Clima, flora y fauna de la
Sabana

Clima, Flora y Fauna de la Sabana

Sabana

La sabana o pradera tropical es un ecosistema que se caracteriza por sus llanuras cubiertas de pastos con una escasa cantidad de árboles de baja estatura dispersos entre sí. Posee un clima cálido y dos estaciones: una húmeda y otra seca, lo que explica la poca diversidad de su vegetación. Su suelo carece de muchos nutrientes y presenta grandes pastizales de color verde claro o amarillo.

Existen diferentes tipos de sabana; en ellas varían el clima, el tipo de suelo, la fauna y la flora. Todas ellas se encuentran ubicadas en el hemisferio sur, las más reconocidas están en el continente africano, por ejemplo: las sabanas sudanesas, la sabana arbustiva de Kenia. También existen algunas sabanas en Sudamérica, en el norte de Australia y la India.

Tipos de sabana

Las sabanas se clasifican según su clima y tipo de suelo en:

  • Sabana de la zona intertropical. También conocida como chaparral, pastizal, llanura o pampa, presenta un suelo poco fértil que toma un color rojizo (rico en hierro). Su clima es cálido. Suelen alternarse dos períodos de lluvia (lo que genera la formación de pantanos) con uno de sequía (que puede producir incendios naturales). Por ejemplo: la sabana del Serengueti en Tanzania. 
  • Sabana templada. También conocida como pradera, este tipo de sabana presenta un suelo fértil, aunque el clima suele ser frío y seco en invierno. Se alternan dos estaciones anuales: una templada y otra calurosa.
  • Sabana mediterránea. Este tipo de sabana posee un suelo seco y muy poco fértil. Las precipitaciones son escasas lo que genera un ambiente semiárido.
  • Sabana montañosa. Por encontrarse en altitudes elevadas (zonas alpinas o subalpinas) en este tipo de sabana el clima es frío y sufre abundantes precipitaciones.

Flora de la sabana

Por su clima y sus suelos poco fértiles, los vegetales de la sabana suelen almacenar agua en sus raíces profundas, tienen semillas muy resistentes a la sequía y se han adaptado a las condiciones climáticas extremas.

La sabana se caracteriza por sus arbustos de diferente tipo y las plantas bajas. Se destacan las gramíneas y los matorrales. La sabana posee una escasa cantidad de árboles (que suelen encontrarse a orillas de los ríos).

En el caso de la sabana africana, los árboles más frecuentes son las acacias y los baobabes y las hierbas más frecuentes son el pasto rodesio, el pasto de limón, el pasto estrella y el pasto de las bermudas.

Fauna sabana

Fauna de la sabana

La fauna varía según el tipo de sabana. La sabana africana, que es la más estudiada y reconocida, se caracteriza por la presencia de mamíferos con patas largas y fuertes entre los que se destacan ciervos, jirafas, elefantes, leones, tigres, hipopótamos y algunos reptiles como cocodrilos, lagartijas e iguanas. Muchos de estos animales migran durante la temporada seca hacia otras regiones más propicias.

Un gran número de animales de la sabana son herbívoros y se alimentan de los pastos y hierbas; también existen una gran cantidad de depredadores que se alimentan de estos animales.

Las aves de la sabana se caracterizan por tener alas grandes que les permiten recorrer grandes distancias, ya que muchas de ellas son migratorias. Existe un gran número de aves carroñeras.

Ejemplos de flora de la sabana

Acacia Baobab Hierba de paja
Albizia Curatella americana Mopane
Algarrobo Euforbio Palmas
Andropogon Guayaba Sauce
Anogeissus Hierba Bahía
Themeda triandra

Ejemplos de fauna de la sabana

Antílope Elefante Marabú
Avestruz Hipopótamo Rinoceronte
Cebra Jirafa Suricata
Chita León Termitas
Ciervo Mamba negra Tigre


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Sabana". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/sabana/