10 Ejemplos de
Mezclas Gas-Líquido

Las mezclas son combinaciones de dos sustancias que, al entrar en contacto, no proceden a formar una reacción química.

En el momento en el que dos sustancias forman una mezcla, según las propiedades de cada sustancia, las condiciones en que se forme la mezcla, entre otros factores, se podrán formar mezclas homogéneas (mezclas cuyos componentes no se pueden distinguir a simple vista) o heterogéneas (mezclas cuyos componentes se pueden distinguir a simple vista o mediante algún instrumento de medición). Es difícil clasificar las mezclas, pues existen muchos tipos con características relativamente similares, pero a grandes rasgos se suelen diferenciar en:

  • Disoluciones. Son mezclas homogéneas. Son uniformes, es decir, cualquier volumen tomado de una disolución tendrá la misma composición de sus componentes. Están compuestas de una sustancia mayoritaria, denominada solvente, y una que está en menor cantidad, llamada soluto. Cuando se suman los volúmenes de los distintos componentes de una disolución, el volumen final no es igual a esta suma, pues existen interacciones entre estos componentes.
  • Coloides. Son mezclas con propiedades intermedias entre las homogéneas y las heterogéneas. Están formados por dos fases, una dispersa que está en menor proporción y una continua que está en mayor proporción.
  • Suspensiones. Son mezclas heterogéneas. Están formadas generalmente por partículas sólidas suspendidas en algún líquido.

Las mezclas se pueden formar entre sustancias que están en cualquier estado de agregación, y el estado de agregación de la mezcla casi siempre es el mismo que el de la sustancia que está en mayor cantidad.

Ver además:

Mezclas gas-líquido

Con respecto a las combinaciones de una sustancia en estado líquido y otra en estado gaseoso, las mezclas pueden aparecer teniendo al gas en mayor o menor cantidad:

  • Mezcla gaseosa (líquido en gas). El gas puede aparecer como disolvente cuando el líquido actúa como soluto, es decir, cuando el gas aparece en mayor proporción. Esto ocurre en contadas ocasiones, por ejemplo en el vapor de agua en el aire, que se considera una disolución donde las partículas líquidas se disuelven en el gas. Si bien existen ambientes que están especialmente dotados de este vapor, la humedad en el aire es algo que en mayor o menor medida siempre está presente, por lo que la combinación se puede ver en cualquier momento y lugar. Por otra parte, algunos aerosoles son mezclas coloidales de líquidos en gases.
  • Mezcla líquida (gas en líquido). En otras ocasiones, el gas es la sustancia que ocupa una menor proporción de la mezcla, dejando el lugar mayor para el líquido. Este es el caso de la disolución de dióxido de carbono en agua, utilizada para preparar bebidas. También existen mezclas de tipo coloide de un gas en un líquido, como es el caso de la crema de afeitar.

Ejemplos de Mezclas de líquidos y gases

La siguiente lista reúne algunos ejemplos de mezclas en las que se presenta un componente líquido y otro gaseoso.

  1. Las bebidas gaseosas.
  2. El rocío, partículas líquidas en un medio gaseoso.
  3. Una botella de cerveza.
  4. La espuma de un shampoo.
  5. Una nube.
  6. Una clara de huevo batida (líquido con aire incorporado en su estructura)
  7. Bebidas espumantes.
  8. El oxígeno del mar.
  9. El vapor de agua presente en el aire.

Otras mezclas específicas



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Mezclas Gas-Líquido". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-mezclas-gas-liquido/