Ejemplos de
Cuentos policiales cortos

Cuentos policiales cortos

Los cuentos policiales son narraciones de ficción acotadas, cuya trama se centra en uno o varios delitos y en la búsqueda de sus autores. Estos relatos son protagonizados por un investigador o detective, que busca esclarecer un crimen, identificar al culpable y conseguir justicia. Por ejemplo: Los crímenes de la calle Morgue, de Edgar Allan Poe, Cuento para Tahúres, de Rodolfo Walsh.

Ejemplos de cuentos policiales cortos

  1. La catástrofe de Mr. Higginbotham, de Nathaniel Hawthorne.
  2. Tú eres el hombre, de Edgar Allan Poe.
  3. Asado de cordero, de Roald Dahl.
  4. El crimen casi perfecto, de Roberto Arlt.
  5. Cazador cazado, de Wilkie Collins.
  6. La lentejuela azul, de Richard Austin Freeman.
  7. La carta robada, de Edgar Allan Poe.
  8. Los cuatro sospechosos, de Agatha Christie.
  9. La pieza ausente, de Pablo De Santis.
  10. Tres portugueses bajo un paraguas (sin contar al muerto), Rodolfo Walsh.
  11. La banda de lunares, Arthur Conan Doyle.
  12. Los crímenes de la calle Morgue, de Edgar Allan Poe.
  13. La loca y el relato del crimen, Ricardo Piglia.
  14. Un día después, de Vicente Battista.
  15. La pesquisa de Don Frutos, de Velmiro Ayala Gauna.
  16. El jardín de los senderos que se bifurcan, de Jorge Luis Borges.
  17. Orden jerárquico, de Eduardo Goligorsky.
  18. La banda moteada, de Arthur Conan Doyle.
  19. La playa mágica, de Manuel Peyrou.
  20. La historia del hombre leopardo, de Jack London.

Características del cuento policial

  • El relato va a contramano de la narración tradicional: al principio se presenta el enigma que debe resolverse al final de la historia. Además, el tiempo en el que se esclarecen los hechos tiene doble sentido: hacia el pasado se revela el crimen y hacia el futuro avanza la investigación.
  • Los enigmas (se conoce al autor del delito y sus móviles) se resuelven por medio de la deducción lógica, es decir, el detective o investigador se vale de la razón para resolver los crímenes.
  • En el inicio suele presentarse el misterio, que se convierte en el punto de partida de la investigación. Se describe la escena del crimen y se plantean las hipótesis que seguirá el detective. En el desenlace, este resuelve quién es el culpable del delito.
  • La resolución se consigue a partir del razonamiento del investigador, que se plantea una serie de hipótesis sobre quién es el autor y cuáles son los posibles móviles del delito. También a partir de la observación, análisis y examen de los hechos psicológicos y materiales.
  • Suelen desarrollarse en ambientes cotidianos, que son familiares para el lector.
  • La trama se caracteriza por el suspenso que ofrecen las acciones. Para ello, el autor siempre deja un elemento por resolver.
  • La solución del crimen resulta inesperada, y llega recién al final de la historia. De esta manera, el autor busca que el lector sea partícipe del relato, como un investigador más que intenta resolver el misterio.

Tipos de cuentos policiales

  • Tradicional o clásico. El detective (inteligente, brillante) resuelve el crimen utilizando gracias a sus dones deductivos. Se toman a la investigación como un reto a la inteligencia.
  • De problema. El crimen se resuelve a partir de pruebas psicológicas y físicas, además de las declaraciones de los testigos y sospechosos del crimen. A partir de estos elementos que brinda el autor, el lector puede desempeñarse como un detective más.
  • De espionaje. La historia es protagonizada por un agente secreto o espía que tiene como misión evitar conflictos bélicos entre dos o más países.
  • Negro. El detective cuenta con una vasta experiencia que lo ayuda a resolver crímenes que se producen en la marginalidad o que involucran negocios oscuros. En estas historias, el investigador trabaja a sueldo y durante la investigación deja entrever sus propias miserias.
  • Thriller. Esta tipo de historias atrapa al lector no tanto por su trama, sino por el ambiente angustioso en el que se ubica al protagonista. El suspenso es determinante.

Los personajes del cuento policial

Los personajes de los cuentos policiales suelen tener cualidades bien definidas, que no evolucionan ni se modifican a lo largo del relato. Además, se los presenta desde una perspectiva antitética, es decir, se enfrenta a “los buenos” con “los malos”.

  • Detective. Es quien investiga los acontecimientos. Se caracteriza por su capacidad analítica y deductiva. Es el héroe del cuento.
  • Acompañante. Su rol fundamental es relatar, además de acompañar y escuchar al detective. El autor busca que el lector se identifique con él, porque es el último en entender el crimen.
  • Criminal. Se lo plantea como la némesis del detective. Suele ser un ladrón, chantajista, asesino, falsificador o traficante.
  • Testigos. Son quienes tuvieron algún tipo de contacto con el delito. Gracias a los datos que le brindan al detective, lo ayudan a resolver el enigma.
  • Sospechosos. Son personajes a los que a lo largo de la historia se los considera culpables del delito. Se los va descartando a partir de las pruebas que recoge el detective con su investigación.

Ver además:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Cuentos policiales cortos". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/cuentos-policiales-cortos/