10 Ejemplos de
Pensamiento sistémico

El pensamiento sistémico es un método de análisis que se utiliza en distintas ciencias, en la vida cotidiana y en la administración y cuyo objetivo es describir un fenómeno a partir de la relación que hay entre sus partes.

En este tipo de pensamiento el fenómeno que se aborda es considerado un sistema y, por lo tanto, está compuesto por unidades menores o subsistemas y, al analizarlo, se busca determinar cómo funcionan sus componentes en relación con el todo.

Este pensamiento se diferencia del reduccionismo, porque parte de una comprensión de la totalidad para después analizar la interacción de sus partes. En cambio, el reduccionismo es un método en el que se examinan por separado las partes de un objeto de estudio sin tener en cuenta cómo se relacionan con una unidad mayor.

Además, el pensamiento sistémico se aplica en diversos campos para conocer las causas y los efectos de los acontecimientos, encontrar soluciones a problemas y generar nuevas conexiones entre las partes para comprender de manera más abarcativa un asunto o la realidad.

Principios del pensamiento sistémico

Los principios del pensamiento sistémico guían el análisis del objeto de estudio, es decir, del sistema:

  • Se caracteriza el sistema por la conexión de sus partes. El sistema depende de cómo sus unidades se ordenan, se comportan, se relacionan y se influencian.
  • No se pueden analizar las partes del sistema por separado. Si se le agregan o se le quitan partes al sistema, no se podrán comprender el funcionamiento y las características de la totalidad.
  • Se estudia el sistema como estructura organizada. La estructura del sistema tiene un funcionamiento determinado en el que todas sus partes están conectadas, por eso, si se modifica una unidad, se modifica la totalidad.

Ejemplos de pensamiento sistémico

Existen distintas actividades, situaciones o entidades, que pueden ser comprendidas utilizando el pensamiento sistémico:

  1. La organización de una empresa. Se puede utilizar el pensamiento sistémico para analizar la organización de una empresa como un todo y para dar cuenta de cómo se interrelacionan sus partes, por ejemplo, las diferentes áreas. Este método es muy útil si en una compañía se busca mejorar la productividad o resolver un problema.
  2. El arreglo de un motor. Los mecánicos deben utilizar el pensamiento sistémico para arreglar motores, porque en estos mecanismos todas las partes deben funcionar correctamente para que se desempeñe bien el sistema. Por eso, para repararlos, es necesario tener en cuenta cómo sus unidades funcionan conjuntamente.
  3. El estudio de los ecosistemas. Los ecosistemas son ambientes en los que distintas especies interactúan entre sí y con el espacio. Por eso, no se pueden estudiar sus partes por separado, sino que es conveniente analizar cómo se relacionan seres vivos y entorno para comprender las características de la totalidad.
  4. La reparación de una máquina. Una máquina es un objeto que se desempeña correctamente cuando todas sus partes cumplen su función eficazmente. Por eso, si uno de sus componentes falla, también lo hará todo el mecanismo. Para repararla, es necesario analizar las conexiones que hay entre sus componentes.
  5. Las estrategias de un equipo de baloncesto. Un equipo de baloncesto es un sistema que se caracteriza por cómo juegan sus individuos conjuntamente. Por eso, cuando se diseñan estrategias para ganar un partido, es conveniente tener en cuenta cómo se interrelacionan los integrantes del equipo y no cómo juega cada uno por separado.
  6. El desarrollo de un sistema operativo. Un sistema operativo funciona correctamente gracias a la conexión que hay entre sus partes, por ejemplo, la interacción entre el hardware y el software. Por eso, para desarrollar este tipo de sistemas, es necesario utilizar el pensamiento sistémico, ya que cuando se diseña una función, se debe tener en cuenta cómo interactúan todas las unidades involucradas.
  7. La elaboración de un plan de inversión. Antes de realizar una inversión, es necesario analizar todo el contexto utilizando el pensamiento sistémico, porque hay distintos elementos que se relacionan de diversas formas. Por ejemplo, se debe tener en cuenta cómo la situación económica de un país puede influenciar las acciones de todas las bolsas de valores del mundo.
  8. El estudio de la cadena alimentaria. La cadena alimentaria está compuesta por distintas especies que consiguen los nutrientes necesarios para vivir del eslabón anterior y que posteriormente generan alimento para otro ser vivo. Por eso, cuando se analiza esta cadena, es necesario utilizar el pensamiento sistémico, porque lo importante no es aquello que producen las especies por separado, sino la conexión que hay entre ellas.
  9. La planificación de una construcción. Cuando se planifica una construcción, es conveniente utilizar el pensamiento sistémico, porque se debe tener en cuenta cómo funcionan todos los materiales conjuntamente y no solo sus propiedades.
  10. La organización de una fábrica. La organización de una fábrica se puede analizar utilizando el pensamiento sistémico, ya que para encontrar soluciones o mejorar el rendimiento, es conveniente tener en cuenta cómo se interrelacionan las distintas etapas de un proceso productivo.

Puede servirte:

¿Cómo citar?

"Pensamiento sistémico". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/pensamiento-sistemico/. Última edición: 7 de julio de 2022. Consultado: 24 de septiembre de 2022

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Licenciatura en Ciencias de la Educación (Universidad de Buenos Aires). Profesorado en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Última edición: 7 julio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)