10 Ejemplos de
Gas a Sólido (y al revés)

Gas a sólido (y al revés)

La materia es todo aquello que posee masa y cuerpo y ocupa un lugar en el espacio. Puede encontrarse en tres estados: líquido, sólido y gaseoso. Cada estado posee características físicas que lo caracterizan.

Cuando se expone a la materia a grandes cambios de presión o temperatura esta puede experimentar un cambio en su estado (de sólido a gaseoso, de líquido a sólido, de gaseoso a líquido y viceversa). En todos los casos en los que ocurre un cambio en el estado de la materia, esta no se transforma en otra sustancia sino que cambia su aspecto físico sin alterar su composición química.

Los fenómenos que se dan cuando la materia pasa de estado sólido (posee una forma definida) a gaseoso (no posee volumen ni forma definida y se expande libremente), y viceversa, son:

  • Sublimación. Fenómeno mediante el cual la materia pasa del estado sólido al estado gaseoso sin pasar por el estado líquido. Por ejemplo: pastillas de naftalina que se degradan de manera paulatina de sólido a gaseoso, el hielo seco (dióxido de carbono seco). La sustancia absorbe el exceso de energía de su entorno.
  • Deposición o sublimación inversa. Fenómeno mediante el cual la materia pasa del estado gaseoso al estado sólido. Las partículas gaseosas se juntan más de lo que suelen estarlo y pasan directo al estado sólido sin pasar por el estado líquido. Este tipo de cambio se da generalmente por un descenso de la temperatura y bajo condiciones de presión determinadas. Por ejemplo: formación de la nieve o la escarcha. Este proceso libera energía.

Sin embargo, en la mayoría de los casos el elemento pasa de un estado gaseoso a uno líquido (condensación) y de allí a uno sólido. El cambio de gaseoso a sólido (y viceversa) se da bajo condiciones específicas.

Ejemplos de sólido a gaseoso (sublimación)

  1. Azufre. Sublima a altas temperaturas en gases con alto nivel de toxicidad.
  2. Yodo sólido. Tras la sublimación se transforma en un gas de color violeta.
  3. Arsénico. A presión atmosférica sublima a 613 °C.
  4. Hielo o nieve. Puede sublimar a temperaturas por debajo de 0 °C.
  5. Ácido benzoico. Sublima por encima de los 390 °C.
  6. Alcanfor. Sublima a cierta temperatura.
  7. Pastilla aromatizante. Sublima de manera paulatina al igual que la naftalina.

Ejemplos de gaseoso a sólido (sublimación inversa)

  1. Hollín. En estado caliente y gaseoso, sube, entra en contacto con las paredes de la chimenea y se solidifica.
  2. Nieve. Las bajas temperaturas provocan que el vapor de agua de las nubes se convierta en nieve.
  3. Cristales de yodo. Al calentarlos se producen vapores, que en contacto con un objeto frío se transforman nuevamente en cristales de yodo.



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Gas a Sólido (y al revés)". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-gas-a-solido-y-al-reves/