Ejemplos de
Epopeya

Epopeya

La epopeya es un relato narrativo que forma parte del género de la épica. Las epopeyas abordan las acciones que componen la tradición de una nación o de una cultura. Por ejemplo: La Ilíada, la Odisea, El cantar del Mío Cid.

Estos textos se caracterizan por brindar a la comunidad una narración de sus orígenes, de allí que se los incluya en los relatos fundacionales.

En la antigüedad, estos relatos se difundían en forma oral. La Epopeya de Gilgamesh es la primera que tiene registros escritos, sobre tablas de arcilla, que datan del II milenio antes de Cristo.

Características de la epopeya

  • Los protagonistas de estos relatos son personajes con espíritu heroico, que representan los valores admirados por la población, y sus historias siempre cuentan con elementos sobrenaturales.
  • Suelen desenvolverse en medio de viajes o guerras
  • Se estructuran en versos largos (generalmente hexámetros) o en prosa, y su narrador siempre ubica la acción en un tiempo remoto, idealizado, en el que héroes y dioses conviven.

Ejemplos de epopeya

  1. Epopeya de Gilgamesh

También conocido como el Poema de Gilgamesh, este relato está compuesto por cinco poemas sumerios independientes y narra las hazañas del rey Gilgamesh. Para los críticos,  es la primera obra literaria que aborda la mortalidad de los hombres frente a la inmortalidad de los dioses. Además, en esta obra aparece por primera vez la historia del diluvio universal.

El poema narra la vida del rey de Uruk Gilgamesh que, como consecuencia de su lujuria y maltrato hacia las mujeres, es acusado por sus súbditos ante los dioses. En respuesta a estos reclamos, los dioses le envían a un hombre salvaje, llamado Enkidu, para que lo enfrente. Pero, a contramano de lo esperado, ambos terminan haciéndose amigos y emprenden actos impiadosos juntos.

Como castigo, los dioses le dan la muerte a Enkidu, lo que lleva a su amigo a embarcarse en la búsqueda de la inmortalidad. En uno de sus viajes, Gilgamesh conoce al sabio Utnapishtim y a su esposa, que tienen el don que el rey de Uruk anhela. De regreso a su tierra, Gilgamesh sigue las instrucciones del sabio y encuentra la planta que devuelve la juventud a aquel que la ingiera. Pero antes de hacerlo una serpiente se la roba.

Así, el rey regresa a su tierra con las manos vacías, con mayor empatía hacia su pueblo tras la muerte de su amigo y con la idea de que la inmortalidad es patrimonio único de los dioses.

  1. La Ilíada y La Odisea

La Ilíada es la obra escrita más antigua de la literatura occidental y se calcula que fue escrita en la segunda mitad del siglo VIII a. C., en la Grecia jónica.

Este texto, que se atribuye a Homero, narra una serie de acontecimientos ocurridos durante la guerra de Troya, en la que los griegos sitiaron a esta ciudad luego del rapto de la bella Helena. La batalla termina convirtiéndose en un enfrentamiento universal, en el que también se involucran los dioses.

El texto narra la furia de Aquiles, un héroe griego que se siente ofendido por su comandante, Agamenón, y decide abandonar la lucha. Tras su salida, los troyanos llevan la delantera en la batalla. Entre otros acontecimientos, el héroe troyano Héctor produce la destrucción casi total de la flota griega.

Mientras Aquiles se encuentra alejado del enfrentamiento, también se produce la muerte de su mejor amigo, Patroclo, por lo que el héroe decide regresar a dar pelea y así logra revertir la suerte de los griegos a su favor.

La Odisea es otra epopeya que también se le atribuye a Homero. En ella se cuenta la conquista de Troya por parte de los griegos y  la astucia de Odiseo (o Ulises) y el caballo de madera con el que engaña a los troyanos para ingresar al pueblo. Esta obra narra el regreso de Ulises a casa, luego de haber peleado en la guerra durante diez años. Su retorno a la isla de Ítaca, donde tenía el título de rey, le toma otra década.

  1. La Eneida

De origen romano, La Eneida fue escrita por Publio Virgilio Marón (más conocido como Virgilio) en el Siglo I a. C., por encargo del emperador Augusto. La intención de este emperador era que se escribiera una obra que le otorgara un origen mítico al imperio que se iniciaba con su gobierno.

Virgilio toma como punto de partida la guerra de Troya y su destrucción, que ya había sido narrada por Homero y la reescribe, pero le agrega la historia de la fundación de Roma a la que le da el toque de los legendarios mitos griegos.

La trama de esta epopeya se centra en el viaje de Eneas y los troyanos hacia Italia y las luchas y triunfos que se suceden hasta alcanzar la tierra prometida: el Lacio.

La obra está compuesta por doce libros. Los primeros seis cuentan los viajes de Eneas hasta llegar a Italia, mientras que la segunda mitad se enfoca en las conquistas que se suceden en Italia.

  1. El cantar del Mío Cid

El cantar del Mío Cid es la primera obra de envergadura en la literatura española escrita en una lengua romance. Si bien se la considera anónima, una corriente de especialistas le atribuye su autoría a Per Abbat, aunque otros consideran que fue obra de un mero copista. Se estima que El cantar del Mío Cid fue escrito durante la primera década de 1200.

La obra narra, con ciertas libertades por parte del autor, las heroicas hazañas de los últimos años de vida del caballero de Castilla Rodrigo Díaz, conocido como el Campeador, desde su primer destierro (en 1081) hasta su muerte (en 1099).

El texto, que consta de 3735 versos de extensión variable, aborda dos grandes temas. Por un lado, el destierro y aquello que debe hacer el Campeador para lograr el perdón real y recuperar su status social. Por otro, el honor del Cid y de su familia, realzados al final a tal punto que sus hijas se casan con los príncipes de Navarra y Aragón.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Epopeya". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/epopeya/