20 Ejemplos de Bienes y Servicios

Bienes y servicios

Se llama en economía bienes y servicios al conjunto de los procesos y esfuerzos humanos que tienen como fin último satisfacer las necesidades de un individuo, una colectividad o de la especie entera.

Suelen manejarse como una categoría conjunta en términos macroeconómicos o de planificación social, pero representan dos segmentos distintos aunque no desconectados del quehacer humano en las sociedades.

¿Qué son los bienes?

Por bienes suele entenderse, en ese sentido, los objetos concretos, tangibles o no (como en el caso de la cultura o la identidad, que no puede tocarse), y que pueden consumirse a partir de la sociedad, es decir, se pueden comprar, obtener, negociar, recibir, etc. Cuando se habla de bienes mercancía, sin embargo, se alude a los objetos físicos comprables o negociables.

Los bienes pueden ser de varios tipos, como:

  • Muebles. Bienes que pueden trasladarse de un lugar a otro sin deteriorarlos, como un objeto portátil o un electrodoméstico cualquiera.
  • Inmuebles. Bienes que no pueden moverse de lugar sin deteriorarlos o variar su naturaleza, como los edificios.
  • Tangibles. Aquellos objetos que podemos asir, tocar, entregarle a otro en sus manos, como una taza de café.
  • Intangibles. Aquellos objetos cuya virtualidad o carácter cultural los hace imposibles de sujetar, como los valores patrios o como un programa de software.

Puede servirte: Ejemplos de Bienes

¿Qué son los servicios?

En cambio, los servicios son el conjunto de acciones realizadas por otra persona (o maquinaria, según sea el caso) por demanda de un consumidor específico que se satisface de ellos.

Cuando se habla de servicios puros, así, se realiza una abstracción para solamente considerar lo que un hombre es capaz de hacer por petición de otro para satisfacer su necesidad.

Los servicios profesionales o técnicos que podemos contratar son ejemplos de servicios.

Diferencias entre bienes y servicios

Si bien no son una misma cosa, es difícil que un servicio no involucre algún tipo de bienes, o que se consuma un bien únicamente, carente de servicios añadidos.

Así, cuando compramos un aparato de TV, podemos pensar que consumimos únicamente un bien, pero en realidad también hicimos uso de los servicios de un vendedor, de un distribuidor de la mercancía, de un soporte técnico eventual, etc.

Sin embargo, los bienes suelen considerarse estructurales, es decir, pueden ser renegociados, heredados o transferidos, mientras que los servicios ocurren en un período e instante determinado, pues se agotan en el tiempo. Los bienes pueden ser devueltos: un servicio, en cambio, no.

Ejemplos de bienes

  1. Departamentos, oficinas y casas. Los llamados bienes inmuebles, ya que no pueden moverse de lugar, son un ejemplo perfecto de bienes consumibles (comprables), heredables, retornables y estructurales.
  2. Computadores, celulares, videojuegos. Unos de los bienes más ampliamente producidos y consumidos en los tiempos contemporáneos son los vinculados con la revolución tecnológica de finales del siglo XX. La Internet, las telecomunicaciones y el mundo virtual implican una venta enorme de aparatos electrónicos.
  3. Libros, revistas, diarios. La cultura del papel también tiene sus bienes de consumo, si bien algunos sean perecederos (periódicos), otros periódicos (revistas) y otros duraderos (libros). Estos objetos son fruto de una industria editorial que los produce, difunde y comercializa.
  4. Sillas, muebles, escritorios. La carpintería y el trabajo de materiales para elaborar superficies es un ejemplo de bienes muebles (movibles) que pueden consumirse a voluntad y que son, de paso, indispensables para proveer ciertos servicios.
  5. Cigarrillos, café y alcohol. Estos productos estimulantes y drogas lícitas forman otro engranaje enorme de los bienes muebles rápida y multitudinariamente consumidos hoy en día.
  6. El software y las aplicaciones. Una de las grandes fuentes de bienes del mundo contemporáneo y digital, lo constituyen los programas de computadora y las aplicaciones para teléfonos inteligentes, como los videojuegos. Muchos de estos bienes intangibles, no obstante, implican realmente una serie de servicios sin los cuales, seguramente, no tendrían ningún chiste.
  7. Los zapatos, guantes y sombreros. Los accesorios de ocasión, elaborados de cueros e incluso derivados del petróleo, son bienes de intercambio muy demandados en los países de climas estacionarios.
  8. Ropa y textiles. La ropa y la vestimenta, de la mano de la moda y la fuerza publicitaria, es una de las ofertas inagotables de bienes muebles consumibles, que maneja un volumen de mercancía nacional e internacional realmente gigantesco.
  9. Automóviles y motocicletas. La industria del transporte abarca los automóviles de todo tipo, las motocicletas, vehículos alternativos y toda una gama de bienes mecánicos dependientes de la industria del combustible y que permiten los servicios de transporte.
  10. Joyas y bienes preciosos. Estos bienes se caracterizan por no tener un valor basado en su utilidad, sino en su belleza o en su valor de canje, un poco como el capital (que no es considerado tradicionalmente un bien, aunque actúe como uno).

Puede servirte:

Ejemplos de servicios

  1. Servicios de alimentación. Desde restaurantes étnicos y tradicionales, hasta cadenas de fast food o puestos ambulantes de comida, estos emplazamientos ofrecen un servicio de cocina de alimentos que termina apenas los clientes hagan lo mismo con sus platos.
  2. Servicios de transporte poblacional. Las líneas de taxi, los autobuses colectivos o incluso los transportes de tracción a sangre en poblaciones rurales, este sector representa un servicio indispensable para la vida en sociedad, ya que permiten la rápida circulación de los trabajadores.
  3. Servicios de limpieza doméstica. Se refiere a las conserjerías (porterías) de los edificios, tanto como al sector formal o informal de la limpieza doméstica.
  4. Servicios de telecomunicaciones. Uno de los grandes sectores en auge, a partir de la explosión tecnológica y de comunicaciones, es el de la telefonía celular y el Internet, necesarios en hogares y espacios de trabajo por igual.
  5. Servicios de interpretación y traducción. De especial significancia para el mundo diplomático y corporativo, de la mano de las leyes y reglamentos nacionales de legalización, apostillado, etc.
  6. Servicios editoriales. Se llama así a todo el sector encargado de promover, producir, corregir e imprimir (y a veces distribuir) los materiales de lectura tanto literaria como periódica (periódicos, libros, revistas).
  7. Servicios de reparación. Podríamos incluir aquí a los servicios técnicos de electricidad, plomería, mecánica y electrónica, que atienden casos particulares y permiten refaccionar o poner en marcha aparatos (cada vez más numerosos y necesarios) varios.
  8. Servicios educativos. Tanto los formales, académicos, promovidos por el Estado o bien privados, como los informales en el caso de talleres, cursos y seminarios. Son los servicios de formación profesional y esparcimiento de la información y la cultura.
  9. Servicios médicos. En su gigantesco abanico de especialidades, los médicos brindan un servicio de prevención y emergencia del deterioro del cuerpo que finaliza apenas la salud es restituida o el chequeo culmina.
  10. Servicios de distribución. Uno de los grandes sectores del mundo, el de transporte de mercancía y distribución, ya sea a gran escala (internacional) o escala local, se encargan de garantizar la movilidad y el flujo de los bienes producidos por los sectores manufactureros y primarios.

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 20 Ejemplos de Bienes y Servicios. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/20-ejemplos-de-bienes-y-servicios/
Mostrar
Ocultar