30 Ejemplos de
Coplas cortas

Las coplas son un tipo de poema muy popular en la tradición hispana. Son composiciones poéticas breves que generalmente están destinadas a ser cantadas. Suelen estar formadas por versos de arte menor (en la mayoría de los casos de ocho sílabas o menos) y utilizan un lenguaje coloquial para tratar temas de la vida cotidiana. Por ejemplo:

Compañerito del alma,
cante usted, vamos cantando,
que si usted no sabe coplas,
yo se las iré apuntando.

Se estima que las coplas surgieron en España en el siglo XVII, como una forma de expresión popular. Aunque es frecuente que los autores de las coplas tradicionales sean desconocidos, también ha habido algunos copleros de renombre, como Rafael de León, Manuel López Quiroga, Antonio Quintero y Federico García Lorca. Por ejemplo:

Mariposa del aire,
qué hermosa eres,
mariposa del aire
dorada y verde.


(Fragmento de “Mariposa del aire”,
de Federico García Lorca)

Las coplas suelen tener rima, esto es, la repetición de sonidos al final de los versos. Las rimas pueden ser asonantes (coinciden solo las vocales a partir de la vocal tónica) o consonantes (coinciden vocales y consonantes a partir de la vocal tónica). Por ejemplo:

Al verme triste a tu lado
no me preguntes qué tengo;
tendría que responderte,
y yo acusarte no quiero.

(Fragmento de “Dentro de un tropel
de penas”, de Augusto Ferrán)

Temáticas de las coplas

Las coplas pueden abordar distintas temáticas. Así, se pueden encontrar coplas sobre el amor, el desamor, la muerte, la religión y la vida cotidiana, entre muchos otros temas. Por ejemplo:

Es de tal modo el amor,
y sus efectos son tales,
que lo declaran los ojos,
aunque la boca lo calle.

Además, las coplas suelen contar con recursos de doble sentido para generar efectos cómicos en el público. Por ejemplo:

Mis hijos cuando me enfermo
corren a darme asistencia
y a la vuelta de mi cama
discuten sobre la herencia
.

También son muy populares las coplas infantiles, ya que al ser composiciones sencillas y tener rimas, son ideales para acompañar con música y ser cantadas, por lo cual son muy fáciles de recordar. Por ejemplo:

En la punta de aquel cerro,
suspiraba un sapo rengo,
y en el suspiro decía:
ganas de correr no tengo.

(Fragmento de “Coplitas”,
de Mariana Carrizo)

Ejemplos de coplas cortas

Para mí todo es bonito,
para mí todo es igual,
soy un hombre afortunado
que canta siempre al despertar.

En la punta de aquel cerro
yo he clavado mi facón,
así clavaste tus ojos
dentro de mi corazón.

Coplas vienen, coplas van,
coplas no me han de faltar.
Coplas salen de mi pecho
como ovejas de un corral.

Yo no sé qué dice el viento,
yo no sé qué dice el mar,
mas cuando miro al horizonte
siempre comienzo a llorar.

Compañerito del alma,
¿sabe usted lo que yo digo?
Que el que no sabe leer,
¿para qué quiere los libros?

Deja correr al caballo,
no le tires de la rienda,
que puede ser que algún día
quieras correrlo y no puedas.

Mis anhelos nunca he perdido,
mas mi camino he cambiado
pues los senderos se bifurcan
pero mi alma aún sigue esperando.

Las cuatro más necesarias
urgencias del hombre son,
a mi corto parecer:
hambre, sueño, sed y amor.

Una me dijo que sí,
otra me dijo que no;
la del sí quería ella,
la del no quería yo.

Al atardecer canto
una alabanza al cielo,
mas no tengo mi rima
y entonces yo me lamento.

Todo mi ser ha amado
a aquel que con desprecio me vio,
aunque mis pesares yo he olvidado
mi dolor nunca cesó.

Todo lo que pido es un deseo:
que me abrace por las noches,
y sea al despertar mi ensueño
para que mi risa pueda mantenerse
más allá del simple recuerdo.

Aquel amor de verano
que jamás he olvidado
hoy quisiera reencontrarlo
por nuestro amor demorado.

Entre más pienso en lo perdido,
más vivo el presente,
pues lo perdido ya se ha ido
y el presente late en mi ser asiduamente.

Treinta días trae septiembre
con abril, junio y noviembre,
de veintiocho solo hay uno
y los demás, treinta y uno.

Mi amor esperanzador
ya se ha esfumado,
pues con el tiempo he aprendido
que lo pasado se ha marchado.

Cuando mi corazón siente
mi boca calla,
cuando mi mente piensa
mis labios hablan.

Estoy cansada de esperar
que tu amor me elija como antes,
más prefiero olvidar
todo tu desprecio errante.

Tus ojos, morena,
se parecen a ti,
porque pestañean
como un colibrí.

No adelantes el discurso
sino para pensar bien,
porque a veces discurrimos
lo que no ha sido ni es.

Dale la mano al caído
y ayúdale a levantar
mira que estás en el mundo
y algún día tú caerás.

El tiempo y el desengaño
son dos amigos leales,
que despiertan al que duerme,
y enseñan al que no sabe.

Sufre, si quieres gozar;
baja, si quieres subir;
pierde, si quieres ganar;
muere, si quieres vivir.

“Copla esparça”, de Rubén Darío
(A la manera del mismo)

¡La gata blanca! En el lecho
maya, se encorva, se extiende.
Un rojo rubí se enciende
sobre los globos del pecho.
Los desatados cabellos
la divina espalda aroman.
Bajo la camisa asoman
dos cisnes de negros cuellos.

TORNADA

Princesa de mis locuras,
que tus cabellos desatas,
di, ¿por qué las blancas gatas
gustan de sedas obscuras?

“La copla”, de Manuel Machado

Hasta que el pueblo las canta,
las coplas, coplas no son,
y cuando las canta el pueblo,
ya nadie sabe el autor.

Tal es la gloria, Guillén,
de los que escriben cantares:
oír decir a la gente
que no los ha escrito nadie.

Procura tú que tus coplas
vayan al pueblo a parar,
aunque dejen de ser tuyas
para ser de los demás.

Que, al fundir el corazón
en el alma popular,
lo que se pierde de nombre
se gana de eternidad.

Coplas cortas para niños y niñas

Un gato pasó maullando
por el tejado gris,
el pájaro pasó chillando
como si fuera una perdiz.

Las flores son primavera,
el verano es eterno,
en otoño las hojas caen,
y después viene el invierno.

Hoy me ha dicho la luna
que el perro y el ratón
se han juntado esta noche
con el panda y el león.

Mi madre trajo naranjas,
su hermano ciruelas;
podremos comerlas juntos
de camino a la escuela.

Duerme la niña en su cuna,
duerme el perro en el cojín;
por las noches agradezco
que todos duerman al fin.

Tipos de coplas

Por lo general, las coplas contienen versos de arte menor y suelen presentar las siguientes formas métricas:

  • Cuarteta de romance. Tienen versos octosílabos, y las rimas están entre el segundo y el cuarto verso, mientras que el primero y el tercero son libres.
  • Redondilla. Tienen versos octosílabos, donde riman entre sí el primer verso con el cuarto, y el segundo verso con el tercero.
  • Seguidilla. Tienen los versos impares de siete sílabas y de rima libre, mientras que los versos pares son de cinco sílabas y con rima asonante.

Para tener en cuenta: Existe un tipo de copla de arte mayor, cultivada durante el siglo XV y parte del siglo XVI, cuyas estrofas se componen de ocho versos de doce sílabas cada uno, que riman el primero con el cuarto, el quinto y el octavo; el segundo con el tercero, y el sexto con el séptimo.

Sigue con:

Test interactivo para practicar

¿Cómo citar?

"Coplas cortas". Autor: Natalia Ribas. De: Argentina. Para: Enciclopedia de Ejemplos. Disponible en: https://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-coplas-cortas/. Última edición: 7 marzo, 2023. Consultado: 29 mayo, 2023.

Sobre el autor

Autor: Natalia Ribas

Licenciada en Letras (Universidad de Buenos Aires).

Fecha de publicación: 23 noviembre, 2016
Última edición: 7 marzo, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

¡Genial! gracias por visitarnos :)