de grano fino, fabricada a partir de cal apagada (hidratada), mármol pulverizado, yeso y pigmentos naturales. Cuando entra en contacto con el aire, el hidróxido de calcio que contiene reacciona químicamente con el dióxido de carbono y, debido a esta reacción, se endurece el material. Esto permite el modelado, tallado y pulido, lo que hace del estuco una materia versátil en la construcción y en las labores artísticas o decorativas.

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Materiales Aglomerantes". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-materiales-aglomerantes/