20 Ejemplos de Óxidos Básicos

Óxidos básicos

Los óxidos básicos, también conocidos como óxidos metálicos, son aquellos que combinan el oxígeno con un elemento metal. Dado que el oxígeno es muy electronegativo y los metales son electropositivos, la unión que se establece es iónica.

La fórmula elemental que representa a todos los óxidos básicos es XO, donde X es el elemento metálico y O el oxígeno. Cada uno de estos puede estar seguidos de subíndices (generalmente 2 o 3), los que aparecen intercambiando las valencias (es decir, la del metal con la del oxígeno).

Nomenclatura de los óxidos básicos

Nomenclatura tradicional: Los óxidos básicos se los nombra mencionando primero el término “óxido de” y luego el nombre del elemento metálico, u “óxido” seguido de un adjetivo que es el nombre del elemento metálico con diferentes terminaciones, como se detalla a continuación:

  1. En los metales que presentan un solo tipo de valencia (como sodio o calcio), la parte del metal se construye como palabra esdrújula con la terminación “ico”.
  2. En los metales que presentan dos tipos de valencia (como cobre o mercurio), si el óxido involucra la menor valencia, al nombre del metal se la agrega el sufijo “oso” y es palabra grave. Si involucra la mayor valencia, al nombre del metal se la agrega el sufijo “ico” y es palabra esdrújula.
  3. Cuando hay tres posibles valencias (como el cromo), si el óxido involucra la menor valencia, al nombre del metal se la agrega el prefijo “hipo” y el sufijo “oso”, y es palabra grave. Cuando involucra la valencia intermedia, al metal se lo nombra con la terminación “oso” y sigue siendo palabra grave, pero si involucra la valencia más alta, la terminación es “ico” y es palabra esdrújula.
  4. El metal que tiene cuatro posibles valencias (como el manganeso), el esquema es el mismo que el anterior para las primeras tres, pero cuando el metal se integra al óxido con la cuarta y mayor valencia, al nombre del metal se la agrega el prefijo “per” y el sufijo “ico”, y es palabra esdrújula.

Nomenclatura de Stock: Bajo esta nomenclatura, los óxidos se escriben y nombran como “óxido de” + elemento metálico + número romano entre paréntesis, el cual indica la valencia con la que el elemento metálico está interaccionando con el oxígeno.

Nomenclatura sistemática: Actualmente es la preferida por la IUPAC (International Union of Pure and Applied Chemistry), se mantiene el concepto de  nombrarlos como “óxidos de”, pero haciéndolo de forma precisa mediante el agregado del prefijo estándar griego que corresponda al número de átomos de oxígeno (a la palabra “óxido”) y al número de átomos del metal (al nombre del metal) que contiene cada molécula, usando como puente la preposición “de”.

Los óxidos básicos tienen innumerables usos en la industria farmacéutica, de pinturas, de materiales de construcción, plástica y otras.

Ejemplos de óxidos básicos

trióxido de dialuminioóxido manganoso
óxido cobaltosoóxido permangánico
óxido cúpricoóxido de calcio
óxido hipocromosoóxido de cinc
óxido ferrosoóxido cromoso
óxido férricoóxido crómico
óxido de magnesioóxido mercúrico
óxido plumbosotrióxido de dimanganeso
óxido estannosotrióxido de dicobalto
óxido estánnicodióxido de titanio

Otros tipos de óxidos: