30 Ejemplos de
Diferencia entre actitud y aptitud

La actitud es la forma de comportarse o el estado de ánimo que se manifiesta en determinada situación. La aptitud es la capacidad o la habilidad que posee alguien para llevar a cabo una actividad.

Por ejemplo: Un diseñador de moda debe tener una actitud proactiva para hacer su trabajo con creatividad y una aptitud artística para poder combinar colores y formas de manera innovadora en una prenda.

Es muy común la confusión entre estos dos términos, porque se escriben de manera similar, pero hacen referencia a conceptos distintos. Sin embargo, tanto la actitud como la aptitud caracterizan la personalidad y la forma de relacionarse de una persona.

Actitud Aptitud
Es la predisposición a responder de determinada manera frente a ciertas situaciones similares. Es la capacidad para hacer algo o para cumplir una determinada función de manera eficiente.
El sujeto aprende a comportarse de cierta forma a través de la experiencia. El sujeto puede desarrollar determinadas aptitudes en mayor o menor medida.
Es adquirida, no es innata. Puede ser adquirida o estar determinada por causas biológicas, mentales o psicológicas.
Se relaciona con los sentimientos, las creencias y los pensamientos. Se relaciona con la inteligencia, el conocimiento y las habilidades.
Suele variar más que la aptitud. Suele variar menos que la actitud.
Por ejemplo: actitud positiva, actitud agresiva, actitud pasiva. Por ejemplo: aptitud artística, aptitud persuasiva, aptitud verbal.

¿Qué es la actitud?

Es la predisposición que tiene una persona a responder o actuar de determinada manera frente a situaciones, temas, personas o actividades similares. Una actitud se adquiere a través de la experiencia y, por eso, frente a un mismo estímulo, dos sujetos pueden tener comportamientos muy distintos.

Características de la actitud

  • Es adquirida, no es innata. Se adquiere en interacción social, ya que, a través de la experiencia, el sujeto desarrolla una tendencia a comportarse de la misma manera en circunstancias similares.
  • Se relaciona con los sentimientos, las creencias y los pensamientos. Está determinada por los sentimientos, las creencias y las representaciones mentales que el sujeto tiene en relación con una situación, porque estos tres factores orientan el comportamiento frente a estímulos similares.
  • Suele variar más que la aptitud. Puede cambiar con el tiempo, porque los sujetos modifican su forma de actuar en distintos entornos sociales o frente a nuevos factores externos o experiencias. Además, varía según la edad de la persona.

Tipos de actitud

Hay distintos tipos de actitud que se clasifican según distintos criterios:

  • Actitudes según la valoración afectiva. Se clasifican de acuerdo con cómo el sujeto valora la situación o el entorno.
    – Actitud positiva. El sujeto tiende a ver el lado positivo de las situaciones y suele encontrar beneficios en ellas.
    – Actitud negativa. El sujeto tiende a interpretar las situaciones de manera pesimista y no puede encontrar beneficios en ellas.
    – Actitud neutra. El sujeto no experimenta juicios positivos ni negativos frente a una situación.
  • Actitudes según la orientación a la actividad. Se clasifican de acuerdo con cuál es la disposición del sujeto para realizar una actividad.
    – Actitud proactiva. El sujeto resuelve problemas y se enfrenta a nuevos retos con autonomía, eficacia y originalidad.
    – Actitud reactiva. El sujeto no suele resolver problemas o enfrentarse a nuevos retos de manera autónoma.
  • Actitudes según la motivación. Se clasifican de acuerdo con las motivaciones que tiene el sujeto para hacer algo.
    – Actitud altruista. El sujeto actúa teniendo en cuenta los intereses y las necesidades de otras personas, aunque esto pueda provocar que él se perjudique.
    – Actitud interesada. El sujeto actúa teniendo en cuenta sus intereses y necesidades, pero sin pensar en que puede perjudicar a los demás.
  • Actitudes según las relaciones interpersonales. Se clasifican de acuerdo con cómo el sujeto interactúa con otros.
    – Actitud asertiva. El sujeto busca la conciliación con el otro, ya que considera que tanto sus preferencias y creencias como las de los demás son importantes.
    – Actitud agresiva. El sujeto solo tiene en cuenta sus opiniones y preferencias y puede llegar a mostrar desprecio por las creencias de los demás.
    – Actitud colaboradora. El sujeto intenta que todos participen por igual y que juntos puedan lograr aquello que se propusieron.
    – Actitud manipuladora. El sujeto busca que los otros hagan aquello que solo es beneficioso para él.
    – Actitud pasiva. El sujeto evita realizar distintos tipos de tareas y puede llegar a hacer lo que otros le pidan, incluso cuando esa actividad es contraria a sus intereses y necesidades.
    – Actitud permisiva. El sujeto permite que otros realicen actividades que pueden ir en contra de las normas morales o de sus creencias.
  • Actitudes según la percepción de la realidad. Se clasifican de acuerdo con qué prima, si lo emocional o lo racional, en la comprensión de la realidad.
    – Actitud racional. El sujeto interpreta y analiza la realidad desde la lógica y la razón.
    – Actitud emocional. El sujeto interpreta y analiza la realidad desde sus emociones.

¿Qué es la aptitud?

Es la competencia o capacidad que tiene una persona para hacer algo o para cumplir una determinada función de manera eficiente. Una aptitud se adquiere a través de la experiencia, pero también se relaciona con habilidades innatas.

Características de la aptitud

  • Puede ser adquirida, pero puede estar determinada por causas biológicas, mentales o psicológicas. Se puede adquirir a través de la experiencia, pero este proceso está condicionado por las características biológicas, mentales, psicológicas y cognitivas de los sujetos. Por ejemplo: Las personas tienen una predisposición innata a tener una aptitud social.
  • Se relaciona con la inteligencia, el conocimiento y las habilidades. Depende del conocimiento teórico o práctico que tenga el sujeto sobre un asunto o una actividad y de sus habilidades para llevar a cabo determinadas tareas con éxito.
  • Suele variar menos que la actitud. Se puede modificar, porque se la puede desarrollar en mayor medida a través de distintos medios, por ejemplo, a través del estudio. Además, las aptitudes varían según cuestiones biológicas o cognitivas, como la edad. Por ejemplo, Jean Piaget, un psicólogo y biólogo suizo, estudió las etapas del desarrollo cognitivo y estableció que a partir de los 11 o 12 años es posible desarrollar la aptitud abstracta.

Tipos de aptitud

Las personas pueden desarrollar determinadas aptitudes en mayor o menor medida. Algunas de ellas son:

  • Aptitud abstracta. Es la capacidad de comprender y producir teorías, conceptos e hipótesis.
  • Aptitud social. Es la capacidad de entender y relacionarse con otros sujetos.
  • Aptitud mecánica. Es la capacidad de comprender el desplazamiento y el funcionamiento de los objetos.
  • Aptitud espacial. Es la capacidad de comprender e imaginar espacios.
  • Aptitud numérica. Es la capacidad de entender y realizar operaciones con números.
  • Aptitud verbal. Es la capacidad de comprender y elaborar discursos o enunciados de manera oral o escrita.
  • Aptitud artística. Es la capacidad de utilizar y de comprender el uso de formas y colores teniendo en cuenta sus cualidades estéticas.
  • Aptitud ejecutiva. Es la capacidad de guiar y planificar las actividades de un equipo de trabajo.
  • Aptitud musical. Es la capacidad de comprender y de realizar composiciones musicales.
  • Aptitud persuasiva. Es la capacidad de utilizar argumentos para defender una opinión y para convencer a los demás.
  • Aptitud organizacional. Es la capacidad de categorizar información o de planificar.

Ejemplos de diferencia entre actitud y aptitud

  1. Actitud positiva. El vuelo de una persona para volver a su hogar tiene más de un día de demora, pero ella cree que es una buena oportunidad para ir a visitar un museo que no pudo conocer.
  2. Actitud negativa. Comenzó a llover y una persona no puede parar de pensar que se olvidó el paraguas y que se mojará todo el día.
  3. Actitud neutra. Una persona fue a comprar helado, pero no había de su gusto favorito; sin embargo, demostró imparcialidad frente a esta situación.
  4. Actitud proactiva. A una persona le asignaron una nueva tarea en su trabajo y, tras resolver algunas dudas, pudo terminarla en poco tiempo.
  5. Actitud reactiva. A una persona le gustaría cambiar de trabajo, pero no lo hace porque prefiere quedarse en el puesto que ya sabe desempeñar.
  6. Actitud altruista. Un hombre le regaló su automóvil a su hermana, porque creía que ella lo necesitaba más que él.
  7. Actitud interesada. Una persona trata bien a su colega, porque cree que él puede ayudarla a conseguir el trabajo de sus sueños.
  8. Actitud asertiva. Una persona se pone de acuerdo con su vecino respecto a los horarios en los que se pueden hacer ruidos fuertes.
  9. Actitud agresiva. Una persona no le contesta a su colega de trabajo sobre un asunto laboral, porque no está de acuerdo con la opinión política de él.
  10. Actitud colaboradora. Un grupo de personas en el que todos se escuchan y opinan al realizar una lluvia de ideas.
  11. Actitud manipuladora. Un compañero de trabajo que continuamente intenta convencer a los demás de que realicen los proyectos que él plantea, pero que nunca participa en aquellos que otros proponen.
  12. Actitud pasiva. Una persona se anota en un torneo de fútbol porque se lo pidieron sus amigos, pero a ella no le gusta este deporte.
  13. Actitud permisiva. Un profesor les deja usar el celular en clase a los estudiantes, pero las normas de la escuela lo prohíben.
  14. Actitud racional. Una persona considera que es conveniente esperar a que pare de llover para hacer una excursión en la montaña.
  15. Actitud emocional. A pesar de que sabe que es segura, una persona no quiere subirse a una montaña rusa porque le da miedo.
  16. Aptitud abstracta. Una persona que puede comprender una fórmula matemática.
  17. Aptitud social. Una persona que mantiene un diálogo con otra.
  18. Aptitud mecánica. Una persona que puede comprender el funcionamiento de un reloj analógico.
  19. Aptitud espacial. Un arquitecto que proyecta el diseño de un edificio.
  20. Aptitud numérica. Una persona que realiza una multiplicación.
  21. Aptitud verbal. Una persona que escribe un poema.
  22. Aptitud artística. Una persona que realiza un dibujo.
  23. Aptitud ejecutiva. Una persona, que es el gerente de una compañía, organiza las etapas y los roles para el desarrollo de un proyecto.
  24. Aptitud musical. Una persona que compone una sinfonía.
  25. Aptitud persuasiva. Una persona que escribe un ensayo argumentativo.
  26. Aptitud organizacional. Una persona que planifica cómo será una ciudad.
  27. Aptitud abstracta. Una persona que puede comprender las leyes de la física.
  28. Aptitud numérica. Una persona que realiza el balance de una empresa.
  29. Aptitud verbal. Una persona que responde las preguntas de una entrevista.
  30. Aptitud persuasiva. Una persona que expresa su punto de vista y lo defiende con argumentos en un debate.

Puede servirte:

¿Cómo citar?

"Diferencia entre actitud y aptitud". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://www.ejemplos.co/diferencia-entre-actitud-y-aptitud/. Última edición: 1 de julio de 2022. Consultado: 27 de septiembre de 2022

Sobre el autor

Autor: Carla Giani

Licenciatura en Ciencias de la Educación (Universidad de Buenos Aires). Profesorado en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Última edición: 1 julio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)