Ejemplos de
Ética Profesional

Se conoce como deontología o ética profesional a un campo de estudios filosóficos pertenecientes a la ética aplicada (del griego ethos, “costumbre”), cuyo principal cometido es pensar, construir y revisar las normas morales que rigen el ejercicio de una profesión. Es decir, esta disciplina estudia cuál es el modo moralmente aceptable, o sea, ético, de ejercer una profesión.

En sí misma, la deontología no juzga a las personas ni impone castigos: de eso se encargan las instituciones y organismos colegiados. Sin embargo, se encuentra involucrada en la creación de los códigos deontológicos, que son los conjuntos de normas que rigen de manera práctica el correcto desempeño profesional. Estos códigos son necesarios, en la mayoría de los casos, porque el ejercicio de dichas profesiones implica una cuota de poder y/o de responsabilidad para con terceros.

La ética profesional es una disciplina muy vasta, en la que existe un subcampo para cada profesión que así lo requiera. De ese modo podemos hablar de ética periodística, ética médica, ética jurídica, etc.

Ejemplos de ética profesional

Los siguientes son algunos ejemplos posibles de la aplicación de la ética profesional:

  1. El secreto profesional. Los profesionales médicos, legales y psicológicos están obligados profesionalmente a ser discretos, ya que tienen acceso a información sensible y personal de sus clientes. Por esa razón, lo que estos profesionales hablen con sus clientes durante el ejercicio de sus labores está amparado por el secreto profesional y nadie más puede saberlo (excepto si rompe la ley o se pone en peligro a terceros). Un profesional que divulgue dichos secretos o se aproveche de ellos está, por ende, siendo poco ético profesionalmente.
  2. La competencia profesional. Un aspecto importante de la ética profesional tiene que ver con la capacitación para un cargo y la posibilidad de su desempeño. Un profesional que mienta respecto a sus capacidades o que acepte a sabiendas un trabajo para el cual no está capacitado estará exponiendo a sus clientes a un riesgo. En todo caso, el profesional debe ser sincero sobre sus capacidades y dejar que el cliente elija correr o no el riesgo.
  3. El juramento hipocrático. Los profesionales de la medicina, sin importar su rama de especialidad, toman al graduarse un juramento público y solemne, conocido como el “juramento hipocrático” (en honor a Hipócrates, el padre griego de la medicina). En este juramento, se comprometen con el principio fundamental de la medicina, que es hacer el menor daño posible a sus pacientes, o sea, nunca utilizar sus conocimientos para ponerlos en riesgo innecesariamente o para lastimarlos intencionalmente.
  4. La separación de lo profesional y lo personal. En la totalidad de los códigos deontológicos se establece la necesaria separación entre la vida personal y la vida laboral de los profesionales. Por ejemplo, cuando un profesor debe evaluar a su cónyuge, un juez debe juzgar a un familiar o un psicólogo debe tratar a un amigo, en general, estas situaciones se evitan para preservar la objetividad y la honestidad del ejercicio profesional.
  5. La honestidad financiera. El ejercicio de una profesión a menudo involucra manejar el dinero de terceros, o asesorar a terceros respecto a sus bienes y finanzas, y a veces expone al profesional al manejo de dineros públicos. La ética profesional abarca también la honestidad financiera: el compromiso con la verdad a la hora de hablar de dinero. Por ejemplo, un profesional financiero que infla las cifras de su empresa para vender sus acciones, o que disimula sus ganancias para negarle impuestos al Estado actúa de manera poco ética.
  6. La solidaridad gremial. Muchas profesiones poseen gremios e instituciones destinadas a coordinar el libre ejercicio de la profesión, de manera que el beneficio de uno o unos pocos no implique el perjuicio de la mayoría de sus colegas. En este sentido, los profesionales están llamados a respetar la voluntad gremial y a ser responsables y respetuosos con sus colegas. Por ejemplo, no se ve bien que un profesional ejerza su oficio de manera clandestina cuando su gremio convocó a huelga, buscando la mejoría laboral de todos los profesionales.
  7. El cuidado medioambiental. Un aspecto cada vez más importante de la ética profesional tiene que ver con la repercusión de sus labores en el medio ambiente, o sea, el daño ecológico que hace. Los profesionales deben estar conscientes de ello y deben estar dispuestos a reducir la huella ecológica de su trabajo, en general adaptándose a las máximas de reducir, reusar y reciclar.

Referencias:

Sigue con:

¿Cómo citar?

"Ética Profesional". Autor: Sabrina B.. De: Argentina. Para: Enciclopedia de Ejemplos. Disponible en: https://www.ejemplos.co/etica-profesional/. Última edición: 31 de marzo de 2022. Consultado: 17 de mayo de 2022

Sobre el autor

Autor: Sabrina B.

Última edición: 31 marzo, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)