10 Ejemplos de
Juegos de mesa para niños

Los juegos de mesa son actividades lúdicas que están formadas por un tablero y fichas y se clasifican según su complejidad en juegos de mesa de adultos y juegos de mesa de niños. Los juegos de mesa de niños tienen como fin el entretenimiento o la enseñanza de conceptos o habilidades, se utilizan tanto dentro como fuera del ámbito escolar, y suelen jugarse de a dos o más personas. Por ejemplo: el ludo, el Monopoly o las damas.

Existen diferentes tipos de juegos de mesa para niños, que varían según la edad a la que están dirigidos y las diferentes áreas del individuo que estimulan. Entre los principales beneficios de los juegos de mesa están: el desarrollo de habilidades motoras finas, de lectura, de la conciencia fonémica, de la memoria y la concentración y del pensamiento flexible.

Además, los juegos de mesa son recomendados para asentar conocimientos escolares, promover funciones de combinación y clasificación, elevar la atención y fomentar el trabajo colectivo o en grupo.

Puede servirte:

Ejemplos de juegos de mesa para niños

  1. Zingo

Es un juego de mesa que consiste en unir palabras con la imagen a la que corresponde cada una de ellas. Existen también versiones del Zingo con números y bilingües.

El Zingo ayuda a estimular las habilidades motoras finas, coordinar imágenes y fomenta la práctica de las primeras palabras. Es recomendado para niños entre los 4 y los 7 años.

  1. Rompecabezas o puzle
rompecabezas
Los juegos de mesa son actividades lúdicas.

El puzle es un juego muy popular que consiste en armar una imagen que está fragmentada en diferentes partes o piezas que varían en su forma. Existen diferentes tipos de puzle (según su grado de complejidad, el tamaño de la imagen y de las piezas), por lo que existen puzles dirigidos a niños de distintas edades a partir de los 2 años.

Los rompecabezas estimulan las funciones motoras finas, el trabajo en equipo, la disciplina en el juego, la paciencia, la orientación mediante las formas y los colores y la observación.

  1. Bloques

Es un juego en el que se usan bloques de madera, plástico u otros materiales y en el que no es necesario seguir un orden o reglas, sino que, por el contrario, permite que el niño organice de qué modo desea jugar.

Los bloques ayudan a la estimulación de las habilidades visuales y espaciales, la coordinación y la programación de proyectos o de secuencias. Además, es un juego utilizado para evaluar la creatividad del niño y permite observar otros trastornos como agresividad, frustración o miedo.

Existen distintos tipos de bloques que varían en tamaño y forma y son especialmente utilizados en niños entre los 4 y los 8 años.

  1. Ludo
ludo
Para jugar al ludo se necesita un tablero, fichas y dados.

El ludo es un juego que consiste en lanzar los dados desde el punto de partida en el que cada jugador tiene su propia ficha. A medida que transcurre el juego, los jugadores lanzan los dados para llegar a la meta y ganar el juego.

Este juego es muy utilizado para fomentar las funciones del orden, el trabajo en equipo, la competencia, la secuencia lógica, la paciencia, la distinción de colores, el cumplimiento de las reglas, entre otras.

Se utiliza con niños a partir de los 5 años y se puede jugar en equipos o hasta 4 jugadores.

  1. Monopoly

El Monopoly es un juego de mesa en el que los jugadores comienzan con determinada suma de dinero inicial y, a medida que lanzan los dados, intentan comprar y vender diferentes propiedades.

Su edición original es recomendada para mayores de 8 años, pero también existe una versión Monopoly Junior dirigida a niños de entre 5 y 8 años.

Con este tipo de juego se busca introducir a los niños en la idea de la valoración del dinero, su intercambio, las posibilidades de su autoadministración y las consecuencias de su manejo erróneo.

  1. Pictionary
pictionary - juego de mesa
Los juegos de mesa para niños varían según la edad del niño.

El Pictionary es un juego en el que el jugador tiene una ficha y, luego de lanzar los dados, debe avanzar hasta un casillero y extraer una tarjeta que le pedirá que dibuje algo. Cada jugador deberá desarrollar habilidades mímicas o gráficas para que el resto de los jugadores adivinen la palabra dibujada.

Es un juego recomendado a partir de los 7 años y entre sus principales beneficios están: la estimulación de la coordinación motora fina, la elaboración del pensamiento abstracto, la producción del pensamiento secuencial, el desarrollo de la imaginación, el uso de la observación y la atención, el fomento del trabajo en equipo, entre otros.

  1. Scrabble

El Scrabble es un juego en el que hay que formar palabras o frases de manera espontánea con las letras que se tienen en el tablero.

Con el juego Scrabble se fomenta la construcción de palabras, el correcto uso ortográfico y las funciones secuenciales del alfabeto. Además, amplía el vocabulario y estimula la comprensión y el pensamiento lateral.

Se recomienda para niños a partir de los 8 años.

  1. Damas
damas
Las damas es un juego que estimula la coordinación motora.

El juego de las damas consiste en desplazar las fichas en forma diagonal para “comer” las fichas del oponente. Es un juego recomendado para niños a partir de los 7 años.

Este juego estimula las funciones cognitivas avanzadas, ya que exige el conocimiento de reglas. Por otra parte, exige la coordinación motora fina y la elaboración de estrategias secuenciales para poder llegar al objetivo del juego.

  1. Dominó

El dominó es un juego de mesa en el que se utilizan fichas rectangulares blancas divididas en dos y con puntos negros. Se juega con un mínimo de 2 jugadores que colocan las piezas de igual valor unidas una tras otra.

El dominó es un juego de mesa muy popular, que varía en características físicas según el público al que esté dirigido. Existen dominós que pueden ser usados a partir de los 3 años.

Es un juego beneficioso porque estimula la memoria visual, la concentración y la actividad motriz. Ayuda a los niños a seguir ciertos pasos y reglas y ser pacientes. Además, fomenta el juego en equipo y ayuda a incorporar conceptos matemáticos básicos.

  1. El Uno

El Uno es un juego de cartas surgido en Estados Unidos en 1971, popular en múltiples países alrededor del mundo. Consiste en un mazo de cartas especiales que tienen información que se usa para marcar el curso del juego. Este mazo es repartido entre todos los jugadores y gana aquel que se deshace de todas sus cartas.

Es un juego recomendado para niños a partir de los 6 años y pueden jugar de 2 a 10 jugadores. Entre sus principales beneficios están la estimulación de la memoria, de la concentración, de las relaciones sociales, de la comunicación y de la estrategia. Además, permite al niño incorporar conocimientos matemáticos y aprender a acatar consignas y reglas.

Sigue con:



Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2019). "Juegos de mesa para niños". Recuperado de: https://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-juegos-de-mesa-para-ninos/