10 Ejemplos de Alucinógenos

Sustancias alucinógenas

Los alucinógenos son sustancias que producen alucinaciones, alteraciones profundas en la percepción de la realidad de quien las consume. Este cambio en la percepción de la realidad, habitualmente, viene acompañado de una modificación en el estado de la conciencia, en el pensamiento y en el estado de ánimo.

Bajo la influencia de los alucinógenos, las personas pueden ver imágenes, oír sonidos o percibir en su cuerpo sensaciones por medio del tacto que en realidad no existen.

Forma de consumo

Los diferentes tipos de alucinógenos, en general, se incorporan al cuerpo de distintas maneras que a veces se modifican con la intención de hacer al efecto de la alucinación más duradero e intenso.

Algunos alucinógenos como el DMT, el LSD, la Ketamina o el PCP se consumen habitualmente en forma de tabletas o pastillas pues su unidad de acción es líquida, mientras que oros como la Ayahuasca, el Peyote, la Psilocibina o la salvia suelen consumirse en tés o en otras infusiones.

Efectos inmediatos

La acción de la mayoría de los alucinógenos en el cuerpo puede comenzar a partir de los 20 minutos después de consumido, y en algunos casos se extiende incluso por horas.

En algunos casos, como en el de la salvia, el efecto es más corto e intenso, ocurriendo en el cuerpo con solo un minuto de diferencia con su consumo y con una duración de menos de media hora.

Los efectos físicos de corto plazo en general son el aumento del ritmo cardíaco, de la presión arterial y del ritmo respiratorio, así como en algunos casos las náuseas o los trastornos del sueño.

Consecuencias del consumo frecuente

Si bien los efectos no son iguales para todos los consumidores, el consumo recurrente de este tipo de drogas es seriamente peligroso, y puede traer consecuencias psíquicas como los desordenes receptivos (llamados flashbacks, en los que el consumidor experimenta una sensación visual extraña y peligrosa) así como la psicosis persistente. Estos disturbios pueden incluir miedo, paranoia o estrés extremo.

En el caso de alucinógenos de tipo natural, como los hongos psilocibina, es posible que se consuma alguna sustancia de tipo venenosa que puede llevar a la rápida muerte. Además, los trastornos del sueño son muy habituales entre estos consumidores.

Peligro y comercio mundial

Los alucinógenos son altamente peligrosos, y en muchos casos se subestima su peligro. La evidencia científica indica que algunos pueden ser adictivos mientras que otros producen una tolerancia, lo que implica que los que consumen con frecuencia deben cada vez tomar dosis más altas para que el efecto se produzca.

De esta manera, por el carácter ilegal, el tráfico de drogas de este tipo se vuelve muy recurrente en muchos países entre los que se destacan los de Europa: es cada vez más frecuente que se produzcan detenciones por tráfico de este tipo de drogas, aunque las drogas de tipo alucinógenas son las más difíciles de detectar por los operativos contra el tráfico, por sus características.

Ejemplos de sustancias alucinógenas

  1. Ayahuasca: Té hecho de varias plantas amazónicas. Como la bebida tiene una gran tradición en los pueblos indígenas amazónicos, algunos reconocen en su ingesta un valor potencialmente iniciático, y existe cierto mito de que una experiencia con esta droga facilita la toma de conciencia ciertas verdades del mundo.
  2. Salvia divinorum: Planta del sur de México. Como muchas veces se usó con fines terapéuticos, no está legislado del todo su tratamiento en muchos países, aunque en otros como Chile se encuentra prohibida.
  3. DMT: Compuesto químico que se encuentra en algunas plantas, pero también puede sintetizarse en un laboratorio.
  4. Fenciclidina: Analgésico general para la cirugías, que ya no se utiliza para esos fines y entonces aparece en otras formas.
  5. Ketamina: Analgésico para las cirugías, que se utiliza como una droga de este tipo. El cuerpo es inducido a una cantidad muy alta de anestésico, lo que acelera la pérdida de consciencia.
  6. DXM: Supresor de la tos, ingrediente activo de muchos medicamentos, que se utiliza como droga pues puede producir distorsiones del campo visual, entre otros.
  7. Ácido lisérgico de dietilamida: La droga de este tipo más consumida en el mundo. Una sustancia clara o blanca que se realiza con ácido de un hongo que crece en el centeno.
  8. Peyote: Cactus pequeño que tiene como ingrediente a la mezcalina. También tiene un uso terapéutico, pero en general se lo utiliza como té. Muchos países ya lo consideran ilegal.
  9. Psilocibina: Presente en algunos hongos de Norteamérica. Tiene distintos efectos, y en algunos casos también es asociada a ciertas experiencias de tipo místico. Existen muchas variedades de hongos de este tipo.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "10 Ejemplos de Alucinógenos". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-alucinogenos/